¿Cuál es la diferencia entre el aceite de CBD y el aceite de cáñamo?

Publicaciones :
Categorías : BlogCBD

Aceite De CBD Y El Aceite De Cáñamo


Tanto el aceite de CBD como el de cáñamo desempeñan un papel especial en un estilo de vida saludable, pero presentan ciertas diferencias. El aceite de CBD se está posicionando como una medicina con muchas aplicaciones y respaldada por la ciencia. El aceite de cáñamo está repleto de nutrientes, por lo que es un gran alimento o suplemento dietético.

Ahora que la prohibición del cannabis parece estar retrocediendo lentamente pero con paso firme, el negocio del sector internacional de la marihuana está en auge. Con el crecimiento exponencial llegan nuevas innovaciones. Hoy en día, están surgiendo continuamente muchos productos y métodos de producción novedosos. Esto es, en general, algo positivo para consumidores y empresas, contribuyendo a un mercado más diversificado. La innovación permite a los clientes elegir entre una amplia gama de opciones las que mejor se adapten a sus estilos de vida y necesidades específicas.

Quienes nunca se habían planteado comprar productos derivados del cannabis pueden, sin embargo, sentirse un poco confundidos o abrumados con la cantidad de productos disponibles. Especialmente sin llevar a cabo una investigación previa, comprar productos puede llegar a convertirse en una pesadilla logística. Quizás una de las principales fuentes de confusión en el mundo del cannabis sea la diferencia entre aceite de cáñamo y aceite de CBD. Esta desorientación se debe, en parte, a la terminología opaca utilizada por algunos fabricantes y distribuidores, que intentan impresionar al cliente con información poco fiable.

UNA DIFERENCIA IMPORTANTE

Debido a que el CBD es un cannabinoide fundamental que ha demostrado poseer potencial para contribuir al tratamiento de una serie de problemas de salud, es importante que aquellos que buscan productos terapéuticos conozcan la diferencia entre el aceite de CBD y el aceite de cáñamo para lograr resultados óptimos. Aunque estos dos productos se derivan técnicamente de la misma especie vegetal, sus contenidos son únicos entre sí.

CÁÑAMO FRENTE A CANNABIS

La principal diferencia entre el aceite de CBD y el de cáñamo es la variedad de planta de la que proceden y qué partes de la planta se utilizan para su elaboración. El aceite de cáñamo, comúnmente conocido como aceite de semilla de cáñamo, se elabora extrayendo el aceite graso al prensar semillas de cannabis. Este aceite es altamente nutritivo y tiene muchas aplicaciones positivas, pero no es particularmente terapéutico.

Por otro lado, el aceite de CBD proviene generalmente de las flores de las plantas de cannabis, a través de diversos métodos de extracción, y tiene muchas más propiedades medicinales. Dicho esto, el aceite de CBD también se puede extraer del cáñamo industrial, ya que puede contener altos porcentajes de CBD y concentraciones de THC inferiores.

CÁÑAMO

Cáñamo

Entonces, ¿cuál es exactamente la diferencia entre el cáñamo y el cannabis? Este punto es probablemente el que genera más confusión respecto al aceite de cáñamo y el de CBD. Para dejar las cosas claras, el cáñamo y el cannabis son técnicamente la misma especie de planta: Cannabis sativa. Las especies de cannabis pueden cruzarse para producir diferentes niveles de cannabinoides, resultando en una genética exclusiva que se puede emplear para diferentes fines. Más claro aún, los novatos pueden ser incapaces de distinguir entre una variedad de cáñamo y una de cannabis psicoactivo, pero su composición química es otra historia.

Como muchos lectores probablemente ya sepan, el cannabis contiene el compuesto THC. Se trata del cannabinoide responsable de inducir los efectos psicoactivos o el “subidón” del cannabis cuando se come, fuma o vaporiza. El THC es el origen del pasado tumultuoso y prohibicionista del cannabis, vetado por gobiernos internacionales hasta muy recientemente. Esto deriva de la ignorancia histórica, la corrupción y los prejuicios que permitieron décadas de negocio lucrativo en el mercado negro.

ESTATUS LEGAL

Cáñamo Estatus Legal

Sin embargo, el cáñamo sigue siendo legal en muchas partes del mundo y se utiliza en diferentes sectores para la producción de fibra, papel, alimentos, comida y combustible. ¿Y si la gente empieza a fumarlo para colocarse? Desafortunadamente para el fumeta, esto no es posible, por eso suele ser legal. Muchos países equiparan el cannabis al cáñamo cuando contiene menos de un 0,3% de THC. Una cantidad insignificante que no podrías percibir.

