Las temperaturas ideales para cultivar marihuana

Publicaciones :
Categorías : BlogCultivo de Marihuana
Última edición :

Las temperaturas ideales para cultivar marihuana


Conseguir la temperatura ideal es básico para producir cogollos de la mejor calidad. Vamos a descubrir los detalles sobre las temperaturas perfectas y cómo conseguirlas para que nuestras plantas de marihuana prosperen.

A nosotros, los humanos, nos gusta tener unos niveles de temperatura cómodos para disfrutar nuestra vida diaria. Bien, pues a la marihuana le pasa lo mismo. Es necesario mantener niveles de temperatura idóneos durante su crecimiento para conseguir cogollos exquisitos, listos para catar.

Durante la fase vegetativa, las plantas de marihuana se sienten cómodas en la franja que va de 21 a 29ºC. Y durante su fase de floración entre 18 y 26ºC.

Las fluctuaciones de temperatura entre el ciclo nocturno y el diurno deberían ser de alrededor de 6ºC. Por lo tanto, durante la fase vegetativa unos 21ºC de noche (luces apagadas) y 27ºC durante el día (luces encendidas). Para el período de floración, el punto ideal es en torno a 18ºC por las noches y 24ºC durante el día.

Una vez que has decidido el lugar donde vas a plantar, la elección de la cepa de marihuana puede ser marcar la diferencia para objetivo final, debido a las circunstancias climáticas.

 

Too hot too cold

Si tus plantas están sometidas a temperaturas saharianas insoportables o muriéndose por congelación como Di Caprio en Titanic, aquí tenéis algunas soluciones para problemas de temperatura:

TEMPERATURAS DEMASIADO ELEVADAS

Si la temperatura es demasiado alta durante el período de floración, digamos superior a 26ªC, los cogollos empezarán a perder su potencia y aroma por la evaporación de los terpenos. Los terpenos son los responsables del olor y el sabor de la flor, además de refrescar la planta y repeler pestes incómodas. Es especialmente importante mantener las temperaturas en niveles precisos entre la semana 6 y 7 de la fase de floración porque es cuando se dispara la producción de terpenos.

Trop chaud

Con temperaturas altas, la planta está expuesta a los ácaros, polvos de moho, quemaduras por nutrientes, putrefacción de las raíces, crecimiento estirado y hojas rizadas. Si hace demasiado calor con una humedad relativa superior al 70% podrían aparecer mohos.

Por lo general, temperaturas excesivamente altas estancarán el crecimiento de la planta de marihuana, y en casos extremos podrían incluso acabar con ella, así que tendremos que solucionar este problema.

Así que, ¡veamos algunas posibles soluciones!

CULTIVO DE INTERIOR

Aire acondicionado

Es un gran aparato para enfriar el aire y conseguir temperaturas agradables. Sopla aire frío en el entorno deseado y empuja al aire caliente hacia otro lado, así que asegúrate de que el aire caliente sale del espacio de cultivo, porque si no el aire acondicionado estará luchando contra sí mismo.

Climatizador evaporativo

Los enfriadores por evaporación emanan aire fresco como un aire acondicionado, pero también elevan la humedad de la habitación. Por tanto, es la solución perfecta para lugares cálidos y secos.

Luces fluorescentes compactas

CFL Light bulb

La luz que producen las bombillas CFL funciona para cultivar cannabis. Estas bombillas no generan apenas calor, puedes tener las plantas a pocos centímetros de distancia de la luz y no pasará nada. Esta solución es genial si tienes un espacio limitado y necesitas actuar con discreción. Sólo recomendaríamos esta solución para un máximo de 3 plantas.

Lámparas refrigeradas

Las lámparas refrigeradas funcionan muy bien, ya que el calor generado alrededor del foco se extrae inmediatamente. Las lámparas refrigeradas por agua funcionan de la misma manera, aunque con agua circulando entre el espacio exterior de la cápsula de cristal, lo que elimina hasta un 93% del calor producido. Si tienes problemas de temperaturas elevadas y no tienes ninguna de estas lámparas, probablemente sea la forma más económica y efectiva de reducir significativamente la temperatura.

Ciclo de luz

Si hace demasiado calor durante el día, lo inteligente sería programar el ciclo nocturno en la franja horaria más calurosa. Por ejemplo, en la fase de floración es buena idea encender las luces 12 horas durante la noche y apagarlas 12 horas durante el día.

Enriquecimiento con CO2

Con temperaturas más altas, entre 30 y 35ºC, puedes pensar en añadir CO2 adicional en el ambiente, lo que le dará un empujón muy productivo al cultivo. Las cosechas pueden aumentar hasta un 20%! Aunque ten en cuenta que esta técnica es cara y no apta para principiantes. El control total sobre el entorno del cuarto de cultivo es fundamental.

