Cómo Afecta El Alcohol A Cuerpo Y Mente

Publicaciones :
Categorías : BlogCerveza CaseraEducación sobre drogas

Cómo Afecta El Alcohol A Cuerpo Y Mente?


Todo el mundo tiene distintos motivos para beber alcohol. Sean cuales sean las razones, el consumo responsable se basa en tomar decisiones y en entender los efectos del alcohol sobre cuerpo y mente, a corto y largo plazo.

¿Qué plan tienes tras un largo y duro día, o un viernes por la noche cuando estás listo para desmelenarte? Tomarte unas cervezas o unas copas en el bar del barrio, ¡por supuesto! Si te sientes estresado, el alcohol puede ayudarte a sentirte más ligero. Y si eres una persona tímida y reservada, con una o dos copas darás rienda suelta a tu lengua. Pero el problema con el alcohol es que, aunque nos ayuda a disfrutar y pasarlo bien, su consumo irresponsable puede ser peligroso para cuerpo y mente.

La definición del alcohol es bastante simple. Es el principal ingrediente de la cerveza, el vino y los destilados. En dosis bajas, provoca euforia y estimula la locuacidad. Pero su consumo excesivo reduce la inhibición, causa embriaguez y puede acabar en un coma, o peor aún, en la muerte.

Las personas beben alcohol por motivos diferentes. Hay quienes beben para socializar, mientras otros dependen del alcohol para escapar de su rutina del día a día. Sean cuales sean los motivos, es importante conocer los efectos que puede tener el alcohol a corto y largo plazo, no solo sobre tu cuerpo, sino también sobre tu cerebro. Un consumo responsable es de máxima importancia.

ARTÍCULO RELACIONADO
La marihuana y lo aprendido con la ley seca.

La lección aprendida con la ley seca nos puede ayudar a allanar el camino para una correcta gestión de la marihuana legal.

EFECTOS A CORTO PLAZO: CÓMO EL ALCOHOL PROVOCA DAÑOS TEMPORALES EN 4 ZONAS DEL CEREBRO

CÓMO EL ALCOHOL PROVOCA DAÑOS TEMPORALES EN 4 ZONAS DEL CEREBRO

No es muy difícil reconocer los efectos físicos del alcohol. Tambaleos, dificultad del habla, desinhibición, “sentirse bien” - estas son solo algunas de las señales de que el alcohol ha hecho efecto en tu cuerpo. Pero, ¿sabías que todo esto pasa porque el alcohol está jugando con tu cerebro? Y no solo en una zona, sino en cuatro.

EL ALCOHOL Y LA CORTEZA CEREBRAL#1 LA CORTEZA CEREBRAL

Para empezar, el alcohol puede afectar a la corteza cerebral. En esta parte del cerebro se procesan los pensamientos y la información de los sentidos. La corteza cerebral también activa el movimiento muscular voluntario y controla algunos de los centros cerebrales de órdenes inferiores. Cuando el alcohol impacta en esta zona, resulta en una pérdida del juicio, una reducción de la inhibición y un debilitamiento de los sentidos. Y además disminuye la posibilidad de experimentar dolor.

EL ALCOHOL Y EL CEREBELO#2 EL CEREBELO

¿Te sientes patoso? Si es así, se debe a que el alcohol está afectando a tu cerebelo, la parte del cerebro responsable de coordinar el movimiento muscular. El alcohol provoca que tus movimientos no estén coordinados, lo cual explica los tambaleos o las caídas, según la cantidad consumida.

EL ALCOHOL Y EL HIPOTÁLAMO Y LA GLÁNDULA PITUITARIA#3 EL HIPOTÁLAMO Y LA GLÁNDULA PITUITARIA

La tercera zona del cerebro que puede verse afectada por el alcohol es el hipotálamo y la pituitaria. Ambas zonas correlacionan la función cerebral y la liberación de hormonas. Cuando el alcohol empieza a hacer efecto en esta zona, no solo provoca un aumento del deseo sexual, sino también unas continuas ganas de orinar. Pero, en realidad, a pesar de sentir una mayor excitación sexual, las copas de más pueden reducir tu capacidad sexual.

EL ALCOHOL Y EL BULBO RAQUÍDEO#4 EL BULBO RAQUÍDEO

Y finalmente está el bulbo raquídeo. También conocido como médula oblongada, regula funciones del cuerpo que se realizan de manera automática, como la respiración o la temperatura. Si el alcohol afecta a esta zona del cerebro, comenzarás a sentir somnolencia. Y si bebes demasiado, incluso puedes llegar a perder la conciencia, lo que podría acabar en una fatalidad.

