Blog
¿Es Adictiva La Marihuana?
6 min

¿es Adictiva La Marihuana?

6 min
News Research

Los activistas antidrogas quieren hacerte creer que el cannabis causa una adicción que destroza vidas, pero no es así. Algunos fumetas están convencidos de que no hay riesgo de desarrollar adicción, pero tampoco es cierto. La marihuana no es completamente segura en ese sentido, sino que hay distintos niveles de adicción que deben tenerse en cuenta.

Desde la época de Nixon, ha habido gente en el poder intentando convencer a los ciudadanos de que la marihuana es sumamente adictiva. Han propagado el mensaje de que, al igual que la heroína, el crack o cualquier otra droga, solo hay que probarla; tras lo cual, casi podrías haber vendido tu alma al diablo.

Artículo relacionado

El Fracaso De La Guerra Contra Las Drogas – Un Resumen

Pero en la actualidad, la actitud general es mucho menos negativa y paranoica. Sin embargo, se podría estar sobrecompensando, ya que mucha gente cree que el cannabis no tiene ningún potencial adictivo. Por desgracia, no es así, pero eso no significa que Nixon tuviera razón. El concepto de la adicción va mucho más allá de lo que la gente cree, y existen diferentes tipos que hay que tener en cuenta para entender bien el potencial adictivo de la marihuana.

Definición De Adicción

ADICCIÓN A LA MARIHUANA: DEFINICIÓN DE ADICCIÓN

Antes de continuar con este tema, debemos establecer una definición básica de lo que es la adicción. Y como se hace con otras enfermedades, también tenemos que considerar las diferentes etapas del desarrollo de una adicción.

Modelo Teórico De La Adicción

Según los investigadores Koob y Volkow[1], la adicción viene definida por cuatro factores. En primer lugar, debe ser recurrente en el tiempo, es decir, puede volver de forma sistemática, incluso cuando parece que ha desaparecido. Además, la adicción se caracteriza por la búsqueda y el consumo constantes de la sustancia, la incapacidad de controlar el ritmo de consumo, y las emociones negativas cuando no se puede conseguir la droga. 

Cuando todos estos factores se dan al mismo tiempo, el individuo en cuestión se considera adicto a dicha sustancia. Incluso cuando la persona está en proceso de recuperación, se sigue considerando adicta si ha presentado esos comportamientos en el pasado durante un período prolongado de tiempo.

Las Tres Etapas De La Adicción

ADICCIÓN A LA MARIHUANA: LAS TRES ETAPAS DE LA ADICCIÓN

El modelo de Koob y Volkow divide la adicción en tres etapas. Comienza con una embriaguez/intoxicación compulsiva, seguida de abstinencia/efecto negativo, y termina con preocupación/anticipación.

La intoxicación compulsiva se caracteriza por dos comportamientos neurológicos. El primero, y más evidente, es una impulsividad excesiva en relación con el consumo de la droga, junto con una compulsión frecuente de consumirla a pesar de sus consecuencias negativas. El segundo es una liberación de dopamina elevada en ciertas situaciones, en concreto, en los momentos que el cerebro asocia con el consumo de la sustancia. El cerebro hace esto simplemente para motivarte a volver a consumir la droga.

Artículo relacionado

¿Qué Hace El Cannabis A Tu Cerebro?

La etapa de abstinencia/efecto negativo, provocada por las respuestas a los procesos oponentes que aparecen tras el consumo compulsivo, tiene varios signos neurológicos. Para empezar, el sistema de recompensas del cerebro adopta un umbral más alto de reforzadores no relacionados con las drogas. Esto, en lenguaje sencillo, hace que sea más difícil sentir motivación para hacer cosas que no estén asociadas con el consumo de la droga. La capacidad para controlar las emociones también se ve comprometida, especialmente en relación con los sentimientos negativos. Concretamente, la etapa de abstinencia suele conducir a un aumento de la inquietud, la disforia, la sensación de malestar y la irritabilidad crónica.

Cuando se supera el síndrome de abstinencia, la etapa de preocupación/anticipación genera un riesgo de recaída. Este riesgo se presenta en forma de tres cambios neurológicos. Al igual que antes, el cerebro se siente más atraído por cualquier estímulo ambiental asociado con las drogas. Dado que libera más dopamina en esas situaciones, también reduce su producción cuando recibe estímulos que no están relacionados con la droga, Y para finalizar, el cerebro es menos capaz de detener una conducta que podría considerarse maladaptativa.

Adicción A La Marihuana: ¿física O Psicológica?

ADICCIÓN A LA MARIHUANA: ¿FÍSICA O PSICOLÓGICA?

Ahora que ya sabemos lo que es la adicción, podemos centrarnos en sus diferentes tipos[2]. Es decir, debemos distinguir entre la adicción física y psicológica. La adicción física, como sabemos, implica que el cerebro esté predispuesto a necesitar físicamente la droga para su funcionamiento y supervivencia continuos. Sin la droga, el cuerpo comienza a sentirse enfermo, hasta que se consume más. Pero esto solo ocurre con drogas que contienen sustancias adictivas, como la heroína, la metanfetamina y la nicotina.

La adicción psicológica es distinta. En lugar de una necesidad física de consumir la droga, existe una fuerte compulsión mental hacia ella. El cuerpo no la necesita, pero el cerebro intenta convencerte de que sí. Pero esto se puede experimentar con cosas que no son drogas, como comer cierto tipo de comida, ir al gimnasio, e incluso trabajar. Si te pasas todo el día pensando en ello, lo haces de forma exagerada y tu compulsión afecta negativamente a tu vida, es probable que tengas una adicción psicológica. No es tan perjudicial como la adicción física, pero es una adicción al fin y al cabo.

