Cómo Hacer Impresiones de Esporas Limpias

Published :
Categories : BlogPsicodélicosSetas Mágicas

Cómo Hacer Impresiones de Esporas Limpias

Hacer impresiones de esporas es un importante paso para la conservación de las cepas, su viabilidad y propagación. Si aprendes a hacerlo tú mismo, podrás ampliar fácilmente tu cultivo y mantener tus cepas vivas durante períodos más largos de tiempo.

Almacenar el linaje genético de una cepa en micelio no es práctico y con el tiempo agota su vitalidad. Para garantizar la diversidad genética y el vigor renovado, los micólogos trabajan con impresiones de esporas. Además de constituir la base de toda empresa seria de micelio, las impresiones de esporas se pueden utilizar fácilmente para crear jeringas de esporas. Son más fáciles de usar y reducen la posibilidad de contaminación durante la inoculación. Cómo Hacer una Jeringa de Esporas de Setas.

Creando la impresión de esporas

Si estás preparado para hacer una impresión de esporas, lo más probable es que ya estés familiarizado con las precauciones higiénicas necesarias para cultivar las setas. Si no es así, vale la pena repetirlas: se deben tomar toda clase de precauciones para garantizar un entorno limpio de trabajo. Un solo moho o espora de levadura ESTROPEARÁ por completo tu trabajo. Si es posible, trabaja bajo una campana de flujo o una cabina seca.

Para este proceso, necesitarás lo siguiente:

- Papel de aluminio
- Tijeras
- Spray desinfectante
- Frasco de cristal
- Superficie portátil (una caja de CD)
- Cobertura adecuada (placa de petri)
- Cabina de guantes o caja seca
- Toallas de papel
- Toallitas de alcohol/gel
- Bisturí
- Guantes
- Clip
- Regla
- Bolsas con cierre de cremallera

1. En primer lugar, la preparación. Esteriliza el área de trabajo con un desinfectante.

2. Tendrás que conseguir un papel de aluminio de alta calidad y resistente, para hacer las impresiones sobre él. Corta 2 cuadrados de papel de aluminio por cada impresión que vayas a hacer. Cada uno deberá tener unos 10 cm de ancho.

3. Coloca los cuadrados en un tarro de cristal y cúbrelos con una tapa hecha de papel de aluminio.

4. Precalienta el horno a 250 grados centígrados y pon dentro el frasco con los cuadrados de papel de aluminio durante una hora. Esto es para esterilizarlo. Espera a que se enfríe hasta que lo puedas tocar sin quemarte.

5. Prepara los artículos que vas a utilizar para las impresiones. Necesitarás una pequeña superficie portátil y dura para cada impresión, así como algo para cubrir las setas. Un buen ejemplo sería una caja de CD y una placa de petri como cubierta. También necesitarás toallas de papel, toallitas de alcohol o gel y un escalpelo para cortar las setas.

6. La última parte de la preparación es desinfectar todo el equipo. Ponte unos guantes y envuelve la caja de CD en toallas de papel. Coloca todos los elementos en la caja seca y pulveriza con el desinfectante dentro de la caja. Pon la tapa en la caja y espera unos minutos a que el desinfectante acabe con todo lo que pueda estar presente.

7. Desinfecta los guantes con el alcohol o el gel. Retira la tapa de papel de aluminio del tarro de cristal, saca los cuadrados, uno a uno, y colócalos en las cajas de CD recubiertas con las toallas de papel, con la cara brillante hacia arriba. Pon una placa de petri sobre cada uno de ellos. El pequeña tamaño de las placas de petri te permite apilar la combinación de cajas de CD/placas de petri en el poco espacio que tengas. Cuando termines, vuelve a poner la tapa de papel de aluminio en el tarro.

8. Ahora pasemos a las setas. Desinfecta el bisturí con el alcohol o el gel y corta las setas por la parte superior del tallo, separando el sombrerillo del tallo. Ten cuidado de no dañar los sombrerillos en el proceso. Sujeta los sombrerillos por el borde y colócalos sobre la caja seca. Mételos a través de los agujeros para las manos de la caja seca, quita la placa de petri de la parte superior de la caja del CD y pon el sombrerillo de la seta, con las laminillas hacia abajo, sobre el papel de aluminio. Vuelve a colocar la placa de petri. Repite este proceso hasta que hayas colocado todos los sombrerillos.

9. Ahora ya puedes abrir la caja seca y retirar la pila de sombrerillos. Ponlos en un lugar seguro para que hagan su magia durante las siguientes 36 horas. Durante este tiempo, las esporas de los sombrerillos caerán sobre el papel de aluminio.

10. Después de las 36 horas, coloca todo lo que necesitas de vuelta en la caja seca, incluyendo un clip para papel y las impresiones. Rocía la caja con el aerosol desinfectante y pon la tapa durante unos minutos para que pueda acabar con todo otra vez.

11. Con los guantes puestos, desinfecta el clip y dóblalo para que tenga un extremo puntiagudo. Perfora la tapa con cuidado de no moverla, o hazlo por debajo. Levanta el sombrerillo hacia arriba, con cuidado de no mover la impresión. Coloca la placa de petri sobre la impresión y continúa con la siguiente impresión. Repite el proceso hasta que las hayas hecho todas.

Nota: Los sombrerillos aún estarán en buenas condiciones de uso.

12. Una vez hecho esto, saca las impresiones (todavía bajo las placas de petri), de la caja seca. Ponlas a secar en un lugar seguro durante otras 24 horas.

13. Cuando hayas hecho esto, tendrás que preparar tus impresiones para su almacenamiento. Para ello, coloca las impresiones, los tarros con los cuadrados de papel de aluminio, una regla recta, un rotulador, tijeras, toallitas de alcohol y las bolsas con cremallera, en la caja seca. Al igual que antes, pulveriza con el desinfectante, pon la tapa y espera unos minutos.

14. Ponte los guantes y desinféctalos.

15. Una a una, coge las impresiones y elimina el exceso de papel de aluminio de ellas. Retira la tapa de papel de aluminio del tarro, coge uno de los cuadrados y, con la cara brillante hacia arriba, dobla uno de los lados hacia arriba con la regla.

16. Coloca la impresión sobre este cuadrado doblado, empujándola contra el pliegue.

17. Dobla el pliegue fuertemente, para que la impresión se mantenga en su lugar. Recorta un poco los lados sobrantes de la cubierta de aluminio, y dóblalos también.

18. Con esto deberás tener una impresión segura. Ponla en una bolsa con cierre de cremallera y etiquétala con el rotulador.

19. Repite el proceso con cada impresión.

Ya está, acabas de crear impresiones de esporas listas para ser almacenadas en un lugar seguro.

Como puedes ver, crear tus propias impresiones es un proceso bastante largo, pero te proporciona las bases para conservar tus cepas favoritas y desarrollar otras nuevas. ¡Féliz Impresión!

comments powered by Disqus