La mayoría de las plantas de cáñamo han sido desarrolladas para producir concentraciones de THC aún más bajas, lo que significa plantas altas y espigadas, optimizadas para las industrias manufactureras.

CANNABIS

Cannabis

Cannabis es un término genérico que abarca todas las subespecies. Las variedades difieren físicamente y en clases de efectos. Cuando los cultivadores utilizan el termino “cannabis”, a menudo se refieren a las plantas que se cultivan con fines recreativos y terapéuticos, que conservan altos niveles de THC y CBD.

Las especies de cannabis sativa, índica y ruderalis, junto con los híbridos, se engloban en esta categoría. Todas estas plantas tienen características ligeramente diferentes. Con la mayor difusión de los efectos terapéuticos del CBD, muchas cepas de cannabis se han optimizado recientemente para producir niveles de CBD significativamente superiores a los de THC.

Muchos aceites de CBD se obtienen a partir de las flores de la marihuana. Ambos, el CBD y el THC, se segregan en los sombreros que producen resina en los tricomas y se pueden cosechar para lograr la concentración más alta de ingredientes beneficiosos.

¿CÓMO SE ELABORA EL ACEITE CBD?

¿Cómo Se Elabora El Aceite Cbd?

Para obtener aceite CBD, primero se suele partir de una cepa rica en CBD. Como hemos comentado anteriormente, los extractos pueden derivar de flores de cepas de cannabis o cáñamo especialmente seleccionadas.

Hay varias técnicas utilizadas para extraer el CBD y otros elementos de la planta del cannabis. La extracción por CO₂ es quizás el método más caro, pero produce grandes resultados. El CO₂ es uno de los métodos de extracción más “limpios”, ya que se evitan disolventes tóxicos como el butano o el propano.

La extracción con alcohol es otro método habitual. Solventes de alta graduación pueden separar los cannabinoides de la planta, pero podrían dañar otras moléculas valiosas durante el proceso. Otras técnicas como la extracción de aceite y la extracción con hielo se pueden aplicar con resultados variables.

¿CÓMO SE ELABORA EL ACEITE DE SEMILLA DE CÁÑAMO?

El aceite de semilla de cáñamo de la mejor calidad se produce con una prensa en frío. Esta técnica extrae el aceite de las semillas sin calentarlas más de una cierta temperatura.

El aceite de semilla de cáñamo tiene una amplia variedad de aplicaciones y se puede usar en recetas de cocina y productos cosméticos. Las semillas de cáñamo contienen niveles increíblemente altos de proteínas, y a menudo se convierten en leche de cáñamo como alternativa a la leche de origen animal.

BENEFICIOS PARA LA SALUD Y APLICACIONES DEL ACEITE DE CBD

Beneficios Para La Salud Y Aplicaciones Del Aceite De CBD

Ahora que hemos explorado la diferencia entre las semillas de cáñamo y el CBD, analizaremos las ventajas para la salud de ambos, descubriendo cómo se pueden utilizar en suplementos dietéticos o en diversas modalidades de medicina alternativa.

El CBD está ganando cierta popularidad como cannabinoide terapéutico y se considera mucho más práctico que el THC, su equivalente psicoactivo.

Con el auge de la investigación acerca del sistema edocannabinoide humano, el CBD puede ser más importante de lo que previamente se creía. El sistema endocannabinoide está compuesto por receptores ubicados en determinadas células a lo largo del cuerpo humano. Los cannabinoides, incluido el CBD, se unen a esos receptores y pueden regular importantes procesos fisiológicos, desde la memoria hasta la sensación de dolor.

ANSIEDAD

Ansiedad Y Estrés

El CBD ya ha sido estudiado en relativa profundidad, y parece ofrecer importantes efectos ansiolíticos. De hecho, este cannabinoide se considera ahora un sustituto efectivo de los fármacos utilizados habitualmente para tratar la ansiedad, pero que presentan graves efectos secundarios y riesgo de abuso o incluso de sobredosis letales.

Una revisión científica titulada “El cannabidiol, un componente del Cannabis sativa, como fármaco ansiolítico” intentaba explorar la aplicación del CBD como fármaco ansiolítico y su supuesto mecanismo de acción. Los autores identificaron que se observaron efectos ansiolíticos tanto en sujetos animales como humanos.