La marihuana, aunque no contiene sustancias adictivas, puede convertirse en el centro de una adicción psicológica. No causa los mismos problemas que la adicción al alcohol, a la heroína o a la metanfetamina, pero los causa. La motivación para hacer otras cosas disminuye, y también la capacidad de la persona para funcionar sin ella. Además, quienes consumen marihuana en exceso podrían desarrollar síntomas físicos de abstinencia como problemas gastrointestinales y disminución del apetito.

Cómo Puede Causar Adicción La Marihuana

CÓMO PUEDE CAUSAR ADICCIÓN LA MARIHUANA

Entonces, ¿cómo termina una persona volviéndose adicta al cannabis? La mayoría de las veces, comienza como una actividad ocasional entre amigos. Si tienes dinero y nadie te impide gastarlo, podrías empezar a guardarla en casa. Cuando tienes acceso constante, puede convertirse en una forma de combatir las emociones negativas.

Una vez que adopta esa función en tu vida, se convierte en un problema un poco más grave. Es probable que empieces a consumirla a diario, y con el tiempo, varias veces al día. Además, ya no tomarás la misma cantidad. Al igual que con otras drogas, tu cuerpo desarrolla tolerancia, lo que altera el sistema de recompensa del cerebro. Al consumir más, empezarás a necesitar más para sentir la misma satisfacción que al principio.

Dicho esto, muchas personas que consumen cannabis a diario llevan una vida normal. Pero quienes tienen menos fuerza de voluntad (o mala salud), están en peor situación.

Trastorno Por Consumo De Cannabis

TRASTORNO POR CONSUMO DE CANNABIS

Esta situación, de hecho, tiene un nombre: trastorno por consumo de cannabis. Se considera que una persona tiene CUD (por sus siglas en inglés) cuando consume marihuana de forma constante a pesar de los daños que causa a su salud y vida. Puede que consuma más de lo que quiere, o que haya intentado dejarla sin éxito. El CUD también afecta a las obligaciones profesionales y sociales, y la persona que lo padece dedica gran parte de su tiempo a intentar obtener hierba.

Si esto te suena, es porque son los mismos indicadores de cualquier tipo de adicción. La tasa de adicción entre los consumidores de marihuana es mucho más baja que la de las drogas duras, pero no se le debe restar importancia. En raras ocasiones, el consumo razonable puede perjudicar a la vida y a la salud de la persona.

Abuso Vs Dependencia De Marihuana

ABUSO VS DEPENDENCIA DE MARIHUANA

Antes de continuar, debemos destacar las diferencias entre los distintos tipos de consumidores diarios de cannabis. No todos tienen problemas, como explicaremos más adelante, pero los tendrán si no tienen cuidado.

Del Consumo De Cannabis A La Tolerancia, Dependencia Y Abstinencia

Como ya hemos visto, todo comienza con el consumo ocasional, y a partir de ahí, si la persona tiene un mayor acceso, puede fumar lo suficiente como para desarrollar tolerancia. Si no consigue más hierba, tendrá que conformarse con la sensación reducida que le proporciona la dosis habitual. Si puede, es probable que aumente la dosis, en un intento de lograr el mismo subidón que solía obtener. Esto, por supuesto, hará que la tolerancia se dispare y empiece a formarse una dependencia.

Artículo relacionado

8 Consejos Para Descansar De La Marihuana

Sin embargo, aquí es donde el camino se divide en dos. Una persona que fuma a diario pero no tiene problemas sociales, profesionales o de salud, no se considera adicta. Puede tener dependencia, pero si eso no afecta a su vida de forma negativa, no se considera que tiene un problema.

Sin embargo, si no tiene cuidado, esa misma persona podría dejar de lado eventos u obligaciones importantes solo para fumar. O podría desarrollar problemas de salud derivados del propio hábito de fumar. Cuando empiezan a ocurrir este tipo de cosas y no se puede dejar de fumar, se considera que la persona está abusando del cannabis.

En ambos casos se experimenta la fase de abstinencia, ya sea de manera segura o peligrosa. Pero para la persona adicta, la abstinencia es mucho peor. Incluso entonces, no puede compararse con los síntomas de abstinencia del consumo de heroína o metanfetamina.

Adicción A La Hierba: Reflexiones Finales

ADICCIÓN A LA HIERBA: REFLEXIONES FINALES

Para responder a la pregunta planteada en el título: sí, la marihuana puede ser adictiva. Dicho esto, la adicción al cannabis es bastante más inusual y mucho menos grave que las adicciones a drogas más duras como la heroína y la metanfetamina, e incluso la nicotina y el alcohol.

Si eres capaz de mantener tus prioridades sociales y profesionales en orden, y de conservar una buena salud, no hay razón por la que no puedas disfrutar de un poco de hierba. Por otro lado, si sabes que tienes una personalidad adictiva, o poca fuerza de voluntad en lo que respecta a las drogas, es posible que quieras replanteártelo. Como diría cualquier trabajador de dispensario o anuncio de marihuana: disfruta de forma responsable.

Ryan

Escrito por: Ryan
Escritor cannábico originario del sur de California que reside en Portland, Oregón. Sigue a AKA Carpenter en todos los servicios de streaming.

Find out about our writers
Descargo de responsabilidad:
No estamos haciendo ninguna afirmación médica. Este artículo se ha escrito únicamente con fines informativos y está basado en investigaciones publicadas por fuentes externas.

Fuentes externas:
  1. Neurobiology of addiction: a neurocircuitry analysis - PubMed - https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27475769/
  2. Physical vs Mental Addictions: What's the Difference? | The Ranch PA - https://www.clarityway.com/addiction-recovery-blog/physical-psychological-addiction/

Read more about
News Research
Buscar por categorías
o
Buscar