Las 4 Técnicas De Poda Más Adecuadas Para Plantas De Cannabis

Publicaciones :
Categorías : BlogCultivo de MarihuanaTop

Las 4 Técnicas De Poda Más Adecuadas Para Plantas De Cannabis


¿Quieres obtener una cosecha de marihuana más grande? ¡Claro que sí! Aquí tienes 4 métodos de poda que utilizan los cultivadores profesionales para aumentar la producción de cogollos. Prueba estas 4 técnicas, tanto si eres un cultivador casero como comercial.

¿POR QUÉ PODAR LA MARIHUANA?

El cultivo natural de cannabis, sin entrenamiento ni poda, puede producir excelentes cosechas, pero esto se suele dar únicamente en dos tipos de entornos: un jardín privado y espacioso con abundante luz natural y un clima cálido, y un cultivo SOG de interior de al menos 1m².

En el primer caso, no son necesarios el entrenamiento ni la poda gracias a la trayectoria del sol. A medida que la tierra gira, el ángulo de luz solar que recibe la planta de cannabis está en constante movimiento, por lo que toda ella va a obtener una cantidad decente de luz en algún momento del día.

ARTÍCULO RELACIONADO
Las Mejores Semillas De Cannabis Para Cultivo Exterior Por Climas

Con la temporada de exterior a la vuelta de la esquina, es el momento de elegir cepas. Hemos confeccionado una guía con las cepas más...

El segundo caso en realidad es aplicable a cualquier cultivo de interior con el método SOG (Sea of Green), que requiere de una abundante cantidad de plantas muy juntas entre sí, en macetas o contenedores cuadrados, que ocupen toda el área de cultivo; y se aplica un ciclo vegetativo corto que garantice una producción rápida a la vez que limita la altura de las plantas.

Lo más efectivo es utilizar esquejes, aunque las variedades índicas estables o autoflorecientes cultivadas a partir de semilla también funcionan. En este caso, tampoco hay necesidad de podar. Con el método SOG, las plantas de cannabis producen una única cola principal grande y alargada, y desarrollan muy pocas ramas laterales.

4 TÉCNICAS DE PODA PARA AUMENTAR TUS COSECHAS

4 TÉCNICAS DE PODA PARA AUMENTAR TUS COSECHAS

La alternativa al cultivo interior a gran escala y las plantaciones de marihuana en exterior, es utilizar técnicas de poda. La poda para aumentar la productividad no es un secreto del gran maestro cultivador; cualquiera puede hacerlo. Si se aplican correctamente, los 4 siguientes métodos de poda incrementarán tus rendimientos.

Así que presta mucha atención y limpia tus tijeras. Recuerda: la práctica hace al maestro - tu cosecha dependerá de ello.

TOPPING

cannabis TOPPING

El topping, o poda apical, es la manera más sencilla de duplicar el número de colas. Sólo hay que eliminar el brote apical o tallo principal con un corte limpio o a mano. Asegúrate de aplicar esta técnica durante la fase de crecimiento vegetativo, preferiblemente cuando las plantas hayan alcanzado una altura de al menos 30cm.

Los dos brotes siguientes crecerán hasta convertirse en sendas colas. Además, la poda apical también reparte hormonas por las ramas, permitiendo que se desarrollen con más vigor. Esta técnica ayuda a que las plantas de marihuana sean más frondosas, y se puede repetir hasta llenar todo el espacio de cultivo.

El único inconveniente del topping es el tiempo de recuperación que necesitan las plantas, de una semana como mínimo, lo que prolongará su etapa vegetativa. Si decides aplicar este tipo de poda varias veces, o eliminar algunas ramas laterales, la etapa de recuperación será aún más larga. Además, el topping no es apto para las variedades autoflorecientes, ya que empiezan a florecer demasiado rápido.

TRIMMING (DEFOLIACIÓN DE RAMAS INFERIORES)

TRIMMING (DEFOLIACIÓN DE RAMAS INFERIORES)

Tal vez la técnica más fácil para el cultivador novato sea recortar la parte inferior de la planta. La fase de crecimiento vegetativo es el mejor momento para llevarlo a cabo. Es muy importante hacerlo de forma controlada y no eliminar demasiadas ramas ni hojas.

Corta los dos primeros conjuntos de ramas inferiores y aprovéchalos de otra forma. ¿Por qué no pruebas a plantar esquejes? Tras 3-4 semanas de crecimiento vegetativo, es buena idea eliminar las ramas más bajas para favorecer la circulación del aire.

Este tipo de poda obliga a las plantas de cannabis a concentrar toda su energía en las zonas de crecimiento de cogollos más cercanas a la luz. Los brotes inferiores son más antiguos y tienen buenas probabilidades de arraigarse como esquejes; no los desperdicies. Combina el trimming con la clonación para facilitar la rotación de cultivos.

Si cortas demasiado, podrías estresar a la planta y atrofiar su crecimiento, o provocar el desarrollo de hermafroditas, así que no te excedas. La elección del momento oportuno también es muy importante. Una poda temprana podría complicar las cosas, y si se realiza durante la floración, también puede ser problemática.

Las semanas 3 y 4 del período vegetativo son una época segura para llevar a cabo esta defoliación con el objetivo de aumentar la productividad. Esta técnica es adecuada para variedades autoflorecientes de cuarta generación o SuperAuto.

FIMMING

cannabis fimming

La técnica del FIM o “Fuck I Missed” (Mierda, la he cagado) es una variante del topping descubierta por casualidad, de ahí su nombre, que consiste en eliminar el 75% de la punta o parte superior del tallo principal. Al igual que con el topping, se puede hacer con unas tijeras o con los dedos. La mayoría prefiere hacerlo manualmente, ya que no es necesario efectuar un corte limpio.

La estupenda recompensa del fimming son 4 o más brotes principales nuevos, en lugar de los 2 producidos por la poda apical. Una vez más, esta técnica no se recomienda para variedades auto.

LOLLIPOPPING

lollipopping cannabis

El lollipopping es otra técnica de poda para aumentar la producción, y también es preferible hacerla de forma manual en lugar de con tijeras. La única diferencia es que hay que esperar a que la planta florezca. Al aplicar este método durante la tercera o cuarta semana de la etapa de floración, las ramas adquirirán un aspecto de chupachups (lollipop).

Al eliminar la parte inferior de la planta y dejar que se llene de enormes cogollos, adquirirá una estructura superior más fuerte, como una especie de piruleta verde. Del mismo modo que con las tres técnicas anteriores, es mejor aplicar el lollipopping en combinación con el método ScrOG.

De hecho, el lollipopping es casi obligatorio en este tipo de entorno. Al hacer que la planta concentre toda la energía en su parte superior y que no malgaste luz en las flores de abajo, el lollipopping también mejora la calidad, además de la cantidad, de las colas, y hace que se desarrollen menos hojas y que las flores sean más gruesas. Además, en vez de no saber qué hacer con los recortes o los cogollos subdesarrollados, sólo tendrás un excelente alijo.

Top Shelf Grower

Escrito por: Top Shelf Grower
Veterano cultivador de marihuana natural de Dublín, Irlanda, que actualmente anda suelto en el sur de España. 100% comprometido en ofrecer los mejores informes sobre el cultivo de marihuana.

Infórmate sobre nuestros escritores

Productos Relacionados