Marihuana y Deportes: ¿Dopaje?

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabis

Marihuana y Deportes: ¿Dopaje?

Entre los atletas hay una tendencia cada vez mayor a usar cannabis para mejorar sus entrenamientos, ¿debería considerarse dopaje?

Aunque los mitos que rodean al cannabis digan que te convierte en una persona inútil y sin cerebro, lo cierto es que mucha gente lo consume para estimular su creatividad, razonamiento e inspiración. Hay muchos escritores, artistas y músicos que usan cannabis para "salirse de sí mismos" y dejar que sus ideas y creatividad fluyan libremente - a menudo con extraordinarios resultados. Pero ¿va este efecto más allá, como por ejemplo al terreno físico y cognitivo del deporte? Según la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), sí.

Basta con observar noticias de la última década para ver el creciente número de atletas profesionales a los que se les ha despojado de sus títulos, han perdido a sus patrocinadores, o han sido reprendidos por los medios de comunicación por consumir cannabis. También hay una creciente tendencia al consumo de cannabis entre profesionales de los deportes extremos, que usan el brote para conseguir nuevos logros.

¿CÓMO MEJORA LA MARIHUANA EL RENDIMIENTO?

Si se analizan los efectos del cannabis, es fácil ver por qué se piensa que mejora el rendimiento. En cuanto a la cognición, reduce la ansiedad y el miedo, te pone en "la zona"; y para los atletas - sobre todo los que practican deportes extremos y se enfrentan con situaciones que provocan miedo - puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Ross Rebagliati tuvo suerte de no perder su medalla por consumir marihuana, pero ahora que es una sustancia prohibida, otros atletas no serán tan afortunados.

También existe la idea de que el cannabis puede mejorar el sueño del tiempo de recuperación, lo que es sumamente beneficioso para los atletas que compiten en varios eventos en un breve período de tiempo. También afecta a la oxigenación, concentración y relajación muscular - las cuales mejoran con un poco de María.

UNA CONTRADICCIÓN: MESAJES CONFUSOS POR PARTE DE LOS MEDIOS

Quizás no te acuerdes, pero hace un tiempo Michael Phelps, el deportista olímpico más condecorado del planeta, fue grabado dando una calada a un bong. Como te puedes imaginar, los medios de comunicación hicieron su agosto con la noticia, y él perdió, de la noche a la mañana, prácticamente todo el apoyo, patrocinio y fama que tenía, pasando de héroe nacional a supervillano. También se puso en tela de juicio su “diabólico” consumo de cannabis y que podría haber sido el motivo de su magnífico éxito en las Olimpiadas. Es algo que ha vuelto a ocurrir una y otra vez con otros atletas, cada vez que se les pilla fumando hierba, como con algunos de los mejores jugadores de la NFL y atletas de deportes extremos.

Lo cierto es que cada vez que los medios de comunicación nos informan de que un atleta se ha estado dopando con cannabis para aumentar su rendimiento/hacer trampas, están disipando el mito que tanto defienden - que el cannabis te convierte en un zombie. Es verdad que si te excedes te puede provocar el efecto sofá durante una hora o así, pero la idea de que el consumo habitual de cannabis te convierte en un descerebrado siempre ha sido un poco floja, en el mejor de los casos. Solo hay que echar un vistazo a la reciente y ridícula campaña del "Fumeta Perezoso" del gobierno australiano, para comprobar la desesperada y ridícula naturaleza de esa afirmación.

Entonces, ¿se debería considerar el cannabis como dopaje? En teoría, sí. Se ha demostrado que tiene efectos beneficiosos que ayudan a los atletas a superar sus límites. Sin embargo, hay que tener en cuenta la duración de los efectos y el motivo de su consumo. Es una situación delicada, ya que los cannabinoides permanecen en el sistema durante bastante tiempo. Esperemos que las investigaciones científicas ayuden a la AMA a tomar un enfoque más indulgente – como hicieron con la cafeína (que también estaba prohibida).