¿Legalizar las Drogas? El Papa dice No

Publicaciones :
Categorías : BlogLeyes Antidrogas

¿Legalizar las Drogas? El Papa dice No

El pensionista favorito de todos (no, no Bill Cosby), el Papa Francisco, se ha pronunciado recientemente en contra de la legalización de las drogas recreativas, en una conferencia en Roma.

Prácticamente condenando todas las propuestas, les ha dicho a los delegados que "el problema del consumo de drogas no se resuelve con drogas". Y ha añadido que hasta los pequeños pasos para legalizar las drogas recreativas son "muy discutibles" y que "fracasan en conseguir los efectos deseados" - es posible que acabara de fumarse la cepa equivocada.

El papa, hablando con mucha convicción y firmeza, ha declarado la drogadicción como algo "maligno" y dice que "con lo maligno no se puede ceder ni transigir". Hablando un poco por experiencia, el papa Francisco solía asistir a adictos en los suburbios plagados de drogas de Buenos Aires, que es también donde daba mítines contra actividades relacionadas con la droga.

Sus comentarios son sin duda claros y concisos, promovidos por los últimos cambios en la legislación de la marihuana en los Estados Unidos y América del Sur. De hecho, las cruzadas del cannabis en todo el mundo, han tenido mucho éxito en los últimos años, hasta el punto en el que es posible que veamos un giro universal en nuestra manera de ver, utilizar y aplicar las drogas en general. Es este cambio escalonado el que Francisco quiere que se detenga. Incluso en el umbral de la puerta del papa en Argentina, la posesión personal de sustancias controladas ha sido despenalizada. Sus vecinos brasileños son increíblemente permisivos en lo que respecta al uso personal de drogas. Y, si todo esto ha dejado un gusto amargo en la boca del papa, estoy seguro de que la legalización a gran escala del cannabis en Uruguay, habrá hecho que sea aún más amargo.

Curiosamente, el zar antidrogas de Argentina, Juan Carlos Molina, ha pedido que se debata públicamente la posibilidad de emular la postura uruguaya de legalización. "Argentina se merece un buen debate sobre esto", dijo Molina en la radio local. "Tenemos la capacidad de hacerlo. No nos debemos subestimar". Este discurso aparentemente liberal, le da en toda la cara a la agenda antilegalización del papa Francisco. Es justo decir que ambos hombres hablan con buenas intenciones desde el corazón, pero desean abordar el problema desde diferentes ángulos.

Durante la charla, Francisco insiste en que el uso de las drogas no se puede resolver mediante la liberalización de las leyes, sino haciendo frente a los problemas subyacentes de adicción. Los problemas subyacentes a los que se refiere son los de la desigualdad social y la falta de oportunidades para los jóvenes.

Una cosa es se le olvidó mencionar al papa Francisco es el uso de la marihuana medicinal, y si su condena de la legalización abarca también este nuevo método de tratamiento.

Con dos muy emotivas personalidades argentinas en desacuerdo sobre cómo abordar el creciente problema de la droga en su país, la polémica sin duda está servida.