5 Mitos Sobre el Cultivo de Cannabis - Destruidos

Published :
Categories : BlogCannabisCultivo de Marihuana

5 Mitos Sobre el Cultivo de Cannabis - Destruidos

A pesar de lo que muchos creen, cultivar cannabis es muy fácil. Cierto que es difícil de dominar, pero cualquier novato puede poner una semilla en el suelo y obtener resultados. Sin embargo, muchos...

... potenciales cultivadores se desaniman ante el carácter intimidante de los mitos que rodean a este arte. Así que echemos un vistazo a algunos de ellos, y veamos qué hay de cierto.

1. SE NECESITA MUCHO DINERO PARA CULTIVAR UN BUEN BROTE

Es uno de los mitos más fastidiosos del cultivo de cannabis, y posiblemente sea el que más desanime a la gente. Es cierto que el cultivo interior puede ser más costoso que el exterior, ya que se necesita algo de equipamiento, pero éste no tiene por qué ser el mejor de los mejores para obtener buenos resultados. Para el cultivador aficionado que desea cultivar una o dos plantas, es posible conseguir kits de iniciación relativamente baratos, con una pequeña tienda de cultivo, una lámpara, y todas las demás cosas que se necesitan. El precio de estos kits es mucho más barato que comprar hierba de forma habitual, y una vez que se tienen, lo único que se necesita son semillas, tierra, agua y tiempo.

Y ahora pasamos al cultivo exterior. Si encuentras un sitio privado para cultivar hierba, no habrá ningún coste adicional. Aparte de los ocasionales riegos y la alimentación, puedes dejar el resto a la naturaleza.

2. CULTIVAR CANNABIS ES DIFÍCIL; HAY QUE SER UN EXPERTO JARDINERO

Aunque tener experiencia puede ayudar bastante, no hay que tener un talento natural para obtener buenos resultados. Es sorprendente lo resistentes que son algunas cepas de cannabis, y hasta un cultivador negligente puede obtener unos decentes rendimientos. Lo único que se necesita es un poco de cariño y cuidado. El cultivo de cannabis es muy fácil y debería ser divertido - y siempre que estés dispuesto a aprender, tendrás unas plantas felices. Serás un maestro en un santiamén.

3. LA TÉCNICA SUPERA A LA GENÉTICA

Aunque el desarrollo de tus habilidades es parte importante de ser un buen cultivador, todo tiene sus límites. Con un alto nivel de experiencia sacarás más provecho a unas semillas mediocres, pero todo el cannabis viene limitado por su genética. Es más, una vez que hayas alcanzado ese límite, por más cariño, atención y habilidad que pongas, no podrás llevar a la planta más allá. Los genes inferiores son una pérdida de tiempo. Con unas buenas semillas de estupendos genes, se disparará la calidad del cultivo y tendrás mucho para aprender. La comunidad del cannabis tiene un dicho: con unas buenas semillas tienes hecho el 50% del trabajo.

4. LAS "BAGSEEDS" SON ESTUPENDAS PARA PRINCIPIANTES

Una "bagseed" es una colección de distintas semillas de cannabis, encontradas en los brotes de marihuana. Como se consideran desechables, muchos creen que son una buena herramienta de aprendizaje para los novatos. Sin embargo, las bagseeds a menudo contienen semillas muy inferiores, que resultan en un cultivo de mala calidad, un crecimiento atrasado y hasta en plantas hermafroditas. Es probable que esto desanime a los novatos más que otra cosa - ya que les hace pensar que no tienen lo que hace falta, cuando en realidad, están limitados por las semillas. Si quieres algo con lo que aprender, y que aguante los errores de novato, tendrás que conseguir semillas con genes de calidad. Esto no significa que tienen que ser las más caras. Hay muchas semillas con una alta calidad genética para principiantes, en reconocidos bancos de semillas.

5. AÑADIR ZUMO DE FRUTAS MEJORA EL SABOR

Este mito es muy común y a menudo costoso. Nunca añadas zumo de frutas a tu cannabis, podría matarlo. Es comprensible que se quiera realzar el sabor del brote final, pero la mayoría de las veces, esto hará más daño que bien.

Si estás decidido a intentarlo, no uses zumo de frutas, utiliza agua mezclada con un extracto natural - como jugo de limón o esencia de vainilla. Espera hasta 3-4 días antes de la cosecha, y no riegues la planta. El día de la cosecha, el cannabis tendrá mucha sed, y será el momento de suministrarle el agua con sabor. Una vez regado, deja que se empape durante 3-4 horas. La teoría detrás de esto es que, en caso de que sea fatal para el cannabis, ya no importará, porque lo vas a cosechar ese mismo ese día. Además, como la planta no va a tener tiempo para descomponer la mezcla antes de la cosecha, estará presente en ella. El buen funcionamiento de este método es variable, y no nos hacemos responsables si algo sale mal. No te lo recomendamos - disfruta del brote como debe ser. Estás advertido.

Cualquiera puede cultivar cannabis, así que no dejes que te desanimen los mitos. Obtener tu propio botín es muy divertido y satisfactorio, y aunque no te vas a convertir en un maestro la primera vez, verás como mejoran tus habilidades y conocimientos con cada cultivo. Así que consigue unas semillas y plántalas. ¡Por algún sitio hay que empezar!

comments powered by Disqus