Estas son las Razones por las que los Jóvenes deben Preocupa

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabis

Estas son las Razones por las que los Jóvenes deben Preocupa

En una nueva entrevista, el presidente Obama ha dicho que es muy probable que el cannabis sea reclasificado en el congreso.

También ha comentado que la legalización del cannabis debería estar al final de la lista de prioridades de la juventud. En su lugar, los jóvenes deberían centrarse en buscar empleo, el cambio climático, la economía, la guerra y la paz. Lo cierto es que todos y cada uno de estos otros temas "más importantes" están vinculados en gran medida con la legalización del cannabis.

Así que, señor Obama, estas son las razones por las que los jóvenes de hoy en día se deben preocupar por la legalización del cannabis:

ECONOMÍA Y EMPLEO

El cannabis legal tiene potencial para generar millones y millones en ingresos fiscales y ventas. Si necesitas un ejemplo, echa un vistazo a Colorado, donde la marihuana se ha legalizado de forma completa. Durante el pasado año, Colorado generó 50 millones de dólares solo en impuestos sobre ventas, sin contar los demás efectos periféricos, como el aumento de las tasas de empleo gracias a la creación de una nueva industria, el incremento de ventas de parafernalia, las reducciones de gastos policiales, y muchos otros efectos secundarios.

Ha tenido tanto éxito, que el estado ha alcanzado su límite fiscal, y ahora tiene que pensar en devolver impuestos a los ciudadanos. Los impuestos retenidos están destinados a invertirse en el sistema educativo y la infraestructura del estado. Imagínate si se lleva a cabo a nivel nacional El beneficio económico y social sería enorme. Así que, Obama, díganos por qué la legalización no es un tema que tenga relación con la economía y el empleo.

CAMBIO CLIMÁTICO

Con la legalización del cannabis, llega la legalización del cáñamo, un miembro no psicoactivo de la familia del cannabis. El cáñamo tiene muchos usos, siendo uno de ellos la ayuda a la prevención del cambio climático. El cáñamo se puede utilizar como un material para la construcción con huella de carbono negativa, como fuente renovable de papel (evitando la deforestación), como fuente no tóxica de combustibles y plásticos, y como agente de la biorremediación (que elimina toxinas y metales pesados de los suelos contaminados). Puede que todo esto suene como castillos en el arie, pero no es así, todas y cada una de estas aplicaciones son viables. El cáñamo tiene un enorme potencial, y antes de su prohibición, debida a su vínculo con el cannabis, estaba considerado como el futuro de la industria y la agricultura. Se trata de un potencial que se está volviendo a considerar con la prohibición, y cada vez más agricultores lo están cultivando. Esto también está relacionado con la economía, ya que todos estos puntos son una industria en sí mismos.

GUERRA Y PAZ

Hay dos aspectos relacionados con este tema, y ambos tienen que ver con la Guerra contra las Drogas. La Guerra contra las Drogas va mucho más allá del cannabis, pero éste constituye una gran parte de ella. Un buen ejemplo de ello lo podemos observar en México, donde se prevé que las ventas de cannabis en los Estados Unidos, sean un 40% del negocio de los carteles. Esta extensa legalización que está teniendo lugar en los Estados Unidos, ha sido todo un éxito para sus bolsillos. Estos son los carteles que, literalmente, financian la guerra contra la policía y la población de México, afirmando su dominio mediante una campaña de miedo y terror. Lo que se ha traducido en miles de muertes, y está directamente vinculada a la Guerra contra las Drogas liderada por los USA.

La Guerra contra las Drogas fue también una de las principales razones para invadir Afganistán, donde se cultiva tanto heroína como cannabis. ¿Por qué? Porque el mercado negro a menudo se utiliza para provocar y financiar la insurgencia, y las guerras constantes que parecen asolarnos. Al legalizar la marihuana, se elimina gran parte de la demanda que satisface el mercado negro, y como consecuencia, se asfixia.

Además de estas tres "prioridades" que describe Obama, hay muchos otros problemas relacionados con la legalización del cannabis. Por ejemplo, se ha demostrado que el cannabis tiene un enorme valor medicinal, y que podría mejorar las vidas de millones de personas. También tiene el potencial de reducir los prejuicios raciales presentes en todos los sistemas de justicia del mundo, y de poner fin a una industria que se aprovecha del encarcelamiento basado en la prohibición.

Y la lista sigue. Cada vez hay más evidencia que indica que la sociedad en su conjunto podría beneficiarse de la legalización de esta hierba. Afecta a todo, de una u otra forma, por lo que sí, Obama, la legalización del cannabis debería ser una prioridad política para los jóvenes de hoy.