Italia Elimina al Cannabis de la Categoría de Drogas Duras

Publicaciones :
Categorías : BlogLeyes Antidrogas

Italia Elimina al Cannabis de la Categoría de Drogas Duras

Italia acaba de reclasificar el cannabis - ya no está en el grupo de drogas duras como la heroína. Esta medida reducirá drásticamente las sentencias de cárcel.

El tribunal constitucional de Italia ha anulado la ley que coloca al cannabis en el mismo grupo que la heroína. La ley, que fue creada en el 2006 bajo la administración de Silvio Berlusconi, triplicó las sentencias por cultivo, venta y posesión de cannabis. Cambió las penas por venta y producción de cannabis de 2-6 años de cárcel a 6-20 años.

Según el grupo a favor de los derechos de los presos, Antígona, esta ley fue la principal causa del problema de masificación en las cárceles italianas - con más del 40% de los presidiarios condenados por cargos relacionados con drogas. El hacinamiento en las cárceles italianas llegó hasta tal punto en enero del 2013, que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que violaba los derechos humanos básicos. Hay unos 62.000 presos recluidos en celdas diseñadas para 48.000 .

Una ley ilegítima

El tribunal constitucional describe la ley creada por Silvio Berlusconi como "ilegítima", y la ley sobre drogas relacionada con el cannabis es ahora mucho menos severa, como su predecesora. "La llamada guerra contra las drogas, tal como se concibe en norteamérica, se ha perdido, y es hora de volver a leyes racionales que distingan entren sustancias", ha dicho a los periodistas Franco Corleone, miembro de la Sociedad por la Razón. Se cree que el fallo hará que unos 10.000 presos sean puestos en libertad, al ser anulados los cargos.

Hay que señalar que ninguna de estas leyes prohíbe el consumo de cannabis, pero para ambas su posesión es ilegal.

Partidos políticos divididos

La decisión ha dividido a los partidos políticos dominantes en Italia. Alessia Morani, una diputada del Partido Democrático de centro-izquierda, ha dicho que "El fallo pone punto final a una de las leyes más absurdas que ha aprobado el parlamento en los últimos años". Mientras que el Senador Carlo Giovanardi, uno de los políticos detrás de las leyes originales más duras describe el cambio como una "opción devastadora desde el punto de vista científico y en el mensaje que envía a los jóvenes de que algunas drogas son menos peligrosas que otras".

El caso es que algunas drogas SON menos peligrosas que otras, e imponer una política de tolerancia cero hace mucho más daño que bien a la sociedad. Si los políticos están preocupados por la percepción que tienen las drogas, deberían educar a la gente sobre el tema, y explicar lo que hacen estas drogas y por qué son malas. El problema es que si la gente como Giovanardi se preocuparía por informarse de manera científica, se enteraría que sus amados vinos y cigarrillos son mucho peores que la mayoría de las drogas que consideran tan peligrosas.