EFECTOS A LARGO PLAZO: LOS DAÑOS POTENCIALES DEL ALCOHOL EN EL CEREBRO

LOS DAÑOS POTENCIALES DEL ALCOHOL EN EL CEREBRO

Si simplemente tomas unas cervezas o copas de vino de vez en cuando, solo sufrirás efectos a corto plazo. Pero si bebes alcohol en exceso, hasta llegar a un punto abusivo, la situación cambia totalmente. De hecho, el consumo de alcohol durante largo tiempo puede provocar que el cerebro se encoja. Y una vez suceda eso, empezarás a perder las fibras necesarias para traspasar información entre células cerebrales.

Los alcohólicos también pueden desarrollar el síndrome de Wernicke-Korsakoff, un problema causado por falta de vitamina B1, o tiamina. El alcohol dificulta la absorción de esta vitamina por parte del cuerpo. Una cantidad insuficiente de tiamina puede producir falta de coordinación, problemas de memoria y confusión mental.

Si una persona depende demasiado del alcohol, en poco tiempo su cuerpo también empezará a volverse dependiente, lo cual tendrá efectos perjudiciales en la química corporal. Y para dar cabida a las excesivas cantidades de alcohol, el cerebro se verá obligado a ajustar la producción de neurotransmisores.

Si el consumo de alcohol se detiene repentinamente, tras unas 24-72 horas los alcohólicos sufren el síndrome de abstinencia, mientras su cerebro lucha por modificar su química. Desde convulsiones y alucinaciones, a vómitos y sudores, los síntomas de la abstinencia suelen ser bastante insoportables.

CÓMO MANTENER UN CEREBRO SANO Y FELIZ SIN TENER QUE DEJAR LA BOTELLA

CÓMO MANTENER UN CEREBRO SANO Y FELIZ SIN TENER QUE DEJAR LA BOTELLA

Siempre y cuando no llegue a ser un problema, puedes disfrutar del alcohol sin maltratar a tu preciado cerebro. El secreto está en la moderación. Si controlas cuánto bebes, podrás evitar posibles problemas de memoria. En lugar de tomar una copa tras otra, recuerda tomar un vaso de agua entre ellas. El agua facilita que tu cuerpo pueda disolver el alcohol, por lo tanto la concentración de alcohol en la sangre no se disparará provocándote un desmayo.

Hay gente que prefiere beber con el estómago vacío porque significa que les subirá más el alcohol. Pero, si no comes nada antes de una noche de fiesta, la concentración de alcohol en tu sangre aumentará drásticamente y podrías acabar con una intoxicación etílica. Así que en lugar de pasártelo bien, acabarías abrazado a un retrete hasta quién sabe cuándo. Y esto, desde luego, no es un gran plan.

Finalmente, si piensas que puedes tener un problema con el alcohol, no esperes a que se convierta en alcoholismo. Pide ayuda cuanto antes. No se tarda mucho tiempo en desarrollar una adicción al alcohol, así que si percibes las señales, no tengas miedo de buscar un especialista. Es mejor admitir que necesitas ayuda que esperar a que sea demasiado tarde. Una vez que el daño esté hecho, ¿quién sabe si será posible repararlo?

LOS EFECTOS DEL ALCOHOL EN EL CUERPO

LOS EFECTOS DEL ALCOHOL EN EL CUERPO

El alcohol puede impactar en el cuerpo de múltiples maneras, incluso con un solo trago. Para empezar, puede influir sobre el nivel de azúcar al alterar el funcionamiento del páncreas. No solo provoca un bajón en el nivel de azúcar, o hipoglucemia, sino que también puede evitar que el cuerpo produzca la cantidad adecuada de insulina, lo cual provocaría un exceso del azúcar en sangre, conocido como hiperglucemia. Por lo tanto, es fundamental que los diabéticos eviten el consumo excesivo de alcohol. Desafortunadamente, los efectos dañinos del alcohol no acaban aquí.

EL ALCOHOL Y EL SISTEMA NERVIOSO CENTRALEL ALCOHOL Y EL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

El alcohol también puede provocar daños en el sistema nervioso central. Además del entumecimiento y hormigueo de manos y pies, tu cerebro tendrá dificultades en crear recuerdos a largo plazo. Otros problemas incluyen daño del lóbulo frontal, o incluso daño cerebral permanente.

EL ALCOHOL Y EL HÍGADOEL ALCOHOL Y EL HÍGADO

Todo el mundo sabe que el alcohol puede destrozarte el hígado. El consumo abusivo de alcohol puede derivar en una enfermedad hepática grasa: el hígado está rodeado de grandes cantidades de grasa, por lo que no puede funcionar correctamente. Una vez desarrollas la enfermedad hepática grasa, comienza una espiral descendente.