Los autores concluyeron que, “los futuros ensayos clínicos que impliquen pacientes con diferentes trastornos de ansiedad están justificados, especialmente trastornos de pánico, trastornos obsesivo-compulsivo, trastornos de ansiedad social y trastornos por estrés postraumático. La ventana terapéutica del CBD y los mecanismos precisos involucrados en su acción ansiolítica aún no se han determinado”.

INVESTIGACIÓN ADICIONAL

Otros estudios adicionales han propuesto una posible aplicación del CBD como medicación para el trastorno de ansiedad social generalizada, una forma de ansiedad que se ve aumentada por interacciones y entornos sociales.

Un estudio publicado en el Journal of Neuropsychopharmacology demostró que el CBD puede ayudar con ese cuadro médico. Los investigadores administraron 600mg de CBD a un grupo de sujetos con trastorno de ansiedad generalizada que, sin embargo, nunca habían recibido tratamiento en el pasado. Los participantes participaron en una simulación de un discurso en público, para generar un ambiente que muy probablemente agravaría su estado.

Los autores descubrieron que el “pretratamiento con CBD redujo significativamente la ansiedad, el deterioro cognitivo y la incomodidad, disminuyendo significativamente la alerta en su discurso”.

Llegados a este punto, es difícil negar el potencial legítimo del CBD como mediador en la ansiedad.

CÁNCER

El cáncer es una enfermedad grave y una de las principales causas de mortalidad en países occidentales. Desencadenada por factores tanto genéticos como ambientales, el avance del cáncer a menudo se cataliza por ADN dañado, la proliferación y la mutación celular descontrolada, que conduce al desarrollo tumoral. Los tratamientos convencionales para el cáncer son extremadamente agresivos con el organismo, siendo la radiación y la quimioterapia los procedimientos más habituales para tratar la enfermedad en muchos hospitales occidentales.

El cannabis ha ido ganando reconocimiento como tratamiento potencial para el cáncer con muy pocos efectos secundarios. Múltiples cannabinoides producidos por la planta han mostrado actividad antitumoral, y el CBD es uno de ellos.

Un estudio sobre “el cannabidiol como tratamiento potencial contra el cáncer”, publicado por Journal of British Pharmacological Society, discute el posible papel de los cannabinoides como tratamiento contra el cáncer. Los autores postulan que el sistema endocannabinoide puede ser relevante en este caso, concluyendo que, “colectivamente, el cannabinoide no psicoactivo derivado de la planta, CBD, exhibe acciones pro-apoptóticas y antiproliferativas en diferentes tipos de tumores y también puede ejercer propiedades anti-migratorias, anti-invasivas, anti-metastásicas y quizás anti-angiogénicas. Sobre la base de estos resultados, surgen evidencias que sugieren que el CBD es un potente inhibidor tanto del desarrollo como de la propagación del cáncer”.

CBD Y TUMORES CEREBRALES

Una investigación adicional ha explorado el potencial del CBD en el tratamiento de tumores cerebrales, específicamente en las células del glioma, un cáncer que se origina en el cerebro o la columna vertebral. Un artículo titulado “Efectos antitumorales del cannabidiol, un cannabinoide no psicoactivo, en las líneas celulares del glioma humano” exploró estas posibles funciones.

Los investigadores afirman, “En conclusión, el CBD no psicoactivo fue capaz de producir una actividad antitumoral significativa tanto in vitro como in vivo, lo que sugiere una posible aplicación del CBD como agente antineoplásico (que actúa para detener o inhibir el tumor)”.

Estos son solo algunos de los estudios que analizan el papel del CBD en el tratamiento del cáncer, pues el THC ya se ha estado utilizando desde hace tiempo para ayudar a los pacientes de cáncer a hacer frente a los efectos secundarios de la enfermedad y sus tratamientos.

EPILEPSIA

Tratamiento Con Aceite De CBD

Otro apartado médico en el que el CBD presenta unas cualidades realmente prometedoras es el tratamiento de ciertas formas de epilepsia. Para el CBD, esto ha supuesto una gran publicidad en los medios de comunicación a nivel internacional. Además, sus efectos han inspirado avances en la legislación. Padres desesperados cuyos hijos sufren una forma rara de la enfermedad, denominada síndrome de Dravet, han compartido su éxito en la reducción de convulsiones y otros síntomas. Recientemente, han aparecido en internet más vídeos mostrando el increíble potencial del CBD para detener y suprimir convulsiones violentas.

