Consejo de Cultivo: Cómo Reconocer y Prevenir la Putrefacción del Brote

Published :
Categories : BlogCannabisCultivo de Marihuana

Consejo de Cultivo: Cómo Reconocer y Prevenir la Putrefacción del Brote

How To Spot And Prevent Bud Rot

Nadie desea lidiar con la podredumbre de sus brotes, pero si se reconocen los síntomas y se sabe cómo actuar, se puede salvar la mayor parte de una planta.

La podredumbre del brote es la peor pesadilla de todo cultivador de cannabis, y que esto ocurra tras casi haber llegado a la línea de meta, hace que mueran un poco por dentro. Sin embargo, aunque es una lección dura, lo es también buena, ya que es fácil de evitar con la preparación adecuada.

¿QUÉ ES LA PUTREFACCIÓN DEL BROTE Y QUÉ ASPECTO TIENE?

En general, la putrefacción del brote es una infección tóxica micótica que mata y contamina las flores del cannabis. Una vez que germina, es altamente contagiosa, y pasa rápidamente de brote a brote. Por suerte, la putrefacción del brote solo se da bajo ciertas condiciones, por lo que es bastante fácil de prevenir.

La podredumbre del brote suele afectar a los brotes densos, pero también se puede observar en brotes más ligeros, sobre todo si las condiciones de cultivo son húmedas. Te darás cuenta de que todo el brote (incluyendo pistilos y hojas) empieza a estar oscuro y descolorido. También comenzarán a secarse y a marchitarse - aunque el resto de la planta siga estando sana.

Si se detecta a tiempo, es posible ver un poco de pelusa en la superficie del brote. Es el moho que se está desarrollando. Es la primera etapa de la putrefacción y significa que aún es posible salvar parte de la planta, y evitar que se infecten otras. Pero es bastante difícil de ver, ya que las pelusas no duran mucho tiempo. Lo más seguro es que veas unas manchas secas y descoloridas en los brotes.

En una etapa avanzada de podredumbre, se podrán observar unas pequeñas motas negras. Es el hongo reproduciéndose. Las motas son esporas nuevas, listas para ser transportadas por la brisa a otras plantas de cannabis. No las respires ni acerces a otras plantas.

CÓMO TRATAR LA PODREDUMBRE DEL BROTE

Si ya ha aparecido la putrefacción, lo mejor (y lo único) que se puede hacer es cortar todo lo que esté infectado y la zona de alrededor. Deshazte de ello y asegúrate de que no entre en contacto con ninguna otra planta de cualquier tipo. Después tendrás que colocar tus plantas de cannabis en un lugar seco y calido, y con una ligera brisa.

A partir de aquí, puedes cosechar la planta tal y como está, o arriesgarte y dejar que madure.

CAUSAS DE LA PUTREFACCIÓN DEL BROTE Y CÓMO PREVENIRLA

Como ya hemos mencionado, la podredumbre del brote es muy fácil de prevenir en plantas de cannabis sanas, ya que necesita ciertas condiciones para germinar. No importa con cuántas esporas entren las plantas en contacto, si las condiciones no son propicias. Las condiciones para que germine, son las mismas que las del moho. Es necesario que exista:

Humedad (así que si cultivas en el exterior, ten cuidado después de que haya llovido mucho)

Aire estancado/sin brisa

Una temperatura fresca (por debajo de los 20 grados centígrados)

Por ello, la mejor manera de evitar la podredumbre es asegurarse de que nunca se den estas condiciones durante mucho tiempo y, por supuesto, nunca a la vez.

Cuando se cultiva al aire libre, estas condiciones pueden ser bastante difíciles de controlar, y lo mejor que se puede hacer es asegurarse de que haya una decente brisa y que el lugar sea cálido, incluso antes de colocar la semilla en la tierra. Algunos cultivadores de exterior, también sacuden sus plantas después de que llueva, para eliminar el exceso de gotas de agua. Otros llegan incluso a erigir un pequeño armazón sobre los brotes para poder cubrirlos con una lona, cuando saben que va a llover. Esto protegerá a los brotes del agua, pero también significa que tendrás que regar tu cultivo de forma manual más a menudo. Si decides hacer esto, asegúrate de que la lona se apoye en el medio. Con lo que el agua correrá por el lateral, en lugar de encharcarse y posiblemente hacer que se derrumbe.

En el interior, la podredumbre del brote es muy fácil de prevenir, ya que todas estas condiciones son fáciles de controlar. Asegúrate de que las temperaturas no bajen nunca de los 20 grados, y de tener una buena ventilación - para evitar el estancamiento del aire y una humedad excesiva.

Un último consejo: nunca utilices pesticidas ni aceite de nim, ni quemes azufre para intentar corregir la podredumbre. No son nada efectivos contra la putrefacción del brote, y harán que los que salves sepan raro. Algunos cultivadores tratan de tomar medidas preventivas a base de aerosoles antihongos durante el crecimiento vegetativo, pero esto tiene sus límites. La mejor forma de prevenir, es controlar el entorno para asegurarse de que nunca se den las condiciones anteriores. ¡Nunca rocíes los brotes!

Si la podredumbre está tan avanzada que no hay ninguna esperanza, reduce tus pérdidas y arranca la planta. Lo mejor es deshacerse de ella y minimizar el riesgo de que se extienda a otros lugares.

comments powered by Disqus