Por Qué es Necesario Legalizar Todas las Drogas

Published :
Categories : BlogCannabisEl MundoLeyes AntidrogasPsicodélicos

Por Qué es Necesario Legalizar Todas las Drogas

La prohibición en materia de drogas es un peso que hemos estado soportando durante décadas, y ya es hora de realizar un cambio.

Como la Guerra contra las Drogas sigue fracasando, los gobiernos, científicos y gente de a pie están empezando a buscar otras alternativas. Una de las estrategias que está adquiriendo mucha popularidad es la idea de legalizar por completo las drogas – si, todas.

¿Por qué? Porque funciona mucho mejor que prohibirlas. Antes de que que te mofes y lo taches de absurdo, echa un vistazo a las pruebas.

EL RAZONAMIENTO

Algunas de las mentes más brillantes e informadas, se han retirado a meditar sobre el problema de las drogas y han vuelto con la idea de la completa legalización. ¿Por qué? La legalización total tiene algunas ventajas teóricas. En primer lugar, si algo hemos aprendido de la historia, es que penalizar un producto por el que existe una gran demanda, no hace más que propiciar la aparición de un mercado negro. Las ramificaciones legales no disuaden a la gente, pero generan un entorno peligroso y sin regular, donde las bandas y sindicatos criminales campan a sus anchas.

No hay mejor ejemplo que la prohibición estadounidense del alcohol, que duró desde 1920 a 1933. La prohibición no consiguió reducir el consumo de alcohol, si no que aumentó el número de presos, provocando un terrible ascenso de la actividad criminal, que resultó en un aumento del 400% de las muertes por alcohol, debido a la mala calidad de éste y a la falta de regulación.

También se da el hecho de que cuando se prohíbe una sustancia, como la droga, se trata a sus usuarios como si fueran criminales, en lugar de como, en potencia, gente que necesita ayuda. Pero decir que todo usuario de drogas necesita ayuda, es igual de erróneo; la gente que disfruta de un poco de hierba o psicodélicos de manera habitual, te dirán por donde te puedes meter tu ayuda, porque, sinceramente, no la necesitan. Sin embargo, si a un fumador de hierba se le ofrece un poco de educación en cuanto a los efectos del cannabis, y sobre formas seguras de usarlo, en vez de darle en toda la cara con unos antecedentes penales, existe la posibilidad de que reduzca su uso y de que lo consuma de manera responsable.

Claro, que hay usuarios de drogas que sí necesitan ayuda, como los adictos a sustancias más duras, que están dañando gravemente su cuerpo. En esta situación, en vez de ser tratados como criminales, deberían tratarles como pacientes que necesitan de cuidados médicos. En cualquier caso, es imperativo que la legalización no se convierta en un programa de tratamiento obligatorio. Si, algunos usuarios tienen problemas, pero no todos. El tratamiento obligatorio, del tipo que se ha impuesto en Portugal, no capta exactamente la idea: El consumo de drogas tampoco es una enfermedad.

Otro argumento para la legalización es el coste. Cada año, se gastan millones de euros para hacer cumplir la prohibición y encarcelar a delincuentes menores. Imagínate todo lo que se podría hacer si ese dinero, y tiempo, se invirtiera en salud, educación, o en perseguir a criminales más peligrosos. Pero la legalización no solo podría ahorrar dinero, también generaría más, a través de la regularización y los trabajos e impuestos creados por ésta.

Otro aspecto a considerar es que los arrestos relacionados con el consumo de drogas tienden a concentrarse en un desproporcionado segmento de la sociedad, concretamente en los pobres y minorías étnicas. Podríamos pensar: "a lo mejor es que consumen más", pero según varios informes, incluyendo éste de la organización benéfica Release, no es así. En todo caso, la gente blanca consume más drogas, pero tienen menos probabilidad de ser registrados o arrestados. La legalización de las drogas hace que este problema sea redundante.

LA EVIDENCIA

Uno de los modelos que muestran que la despenalización, y en potencia la legalización, puede ser un beneficio para la humanidad, es Portugal. En Portugal, todas las drogas están despenalizadas desde hace más de 10 años, y esto ha causado una revolución en el abuso de sustancias y los crímenes relacionados con las drogas.

Al enfocarse en el tratamiento, educación y prevención, en lugar del procesamiento de los usuarios, el número de muertes y enfermedades relacionadas con las drogas ha caído en picado - y sin darse un aumento en el consumo general que muchos temían que traería consigo la despenalización. Además, como la gente no es enviada a la cárcel por delitos menores, la tasa de delincuencia ha disminuido, y las actividades criminales relacionadas con el negocio de las drogas no han ido en aumento.

Para obtener más información sobre los efectos de la despenalización, echa un vistazo a este reciente informa de Transform, una organización benéfica del Reino Unido.

Es una situación en la que todos salimos ganando. No se han dado efectos negativos como consecuencia de la despenalización de las drogas. No hay un mayor riesgo para los niños, no hay un aumento de la delincuencia, las drogas no están más accesibles y los recursos se usan de mejor manera.

Esto también queda demostrado en dos acontecimientos muy recientes: la Organización Mundial de la Salud ha hecho un llamamiento para la despenalización de todas las drogas, y los líderes mundiales más importantes han encargado un informe en el que piden el fin de la Guerra contra las Drogas.

Otro perfecto ejemplo de que la legalización podría funcionar, es la reciente legalización del cannabis en Colorado. La posesión y consumo de cannabis es ahora legal para toda persona mayor de 21 años, sin ninguna ramificación legal. Desde el cambio, ha disminuido la delincuencia, se han creado puestos de trabajo, y los ingresos de impuestos han aumentado.

LEGALIZACIÓN VS DESPENALIZACIÓN

¿Por qué elegir la legalización en vez de la despenalización? Portugal ha despenalizado las drogas y parece que las cosas van bien. Todo tiene que ver con la delincuencia. Si, la despenalización sin duda ayuda a reducir los daños sufridos por los propios usuarios y, desde luego, es mejor que la prohibición, pero no resuelve los problemas subyacentes tan bien como la legalización.

Bajo la despenalización, ya no es delito estar en posesión de una pequeña cantidad de drogas, pero aún pueden ser confiscadas y el individuo castigado a pagar una multa. La producción y venta de drogas sigue siendo completamente ilegal. Lo que significa que no hay una regulación, y sin regulación no se puede eliminar el control que ejercen las bandas criminales, ya que no hay un lugar seguro para obtener drogas. Como resultado, la despenalización solo actúa como una tirita, haciendo que lidiemos mejor con los efectos del consumo de drogas, pero sin que nada sea más seguro.

Mediante la legalización de las drogas, podemos garantizar que se consumirán de forma segura, que se atestará un gran golpe a la delincuencia organizada, y que se generarán puestos de trabajo y millones de euros para nuestra economía.

comments powered by Disqus