Los científicos han explorado esta conexión a fondo, obteniendo resultados positivos. Uno de estos estudios, publicado en la revista Epilepsy and Behaviour, consistía en una encuesta a padres que administraron CBD a sus hijos con epilepsia.

En la encuesta participaron 19 niños, de los cuales 13 sufrían el síndrome de Dravet. Los seis restantes fueron diagnosticados con diversas formas de epilepsia, 4 de ellos padecían síndrome de Doose, uno síndrome de Lennox-Gastaut y el último epilepsia idiopática. El estudio mostró que el 84% de los niños experimentaron una reducción en la frecuencia de las convulsiones. El 11% informó de la erradicación total de las convulsiones, un 42% reportó una reducción superior al 80% en el número de convulsiones experimentadas, y un 32% confirmó de una reducción del 25 al 60%. Otros efectos beneficiosos que se observaron incluían un mayor estado de alerta, mejor estado de ánimo y mejor calidad del sueño.

BENEFICIOS DEL ACEITE DE CÁÑAMO

Aunque el aceite de semilla de cáñamo no es comparable al consumo del aceite de CBD como medicamento, ofrece una opción altamente nutritiva como ingrediente y suplemento dietético.

Las semillas de cáñamo contienen más de un 30% de grasa y son muy ricas en ácidos grasos omega-6 y omega-3. También constituyen una fantástica fuente de energía vegetal, puesto que las proteínas representan el 25% de sus calorías totales.

CONTENIDO DE VITAMINA E

Algunos datos muestran que las semillas de cáñamo contienen unos 6mg de vitamina E por cada 100g. Esto las convierte en un aporte importante en relación a la ingesta diaria recomendada de 30mg al día. La vitamina E es una vitamina soluble en grasa que ayuda a equilibrar el colesterol y a combatir los radicales libres, contribuyendo a la salud de la piel e incluso equilibrando nuestra producción hormonal.

CONTENIDO EN FÓSFORO

100g de semillas de cáñamo contienen 1.100mg de fósforo, lo que supera la cantidad diaria recomendada, que se sitúa en 1.000mg al día, convirtiendo a la semilla de cáñamo en una fuente perfecta de este mineral. El fósforo está asociado al mantenimiento de la salud ósea, la desintoxicación, un aumento de los niveles de energía, la salud dental y la función cognitiva.

FUENTE DE POTASIO

Las semillas de cáñamo contienen 900mg de potasio por cada 100g, lo que representa una cantidad impresionante en relación a la cantidad diaria recomendada de 2000mg. El potasio es un mineral importante y puede desempeñar un papel clave en el tratamiento de la ansiedad y el alivio del estrés, así como en trastornos cardíacos y renales. Es el tercer mineral más común en el cuerpo humano.

Los síntomas de deficiencia de potasio pueden manifestarse en anemia, palpitaciones de corazón y dolores de cabeza. El mineral contribuye, entre otros beneficios, a una mejora de la salud ósea, la función cerebral y la potencia muscular.

FUENTE DE MAGNESIO

Las semillas de cáñamo contienen 450mg de magnesio por cada 100g, superando el límite de la ingesta diaria recomendada de 400mg. De nuevo, esto convierte a la semilla de cáñamo en un gran alimento para el logro de ciertas necesidades dietéticas y nutricionales. El magnesio juega un papel importante, ayudando a incrementar la energía, mitigar la ansiedad, aliviar los dolores musculares, prevenir migrañas y fomentar la salud del corazón.

FUENTE DE VITAMINA B1

Las semillas de cáñamo contienen 1,3mg de vitamina B1 por cada 100g, acercándose a la ingesta diaria recomendada de 1,5mg al día. La vitamina B1, también conocida como tiamina, juega una parte integral en la salud del sistema nervioso, cabello, piel, ojos, boca e hígado.

CONTIENE VITAMINA B2

Las semillas de cáñamo contienen 1,2mg de vitamina B2 por cada 100g. Esto cubre la mayor parte de la ingesta diaria recomendada, que es de 1,7mg. La vitamina B2, también conocida como riboflavina, desempeña un papel vital en la producción de energía.

 

         
  Luke Sumpter  

Escrito por: Luke Sumpter
Luke Sumpter es un periodista afincado en el Reino Unido, especialista en salud, medicina alternativa, hierbas y remedios psicoactivos. Ha escrito para medios como Reset.me, Medical Daily o The Mind Unleashed sobre estos y otros temas.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados