Cómo Preparar Barritas De Granola Con Marihuana y Sin Gluten

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisRecetas

Cómo Preparar Barritas De Granola Con Marihuana y Sin Gluten

Nuestra nueva receta te permite experimentar en la cocina, y aporta energía tanto para la mente como para el cuerpo.

Estamos encantados de compartir esto contigo. Una de nuestras recetas favoritas con cannabis. Barritas de granola con marihuana - una sencilla receta con una enorme flexibilidad y un estupendo sabor.

Para los fumetas a los que les preocupa la salud, estas barritas son una excelente forma de ingerir tu hierba favorita a la vez que obtienes todas las proteínas, fibra y energía necesarias para pasar el día. Lo que les pongas depende de ti, así que utiliza tu imaginación. A nosotros nos gustan las pasas, las nueces y las virutas de chocolate. Estas barritas son blandas y pegajosas, y llenan bastante. Si te gustan un poco más crujientes, usa la mitad de la mezcla en una bandeja del mismo tamaño.

También hemos añadido un método para hacer aceite de coco con cannabis, aunque estas barritas se pueden preparar sin marihuana, sólo con aceite de coco normal o mantequilla, para que sean adecuadas para toda la familia.

SE NECESITA

Dos boles grandes para mezclar

Cuchara de madera

Bandeja de horno de 6X8.

Papel para hornear

Horno

Olla de cocción lenta o cazuela/baño María

INGREDIENTES HÚMEDOS

1/2 taza de aceite de coco con cannabis (ver más abajo nuestra receta rápida, o encuentra una más detallada aquí).

1/2 taza de mantequilla de cacahuete sin trozos (utiliza una mantequilla orgánica y de calidad)

1/4 de taza de margarina de girasol

1 taza de leche de almendras

Una pizca de esencia de vainilla

Un chorrito de miel (no usar para la receta vegana)

INGREDIENTES SECOS

2 ½ tazas grandes de copos de avena

1/2 taza de harina orgánica de arroz silvestre

1/2 taza de azúcar moreno

1/4 de taza de azúcar de caña

1/2 cucharadita de sal rosa del Himalaya triturada

1/4 cucharadita de canela molida (opcional)

1/4 de taza de cacao (opcional)

2 ½ tazas de ingredientes adicionales.

La proporción de los ingredientes adicionales dependen de ti. ¡Sé creativo! Prueba con pasas, guindas, arándanos secos, rodajas de plátano, jengibre cristalizado, nueces picadas, coco rallado, o, para una alternativa dulce (y menos saludable), virutas de chocolate negro, dulce de azúcar o mini malvaviscos sin gelatina.

INGREDIENTES PARA EL ACEITE DE COCO CON CANNABIS

800ml de aceite de coco orgánico crudo

1/4 de taza de gránulos de lecitina o lecitina líquida.

(Se puede usar cualquier tipo de lecitina, pero la de girasol es la mejor. Es lo que el cuerpo utiliza para construir la masa cerebral. Ayuda a que el aceite se asiente de forma más uniforme, y lo emulsiona mientras se cuece, aumentando la absorción del THC. Con este ingrediente se mejora mucho el producto).

Marihuana seca - yo uso unos 55g. Para mí, las variedades Indica son las mejores para hacer comestibles, pero tú puedes tener otra opinión. Últimamente, he estado utilizando una deliciosa variedad Afghani llamada "Mazar" con un alto nivel de CBD. Es estupenda para combatir el dolor y el insomnio.

CÓMO PREPARAR EL ACEITE DE COCO CON CANNABIS

El aceite de coco con cannabis es una de las mejores formas que conocemos de ingerir tu hierba favorita. El aceite de coco es muy bueno, y contiene más grasas saturadas que otras alternativas como la mantequilla o el aceite de oliva, por lo que el THC se extrae con más fácilmente. El coco tiene un agradable sabor que va bien con todo tipo de postres horneados.

1. Calienta el horno a 115°C.

2. Tritura la marihuana. Yo utilizo un molinillo de café para triturar grandes cantidades. Puedes poner tanta hierba como quieras, pero para mí, es mejor usar una concentración alta, porque se necesita menos aceite.

3. El siguiente paso es la descarboxilación. Mediante este proceso, el CBDA y el THCA de la planta se convierten en el THC psicoactivo y CBD. Para ello, colocamos la marihuana seca y triturada en una bandeja de hornear sellada y la metemos al horno durante unos 30-40 minutos. Revuelve un poco de vez en cuando para que se tueste de forma uniforme. Deberá tener un color un poco más castaño que antes. Tu cocina olerá de maravilla.

4. Vierte el aceite y la lecitina en la olla de cocción lenta y ponla al máximo, hasta que todo se derrita por completo. También se puede hacer al baño María. Una vez que el aceite y la lecitina se hayan fundido, espolvorea con un poco de kief (si tienes) - para darle ese toque especial.

Añade la hierba, pon la tapa y deja cocer durante 12 horas (ocho, si usas una vitrocerámica), revolviendo de vez en cuando. A algunos les parece una exageración, pero a nosotros nos gusta cocer la mezcla durante veinticuatro horas, para asegurarnos de que se extraigan todos los componentes activos.

Al final, deberás tener un aceite de color verde oscuro, y una casa que huela a coco y marihuana. Cuela la mezcla con varias estopillas en un frasco, y deja que se enfríe en el frigorífico. ¡Este aceite es muy potente! Así que ten cuidado. Utilízalo para cocinar o como bálsamo de uso tópico. El aceite de coco es un excelente hidratante natural, y el cannabis le da un elemento analgésico.

Y ahora, la receta de barritas de granola. La última vez que las preparé, chupé la cuchara de la mezcla y, para cuando se estaban horneando, ¡estaba tan colocado que casi se me olvida sacarlas!

CÓMO PREPARAR LAS BARRITAS DE GRANOLA

1. Calienta el horno a unos 200°C.

2. Coloca papel de hornear en una bandeja para horno de 6x8. Deja que sobresalga un poco de papel para que puedas sacar las barritas más tarde.

3. Combina los ingredientes húmedos en un bol hasta que tengas una mezcla uniforme. El aceite de coco se endurece en climas fríos, por lo que puede que tengas que calentarlo un poco para que se mezcle bien.

4. Mezcla los ingredientes secos en otro bol, y añade los ingredientes adicionales al final.

5. Combina ambas mezclas poco a poco. Deberás obtener una mezcla gruesa y pegajosa que se adhiera a la cuchara.

6. Extiende la mezcla en la bandeja para hornear y métela en el horno durante unos 30 minutos, o hasta que adquiera un bonito tono tostado y esté firme al tacto. También puedes espolvorear unas virutas de chocolate para decorar.

7. Cuando esté listo, retira la bandeja del horno, espolvorea con un poco de azúcar glas y deja enfriar. Al enfriarse, el azúcar glas se derretirá. Una vez que esté a temperatura ambiente, será muy fácil cortar las barritas.

¡Que aproveche! Estas barritas se pueden congelar. A mí me gusta tomar media barrita durante mi paseo matutino, y, siempre que lo hago, llevo una sonrisa en el rostro hasta la hora del almuerzo. Acuérdate de no comer demasiado hasta que sepas la potencia que tienen - tardan unos 45-90 minutos a hacer efecto, así que no te pases.