Esta enfermedad rápidamente puede evolucionar a una hepatitis alcohólica, o la inflamación del hígado. A la hepatitis alcohólica le sigue la cirrosis, en que las células quedan dañadas hasta un punto irreversible. Llegado a este punto, si una persona decide seguir bebiendo, el hígado acabará fallando y aparecerán problemas mucho más graves.

EL ALCOHOL Y EL PÁNCREASEL ALCOHOL Y EL PÁNCREAS

El abuso del alcohol puede causar pancreatitis, la inflamación del páncreas. Si contraes esta enfermedad, aumenta el riesgo de que puedas sufrir cáncer de páncreas. Además, el exceso de alcohol dificulta la producción de insulina en el páncreas, resultando en diabetes.

EL ALCOHOL Y EL CORAZÓNEL ALCOHOL Y EL CORAZÓN

El corazón es el órgano más importante de tu cuerpo. Si decides beber más de la cuenta, esto pasará factura a tu corazón, empezando por una miocardiopatía. La miocardiopatía altera la capacidad del corazón para transportar sangre por todo el cuerpo; y si el problema empeora, puede provocar un fallo cardíaco. El exceso de alcohol puede provocar otros problemas cardíacos: ritmo cardíaco irregular, presión sanguínea alta, aumento de lípidos sanguíneos, ataque al corazón, hipertensión, aumento del colesterol y embolia.

EL ALCOHOL Y LOS HUESOSEL ALCOHOL Y LOS HUESOS

A la larga, el abuso excesivo de alcohol provoca el deterioro de los huesos, aumentando el riesgo de sufrir fracturas y osteoporosis. Mientras el calcio mantiene los huesos y puede ayudar a prevenir estos problemas, el alcohol actúa como diurético, eliminando el calcio de tu cuerpo y debilitando tus huesos.

EL ALCOHOL Y EL APARATO DIGESTIVOEL ALCOHOL Y EL APARATO DIGESTIVO

El alcohol puede irritar el estómago de dos maneras: estimulando la producción de ácido, lo que provocaría una gastritis, o inflamando el revestimiento del estómago, con lo que se vuelve más propenso a úlceras, sangrado o incluso a anemia. Algunas causas subyacentes, como una enfermedad de la vesícula biliar y la colecistitis crónica, también pueden contribuir al dolor estomacal que se produce después de beber.

En cuanto al colon, el consumo de alcohol, ya sea a corto o largo plazo, puede provocar adenomas, unos pequeños tumores benignos que se forman en el colon. Aunque inicialmente sean inofensivos, con el tiempo pueden transformarse a pólipos, de mayor tamaño y potencialmente cancerígenos.

EL ALCOHOL Y LOS PECHOSEL ALCOHOL Y LOS PECHOS

Si en tu familia hay casos de cáncer de mama, el alcohol aumentará las probabilidades de que desarrolles esta enfermedad. Lo creas o no, basta con una copa. Beber alcohol provocará que tus niveles de estrógeno comiencen a aumentar. Los niveles de estrógeno elevados son una de las principales causas del cáncer de mama, por lo que sin duda esto es algo a tener en cuenta.

CONSEJOS PARA UN CONSUMO RESPONSABLE

CONSEJOS PARA UN CONSUMO RESPONSABLE

A pesar de que alcohol puedA provocar numerosos problemas, con estos consejos podrás disfrutar de manera segura de una copa (o incluso un par). Para empezar, come algo. El estómago lleno facilita la disolución del alcohol. Y no te olvides de tomarte tu tiempo; bebe agua de vez en cuando.

Si mezclas las bebidas tú mismo, no eches la botella entera, sino la cantidad justa. Y cuando sientas que has bebido demasiado, tómate un descanso. Si controlas cuantas copas llevas, sabrás cuando es el momento de parar.

Rodearte de amigos siempre es una buena idea, sobre todo si vas a ir a una fiesta o necesitas un conductor sobrio que te lleve de vuelta a casa. Pero nunca dejes que nadie te presione a beber más de lo que tu cuerpo pueda aguantar. Al fin y al cabo, tú serás quien pague las consecuencias, no ellos.

ARTÍCULO RELACIONADO
Top 5 de Remedios para la Resaca que Funcionan

A todos nos ha pasado – tener resaca y buscar desesperadamente un remedio. Así es como te puedes volver a sentir bien en un santiamén.

Brittney

Escrito por: Brittney
Una acérrima creyente de que la marihuana es beneficiosa para la sociedad, Brittney lleva mucho tiempo disfrutando de sus ventajas. Esta pasión queda reflejada en su trabajo, cuyo objetivo es informar, educar y unir a gente con predilección por el cannabis.

Infórmate sobre nuestros escritores

Productos Relacionados