Circulación de aire

Tendrás que tener una buena circulación de aire en el armario. Dentro de él deberías disponer de ventiladores que proporcionen aire fresco y una brisa agradable a las plantas. El ventilador de salida debería retirar el aire caliente del interior y debería entrar aire fresco por debajo.

 

CO2 and air circulation

CULTIVOS DE EXTERIOR

Si estás cultivando al aire libre en un clima cálido con niveles de humedad óptimos, las cepas de floración larga son la mejor opción. Aunque si el calor se vuelve incontrolable, las variedades que florecen más rápido se adaptan mejor.

Obviamente es mucho más complicado controlar las temperaturas en plantaciones de exterior, pero no es imposible mejorar sus condiciones.

¡Al suelo!

La solución definitiva es plantar las plantas directamente en el suelo, aunque necesitarás asegurarte de que el terreno es apto para el cannabis. Por debajo de la superficie del suelo, el calor no penetra tanto como en las macetas, y si se dan las circunstancias adecuadas, las plantas pueden soportar hasta 40ºC! Si hace demasiado calor, mantén las raíces frescas y en condiciones agradables.

Plantas en maceta

Si tienes las plantas en macetas grandes, en un clima muy cálido, el tiesto se puede volver súper ultra caliente, quemando las raíces y provocando consecuencias desastrosas para las plantas. Una solución es pintar las macetas con pintura diseñada especialmente para refractar el calor.

Mantillo

También se puede echar una capa de abono en la superficie de la tierra para crear un aislamiento para temperaturas extremas (frías o calientes).

Podrías poner la maceta total o parcialmente dentro de la tierra o simplemente intenta darle sombra lo máximo posible, sin tapar la planta. Hay muchas formas de enfriar y proteger las macetas del sol, así que fúmate un canuto y ponte creativo!

Pulverizadores

Para plantas en exterior, ésta es una solución definitiva para refrescar las plantas de forma significativa. Estos espráis disparan partículas minúsculas de agua que pueden aliviar el calor, aunque es importante no echar demasiada agua directamente sobre las plantas, especialmente cuando la humedad relativa sea bastante elevada.

TEMPERATURAS DEMASIADO BAJAS

Trop froid

Como regla general temperaturas inferiores a 15ºC se consideran demasiado frías para la planta de marihuana. Se paraliza su crecimiento y es más propensa a que se le sequen o decoloren las hojas, lo que reduce la fotosíntesis. Si el ambiente es frío y húmedo podría aparecer moho. Si la planta tiene demasiado frío se podría morir de la noche a la mañana, como Di Caprio. Todavía podrían salvarse si se le proporciona calor de forma adecuada, pero nunca crecerá al máximo de su potencial.

¡Así que veamos soluciones para esto!

CULTIVOS DE INTERIOR

Calefactores

Puedes hacerte con un calefactor que expulse aire caliente, pero con este tipo de calefacción tienes que tener cuidado de que el flujo de aire no apunte directamente a las plantas. Los radiadores de aceite son una buena opción, ya que generan calor en su superficie exterior sin presión de aire.

Lámparas MH/HPS

En lugar de lámparas CFL, podrías pasarte a la iluminación MH o HPS, que genera más calor.

Calor de los focos

También podrías retirar la carcasa de cristal de las lámparas refrigeradas para que generen más calor, aunque ten cuidado con esto porque podría suponer una diferencia de temperatura de aproximadamente 6ºC.

Alfombras calefactoras

Puedes colocar esterillas calefactoras debajo de las plantas para proporcionar calor adicional a las raíces. Se usan principalmente para pequeñas operaciones de cultivo.

Cables calefactores

Estos cables también se utilizan para calentar el suelo. Necesitarás distribuir uniformemente el calor en la maceta, así que quizás sea bueno ponerlo por debajo de un material conductor que esté en contacto directo con la maceta. Esta técnica también se adapta mejor a pequeñas plantaciones.

 

Heatmat

Aislamiento

Podrías utilizar materiales aislantes para conservar el calor en el armario de cultivo y mantener el frío fuera de él.

CULTIVOS DE EXTERIOR

Ciclos vitales cortos

Si estás cultivando en un clima más frío como Canadá o el norte de Europa, donde la primavera llega tarde y el invierno temprano, la cepa de marihuana elegida debería tener un período de floración corto. De esta forma, se acorta el tiempo en el que la planta podría estar expuesta a temperaturas demasiado bajas.

Plástico polietileno

Puedes cubrir las plantas con polietileno, para mantener una temperatura cálida y agradable durante la noche, pero tienes que dejar que las plantas respiren! Así que destápalas lo máximo posible durante el día.

Estufas de jardín

Puedes utilizar estufas de jardín a gas para las plantas de exterior, para asegurarte de darles el ambiente cómodo y agradable que se merecen durante esas noches con brisas heladas.

 

         
  Guest Writer  

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados