Blog
¿Congelar O No Congelar La Hierba?
4 min

¿Congelar O No Congelar La Hierba?

4 min
Growing Seedshop

Al buscar un sitio donde guardar la hierba durante un tiempo, mucha gente usa el congelador. ¿Pero es buena idea o un error? Profundizamos en los 4 elementos del almacenamiento de cannabis (luz, humedad, fricción y temperatura) para descubrir si tiene sentido congelar flores frescas o extractos.

No es extraño que muchos consumidores de marihuana usen el congelador para guardar sus cogollos. Como aprendimos en Juego de Tronos, “el fuego consume, pero el frío conserva”. Este dicho puede ser cierto en términos generales, pero en lo que respecta a la hierba es totalmente incompleto.

PRINCIPIOS BÁSICOS DEL ALMACENAMIENTO DE CANNABIS

Para empezar, veamos algunos principios básicos sobre el almacenamiento del cannabis. Los cuatro factores principales a considerar son luz, humedad, fricción y temperatura. Este último puede parecer más relevante a la hora de congelar la hierba pero, como veremos, no es el único factor que interviene.

¿HÁGASE LA LUZ?

¿Hágase La Luz?

Para entender la luz, tenemos que entender los rayos UV. Estos se dividen en 3 categorías: UVA, UVB y UVC. En los humanos, los rayos UVA pueden broncear o quemar la piel, mientras que los rayos UVB son los responsables del daño en los tejidos más profundos causado por la exposición al sol.

La marihuana tiene una sensibilidad similar a los efectos dañinos de los rayos UVB. Provocan la degradación del THC, el principal ingrediente psicoactivo del cannabis. Aunque los rayos UVB tienen su lado bueno: muchos cultivadores usan niveles elevados de UVB durante la fase de cultivo para aumentar la producción de tricomas. Pero durante la fase de almacenamiento son un gran enemigo.

Todo buen método de almacenamiento de cannabis implica bloquear los rayos UVB de alguna manera: ya sea guardando la hierba en recipientes opacos, en botes de vidrio como los Miron (que bloquean específicamente los rayos UVB), o guardándola en la oscuridad total.

LA HUMEDAD

La Humedad

Y llegamos al segundo gran factor a considerar en el mundo del almacenaje cannábico: la humedad. En lo que respecta a guardar la hierba, medimos la humedad en términos de humedad relativa (HR): la cantidad de agua en el aire, calculada como porcentaje de la cantidad total que sería necesaria para saturar ese aire.

En la marihuana, lo bueno se acumula en los tricomas. Los tricomas tienen unos saquitos llenos de resina que contienen cannabinoides y terpenos, las moléculas responsables de los famosos efectos y sabores del cannabis. Secar excesivamente la hierba puede causar degradación de los tricomas. Por lo tanto, la hierba seca y vieja no solo será áspera; será menos potente y tendrá menos sabor.

Dicho esto, el exceso de humedad tampoco es bueno: puede provocar la aparición de moho, mildiu, y todo tipo de cosas desagradables que no quieres en tu hierba.

Algunos aficionados cannábicos dicen que los niveles de humedad relativa superiores al 65% puede provocar moho, mientras que otros afirman que cualquier valor en el intervalo de 55-62% es ideal. Esto puede variar en función del tipo de hierba y del tipo de recipiente utilizado: los recipientes herméticos hacen maravillas para evitar la aparición de mildiu y otras plagas.

La forma más simple de preservar la humedad del cannabis es usando recipientes de vidrio herméticos. Si quieres calibrar la humedad relativa con más precisión, puedes usar un humidor.

Fum Box
Ver Fum box

LA FRICCIÓN

Como podrá confirmar cualquier persona que haya intentado raspar el kief del interior de una bolsa de plástico arrugada, la fricción puede destrozar la buena hierba. Los tricomas de la superficie de las flores de cannabis son frágiles y se desprenden fácilmente. Los métodos de almacenaje donde los cogollos continuamente se chafan, desmenuzan o aplastan no son ideales.

Hay una excepción: si tu método de almacenamiento incluye un recolector de kief, adelante con la fricción.

ARTÍCULO RELACIONADO
La Mejor Forma De Almacenar Hierba

¿Cuál es la mejor forma de conservar tu hierba? Descubre qué hacer y qué evitar para conservar tu marihuana a corto y largo plazo.

