Pacientes con dolor crónico apelan al parlamento para que apruebe el cannabis

Published :
Categories : Blog

Pacientes con dolor crónico apelan al parlamento para que apruebe el cannabis

Muchas drogas más fuertes, anteriormente ilegales, han sido aprobadas para su uso médico sin ningún problema", dijo, y añadió: "demasiada gente piensa que es solo el principio de una situación

Los pacientes con dolor crónico apelan al parlamento para que apruebe el cannabis medicinal

Algunos abogados han dicho al comité parlamentario de New South Wales (NSW, Australia), que el cannabis debería ser aprobado para fines medicinales.

"Es evidente que el cannabis alivia el dolor de muchos pacientes", dijo Sally Crossing, una superviviente de cáncer, en una audiencia pública en el parlamento.

La señora Crossing, que también es la directora del grupo voluntario de defensa Cancer Voices NSW, añadió: "es cuestión de ser amables y apoyar a personas que necesitan ayuda".

El comité está investigando la seguridad del uso de marihuana como remedio médico, la forma de ser distribuida a los pacientes y sus implicaciones legales.

"Con los adecuados protocolos médicos y legales y la garantía de distribución segura a los pacientes", continuó la señora Crossing, “el grupo apoyaría el uso del cannabis con fines medicinales"

"Muchas drogas más fuertes, anteriormente ilegales, han sido aprobadas para su uso médico sin ningún problema", dijo, y añadió: "demasiada gente piensa que es solo el principio de una situación complicada."

La señora Crossing afirmó que "en algunos estados de los Estados Unidos, se ha demostrado que el cannabis funciona sin ningún efecto adverso, donde otros analgésicos podrían causar graves efectos secundarios."

Lesley Brydon, que padece de un grave dolor artrítico y es directora del grupo de apoyo Pain Australia, dijo a la investigación que su organización está a favor de que los productos de cannabis medicinal estén disponibles legalmente.

"Personalmente, no me gustaría fumar un porro", dico Brydon, y "las pastillas proporcionan unas dosis más medibles".

La señora Brydon dijo también que "la mayoría de las personas que sufre de dolores crónicos graves en Australia, no tienen acceso a una solución adecuada y muchas de ellas mueren en agonía."

comments powered by Disqus