El gobierno alemán aprueba la legalización del cannabis terapéutico

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabis MedicinalEuropa

Cannabis medicinal Alemania


Alemania ha dado un paso de gigante respecto a la marihuana terapéutica y facilitará el acceso a ella a todos aquellos que más la necesitan. Así se convierten en uno de los países más progresistas del mundo en lo que a cannabis se refiere.

Para no quedar eclipsado por la toma de posesión en los Estados Unidos, el gobierno alemán acaba de dar la campanada este 19 de enero. Y aunque pueda tener un impacto menor que la ascensión de Donald Trump a la Casa Blanca, los activistas de la legalización quizás no opinen lo mismo. Pero, ¿qué ha pasado exactamente? El parlamento alemán ha decidido legalizar el consumo terapéutico de cannabis y además, integrarlo en su sistema de salud.

Aunque este acontecimiento llevaba gestándose alrededor de un año, nadie estaba completamente seguro de si el gobierno votaría formalmente para aprobarlo, ni mucho menos, de si permitiría que fuese cubierto por la seguridad social.

Ahora se ha hecho oficial y de esta manera Alemania se coloca a la cabeza de los avances (por delante de cualquier otro país) en lo que respecta a la legalización del cannabis. En otras palabras, lo que esto significa es que los alemanes están progresando más rápido que ningún otro país, hacia el reconocimiento formal de la eficacia terapéutica del cannabis y van más allá al integrarlo en su completo sistema de salud una vez haya sido legalizado.

¿POR QUÉ ALEMANIA SERÁ DIFERENTE?

Alemania en el mundo del cannabis

A pesar de que hay otros países donde con una receta es posible comprar marihuana medicinal (entre ellos muchos estados de los EEUU, Israel o Canadá), el enfoque alemán no sólo es el más amplio, sino que también permite a sus pacientes acceder a la marihuana terapéutica más asequible del mundo mediante su sistema sanitario convencional. El hecho de que la droga sea reclasificada a nivel federal, supone que por definición haya dejado de ser considerada ilegal.

En comparación directa con los Estados Unidos, por ejemplo, no sólo es que allí los pacientes se vean forzados a seguir pagando por sus medicinas legales, sino que la hierba estará lejos de ser cubierta por ningún seguro médico mientras la droga siga estando etiquetada como sustancia de Categoría I.

En Canadá el sistema está empezando a cambiar (el consumo terapéutico se legalizó el año pasado a nivel federal), pero los seguros sanitarios aún están empezando a plantearse poco a poco la cobertura. Sin embargo, se espera que esto también cambie, ante la situación alemana y los esfuerzos federales para legalizar el consumo recreativo en Canadá.

Israel ha permitido a ciertos tipos de clínicas del dolor administrar la droga, pero al igual que en Canadá, ha pasado a valorar un acceso más amplio a través de médicos de cabecera y farmacias convencionales. El modelo alemán parece decidida a adoptar esta idea e incorporarla inmediatamente, desde el momento en el que el gobierno federal legalice el consumo terapéutico.

¿QUÉ CONSECUENCIAS TENDRÁ LA LEGALIZACIÓN TERAPÉUTICA ALLÍ?

Receta Médica de cannabis

La primera es que cualquier médico podrá recetar la droga y cualquier farmacia podrá despacharla. El proceso de autorización especial que había sido una maldición para los pacientes que intentaban recibir prescripciones hasta ahora, será eliminado.

La segunda es que el alto coste de la marihuana se irá normalizando, de manera que los pacientes no pagarán anda o como mucho 10 euros al mes por sus prescripciones. La diferencia entre esto y la situación actual (que ronda los 1.500 euros al mes) obviamente supondrá una enorme diferencia para pacientes enfermos que a menudo no pueden mantener sus puestos de trabajo debido a su incapacitación.

La barrera inicial en Alemania será encontrar médicos dispuestos a comenzar a prescribir la droga. Dicho esto, por muy conservador que sea el sector de la sanidad, la aceptación de que el cannabis tiene aplicaciones terapéuticas está muy extendida, y con la vigilancia adecuada, puede suponer una gran diferencia para los pacientes crónicos, especialmente aquellos cuyas enfermedades no se consiguen tratar eficazmente con tratamientos convencionales.

Por ahora, la mayor parte del producto será suministrado por un exportador canadiense (Canopy Canada a través de su filial alemana, MedCann GmbH), que obtuvo los permisos para importar y distribuir a nivel nacional el pasado verano. En 2018, sin embargo, una vez la agencia alemana del cannabis esté establecida, el gobierno alemán comenzará a cultivar su propio producto doméstico.

Lo que este avance significa también, es que obviamente la reforma recreativa recibirá el empujón definitivo que los defensores de la legalización llevaban persiguiendo más de una década.

Berlín parece decidido a hacer el primer movimiento en este frente, ya que además de ser una de las ciudades más importantes de Alemania, también es técnicamente un "estado". Se espera que el primer ensayo recreativo salga adelante también este año. Sin embargo, otras ciudades alemanas, cansadas de que los mercados ilegales se hayan convertido en la norma en sus calles y parques (en especial en los alrededores de las “Hauptbahnhof”, las principales estaciones de tren), están atentas a lo que sucede en Berlín y se espera que pongan en marcha algún tipo de "experimentos recreacionales" probablemente muy restringidos. Aunque sólo sea por luchar contra el mercado negro.

LOS ALEMANES PODRÍAN CAMBIAR EL DEBATE INTERNACIONAL SOBRE LA LEGALIZACIÓN

Legalización mundial del cannabis

Hasta ahora mismo, Israel lideraba el estudio científico de las aplicaciones medicinales de los cannabinoides. Esto probablemente se vea desafiado por Alemania en un futuro próximo, como consecuencia de esta trascendental noticia. El impacto de los cannabinoides, no sólo para tratar enfermedades, sino también por su capacidad para reducir los costes sanitarios, probablemente incentivará los trabajos científicos y de investigación, sobre todo dado el enorme potencial de la población alemana (al menos un millón de pacientes).

Además, es lógico pensar que otros países, empezando por los Estados Unidos, estén pendientes de la evolución allí, mientras las agencias federales intentan decidir cuándo y cómo reclasificar o desclasificar la marihuana.

Sin embargo, gracias a la decisión de su parlamento, los pacientes alemanes no se tendrán que enfrentar a la situación que viven los norteamericanos en la actualidad, incluso tras tres años de legalización "experimental" en los estados. Nadie será despedido por "consumo de sustancias ilegales" si obtienen la prescripción de un médico. Los pacientes pueden obtener sus medicaciones en sus farmacias locales o en cadenas de distribución. Y lo que es mejor, sus seguros médicos (ya sean públicos o privados) les ayudarán a adquirirlas.

Todo esto, por sí mismo, es una victoria importantísima para todos los que apoyamos una reforma del cannabis.

 

         
  Marguerite Arnold  

Escrito por: Marguerite Arnold
Con años de experiencia escribiendo a sus espaldas, Marguerite dedica su tiempo a explorar el sector de la marihuana y los avances del movimiento por la legalización.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados