Un nuevo Alcohol Sin la Resaca?

Published :
Categories : Blog

Un nuevo Alcohol Sin la Resaca?

Las resacas podrían ser algo del pasado gracias a una nueva alternativa alcohólica en desarrollo. Mientras tanto, seguimos con lo típico - una patada al cerebro y al hígado. Pero ¿podría la marihuana ayudar a proteger nuestros órganos?

Imagínate poder disfrutar de un alegre trago (con todo lo que supone) sin el riesgo de padecer resaca al día siguiente; o poder tomar un antídoto que te permita conducir de manera segura. ¿Suena demasiado bueno para ser verdad? Si estuviéramos en los 80 te diría que si, pero gracias a las maravillas de la neurociencia moderna, esta ambición se encuentra al alcance de la mano.

Según las estadísticas publicadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el alcohol es responsable de unos 2,5 millones de muertes en todo el mundo, lo que lo convierte en la droga más antigua y más peligrosa de este tipo. No es ningún secreto que el alcohol es tóxico para todos los sistemas del organismo, y sobre todo para el hígado, el corazón y el cerebro. A la vez relajante y desinhibidor, el alcohol suele ser un factor común en actividades violentas y probablemente también la causa de la dependencia.

Es muy probable que si el alcohol se hubiera descubierto hoy en día, jamás saldría a la luz; principalmente debido a que es demasiado tóxico, agravado por el hecho de que vivimos en una sociedad mucho más consciente de la salud.

El ex asesor en materia de drogas del gobierno británico, el psiquiatra, neuropsicofarmacólogo y profesor David Nutt, está diseñando un revolucionario medicamento que ofrece los efectos positivos de una borrachera, pero sin los riesgos para la salud, ni la temida resaca. El Profesor Nutt es una figura muy conocida, no sólo dentro de la comunidad científica, sino entre el público en general. Sus opiniones en materia de drogas y aplicación de leyes, suelen ser objeto de escrutinio y están envueltas en polémica. Dejando la prensa amarilla de lado, se dice que el profesor Nutt y su equipo del Imperial College de Londres, son pioneros en la investigación de esta nueva maravillosa droga alcohólica. En un artículo que escribió (publicado por el periódico The Guardian), dice: "en teoría, podemos crear un sustituto del alcohol que haga que la gente se relaje y socialice, sin los efectos perjudiciales, como la agresión y la adicción".

"He identificado cinco compuestos, y ahora tengo que probarlos para ver si la gente encuentra sus efectos tan agradables como los del alcohol. El reto es preparar la nueva bebida de forma que sea tan sabrosa y atractiva. Probablemente sea en forma de cóctel, así que preveo un montón de diferentes sabores. La otra gran ventaja de este enfoque científico sobre la intoxicación, es que si nos centramos en los componentes que afectan al sistema Gaba, es posible producir otros medicamentos que se podrían vender junto con el sustituto del alcohol como antídotos".

"He probado ambas formas. Tras probar un posible compuesto, me sentí muy relajado y adormecidamente embriagado durante una hora o así, y a los pocos minutos de tomar el antídoto ya estaba dando una clase sin problema alguno".

El único obstáculo al que se enfrenta el profesor Nutt y su equipo es "la financiación para probarlos y sacarlos al mercado."

Con una muy esperada cura para la resaca en el horizonte (que no consista en bacon y huevos), ¿podríamos ser testigos de una nueva forma más saludable de indulgencia alcohólica? Puede que sí. Pero, ¿qué ocurre con el aquí y ahora? - o más bien, ¿con nuestros cerebros e hígados? La marihuana (te lo creas o no) podría ser un elemento importante en la lucha contra los daños a las células cerebrales causados por el abuso del alcohol.

Un estudio que se llevó a cabo en el 2009 (y publicado en la revista Neurotoxicology and Teratology) sometió a 42 adolescentes participantes a una prueba de imágenes de tensores de difusión (DTI). Los adolescentes, de edades comprendidas entre los 16 y los 19 años, fueron divididos en tres grupos: el de control (que no bebían alcohol ni fumaban marihuana), el de los bebedores compulsivos (que no fumaban marihuana), y el de los bebedores compulsivos que también usaban marihuana de forma frecuente (o aparentemente invencibles).

Después de la prueba, los investigadores descubrieron algunas notables diferencias en la estructura cerebral entre el grupo de bebedores compulsivos y el de bebedores compulsivos/frecuentes usuarios de marihuana. Los resultados demostraron que los adolescentes que bebían compulsivamente y que fumaban marihuana de manera habitual, sufrían de un menor daño cerebral en regiones diferentes del cerebro en comparación con el grupo formado solamente por bebedores. Estos hallazgos sugieren, por lo tanto, que la marihuana podría proteger el cerebro contra ciertos tipos de daño cerebral causados por el alcohol.

Para poder demostrar de manera concluyente que este es el caso, hay que llevar a cabo más investigaciones sobre las cualidades neuroprotectoras de la marihuana sobre el alcohol. Está claro que el consumo excesivo de alcohol tiene un efecto profundamente negativo sobre el cerebro, independientemente de la edad. Dicho esto, es en nuestros años de adolescencia cuando tenemos más riesgo de padecer daños graves e incluso mortales - ya que el cerebro se encuentra aún en su etapa de desarrollo. También es importante mencionar que el estudio no afirma que la marihuana sea buena para el cerebro adolescente, sólo que podría disminuir algunos de los daños causados por el alcohol.

Como ya se ha dicho, hacen falta más investigaciones para poder construir una imagen mucho más sobria, pero las primeras indicaciones parecen ser muy prometedoras.

(Enlace WHO) http://www.who.int/substance_abuse/publications/global_alcohol_report/msbgsruprofiles.pdf

comments powered by Disqus