Y FINALMENTE… LA TEMPERATURA

Temperatura

Si la marihuana y la temperatura tuvieran una relación sentimental, su estado sería “es complicado”. En cuanto a la temperatura, definitivamente no quieres que las cosas se pongan demasiado calientes. El calor puede secar demasiado el cannabis, y ya hemos visto los efectos devastadores que puede tener esto.

La mayoría de fuentes expertas recomiendan almacenar la hierba en un ambiente fresco y templado - en un rango entre 20-25°C. Pero, ¿hay alguna razón para no bajar más la temperatura? ¿O incluso llegar a la congelación?

¿ES BUENA IDEA CONGELAR LA MARIHUANA?

¿Es Buena Idea Congelar La Marihuana?

El principal argumento a favor de congelar la hierba es que ralentiza el proceso natural de descarboxilación. En este proceso, el THCA naturalmente presente en los cogollos se convierte en THC, que a su vez se convierte en el cannabinoide inductor del sueño CBN (normalmente, el THCA se convierte en THC a medida que fumas los cogollos). Cierto, la congelación puede retrasar este proceso no deseado, pero va acompañada de una serie de efectos secundarios involuntarios que querrás evitar.

Una de las mayores desventajas de congelar la marihuana es que hace que los tricomas se vuelvan más quebradizos, con más probabilidades de desprenderse. Esto significa que, con la hierba congelada, los efectos de la fricción se magnifican y la más mínima agitación te hará perder tricomas a diestro y siniestro. En lugar de preservar la potencia del cannabis, el proceso de congelación podría deteriorarla.

Pero esto no siempre supone una desventaja - si quieres hacer “bubble hash” o similares, puedes aprovechar esta propiedad. Pero, si solo quieres guardar unos cogollos para fumarlos, no funcionará.

Además, si el envase utilizado no es hermético, tu hierba podría sufrir quemaduras por congelación, convirtiendo la descongelación en una pesadilla. Incluso en el mejor de los casos, los cambios drásticos en la temperatura y humedad pueden hacer que el proceso de descongelación sea muy estresante para la hierba, corriendo el riesgo de perder sus características y atrayendo patógenos.

ARTÍCULO RELACIONADO
¿Pueden El Agua Helada Y La Oscuridad Total Aumentar La Producción De Tricomas Del Cannabis?

Algunos cultivadores afirman que una combinación de lavado de raíces con agua helada y oscuridad total justo antes de la cosecha puede...

¿PUEDO CONGELAR OTROS PRODUCTOS CANNÁBICOS?

Los concentrados, tipo hachís o aceite de hachís (BHO), son más adecuados para la congelación que las flores crudas. La razón es evidente: los tricomas ya se han desprendido y procesado, así que ya no quedan trocitos quebradizos que puedan caerse. Para guardar un concentrado en el congelador, envuélvelo con papel encerado, introdúcelo en un tarro hermético de vidrio, y envuelve el tarro con algún material opaco.

ENTONCES, ¿CÓMO DEBERÍA ALMACENAR LA HIERBA?

¿Cómo Debería Almacenar La Hierba?

Para empezar, olvídate de las bolsas de plástico. Invierte en unos tarros de vidrio de calidad para mantener tu hierba en condiciones herméticas, sin humedad y sin fricción. Algunas buenas opciones son los recipientes Stashbox Tightvac Mini y los Frascos Para Curar Hierba. A continuación, busca un modo de proteger tus frascos de hierba de la luz. Puedes guardarlos en un lugar oscuro, como un armario, o envolver los frascos con sacos de arpillera. Busca un sitio donde la temperatura se sitúe entre 20 y 25°C.

Stashbox Tightvac Mini

Ver Stashbox Tightvac Mini

Si quieres llevar el almacenaje del cannabis a un nivel superior, puedes adquirir un humidor para tener un mayor control sobre los niveles de humedad de tu hierba.

Mantener la frescura del cannabis es una ciencia exacta. Si sigues los consejos mencionados, no hay ningún motivo por el que tu hierba no debiera mantener su potencia y frescura hasta un plazo de medio año. Evita el congelador y guarda tus cogollos en un lugar fresco, oscuro, ligeramente húmedo y libre de fricción, ¡y todo irá bien!

Arielle

Escrito por: Arielle Friedman
Arielle vive en Toronto, Canadá, y le encanta todo lo relacionado con el cerebro. Cuando no está escribiendo, está creando arte, aprendiendo sobre la biorremediación o intentando impedir el apocalipsis robot.

Infórmate sobre nuestros escritores

Read more about
Growing Seedshop
Buscar por categorías
o
Buscar