Cómo Cultivar Tus Propias Trufas Mágicas

Publicaciones :
Categorías : BlogCultivo de MarihuanaPsicodélicosSetas Mágicas

Cómo Cultivar Tus Propias Trufas Mágicas

¿Alguna vez has querido cultivar tus propias trufas mágicas? Aquí tienes cómo hacerlo, paso a paso.

Cultivar tus propias setas mágicas es una actividad muy satisfactoria. No sólo se ahorra dinero, también permite establecer una conexión más profunda con los shrooms. Pero las setas no son la única opción disponible para el psiconauta autosuficiente. Algunas cepas de setas también producen esclerocios, más conocidos como trufas o piedras filosofales. La ventaja de cultivar trufas en lugar de setas, es que son mucho más resistentes a los factores externos, como el calor y la deshidratación, y más discretas de cultivar, además de contener una concentración más alta de psilocibina que su contraparte la seta.

Básicamente, hay dos formas de cultivar tus propias trufas: Con un kit de cultivo o desde cero. Parecido a los kits de cultivo de setas, ya puedes cultivar sin esfuerzo tus pepitas de sabiduría con un kit de cultivo de trufas. Con este kit, cultivar trufas es un juego de niños - ¡y las puedes recolectar en 3 días!

Pero si quieres experimentar el proceso completo y tener un control total sobre tu cosecha, lo mejor es cultivarlas de cero. Con éste método, no sólo obtendrás un entendimiento fundamental del ciclo de vida de las trufas, también podrás aumentar la escala del cultivo para que se ajuste a tus necesidades.

Así es cómo se cultivan tus propias trufas mágicas. Necesitarás:

- O una jeringa de esporas, un sello de esporas o un micelio vivo de la cepa de tu elección (la Psilocibe mexicana y la Psilocibe tampanensis son ambas excelentes cepas para obtener trufas)
- Semillas de césped (sustrato de cultivo)
- Una bolsa de cultivo con filtro
- Una olla a presión
- Agua
- Incubadora (dependiendo de tu ubicación)

El Proceso

1. Lo primero que hay que hacer es crear el sustrato de cultivo. Las semillas de césped son el sustrato más utilizado, pero también puedes usar centeno. Para hacer el sustrato tú mismo, tendrás que mezclar 10 partes de semillas de césped y 5 partes de agua. O también puedes utilizar una bolsa preesterilizada de centeno y saltar al paso 5.

2. A continuación deberás esterilizar el sustrato. Para ello, pon las semillas de césped y el agua en una bolsa de cultivo, y colócala dentro de una olla a presión.

3. Cuece el contenido durante 1 hora a 1.05kg/cm2. Esto lo esterilizará por completo.

4. Una vez que el sustrato se ha enfriado, ya lo puedes inocular con la jeringa o sello de esporas, o con el micelio en una placa de agar. La bolsa de centeno preesterilizado viene con un puerto para la jeringa, que permite una inoculación limpia sin abrir la bolsa. De lo contrario, se recomienda usar una caja de guantes para evitar la contaminación en este paso. Trabaja de forma rápida y limpia.

5. Sacude el sustrato inoculado para esparcir las esporas o el micelio por todo el sustrato.

6. Ahora hay que colocar la mezcla en un lugar cálido y oscuro. La temperatura ideal es de entre 21 – 25 grados centígrados – utiliza una incubadora o una esterilla calefactora aislante, si la temperatura ambiente del cuarto es baja.

7. El proceso inicial de inoculación tardará 2 – 4 semanas. Durante este tiempo, sacude la mezcla de vez en cuando.

8. Una vez que el período de inoculación ha concluido, y el sustrato está completamente inoculado, ya está hecho el trabajo duro; lo único que necesitas ahora es paciencia. Deja la bolsa con el sustrato inoculado en un lugar cálido y oscuro, pero sin sacudirla. Esto hará que se desarrollen de forma rápida unos bultos duros y con aspecto de nueces - tus trufas. Estas trufas pueden seguir creciendo durante 3-4 meses, aumentando de tamaño cuanto más tiempo las dejes. El tiempo que las dejes crecer, dependerá de lo paciente que seas.

Como puedes ver, cultivar trufas es un poco más sencillo que cultivar setas, ya que desaparece la etapa de fructificación. Por otro lado, este proceso dura más, porque las trufas necesitan más tiempo para formarse y madurar.

Si no puedes esperar 3 meses para obtener tus trufas, echa un vistazo a nuestros kits de cultivo de trufas mágicas. Vienen con todo lo que necesitas en un sencillo paquete, y puedes conseguir unos rendimientos de ¡hasta 80 gramos en solo 3 días!