Blog
Cómo Hacer Mantequilla De Hachís
3 min

Cómo Hacer Mantequilla De Hachís Casera

3 min
Headshop Recipes

Dado que la mantequilla es la base de casi todos los productos horneados, una buena receta te acerca al mundo de los comestibles. Aprende a prepararla aquí.

Si alguna vez has intentado hacer comestibles caseros, es probable que ya conozcas la cannabutter. Mucha gente se lo pasa de maravilla con ella, pero sabemos que algunas personas necesitan algo más fuerte. Si perteneces a este grupo, nos gustaría presentarte la mantequilla de hachís. Se parece a la cannabutter en muchos aspectos, y ambas se pueden usar en las mismas recetas. Sin embargo, la principal diferencia radica en el uso de hachís en lugar de flores de marihuana.

Artículo relacionado

Cómo Hacer Mantequilla De Cannabis

Puede que hayas oído usar los dos términos indistintamente, pero hay una diferenciación clara. Para quienes no estén familiarizados con el tema, el hachís es la resina concentrada del cannabis. Para elaborarlo, primero se recogen los tricomas de las flores de cannabis, es decir, las glándulas que segregan la resina con THC, otros cannabinoides y terpenos. Y a continuación, se purifican y comprimen para dar lugar al producto final. Como resultado, el hachís es más fuerte con dosis más pequeñas, por lo que es perfecto para hacer una mantequilla potente.

La mantequilla de hachís no solo es más fuerte que la cannabutter, también es más rápida y fácil de preparar. Al no contener mucho material vegetal (si es que contiene), no hace falta colarlo al final con una estopilla para separar lo bueno de lo superfluo. Además, no es necesario triturar cogollos.

Cómo Hacer Tu Propia Mantequilla De Hachís

CÓMO HACER TU PROPIA MANTEQUILLA DE HACHÍS

Ahora que ya hemos cubierto lo básico, es hora de dirigirte a la cocina. Solo necesitarás unos cuantos ingredientes y utensilios sencillos.

Pero antes de adentrarnos en la receta, veamos cómo se descarboxila el hachís. Al igual que la flor del cannabis, gran parte del contenido cannabinoide del hachís es THCA, y no THC. Por eso, tendrás que calentarlo para que se vuelva psicoactivo. Lo único que tienes que hacer es desmenuzar el hachís en trozos más pequeños y hornearlos a 116°C durante 40 minutos. Una vez transcurrido ese tiempo, estará listo para empezar a cocinar.

Artículo relacionado

¿Cómo Y Por Qué Se Debe Descarboxilar El Cannabis?

Ingredientes

  • 100 gramos de mantequilla
  • 500ml de agua
  • 1-5 gramos de hachís seco y descarboxilado (dependiendo de la potencia del hachís y de la que quieras que tenga la mantequilla)

Utensilios

Instrucciones

  1. Puedes hacerlo al baño maría o colocar el cazo sobre el fuego, echar 4 tazas de agua, y calentarla a fuego medio.

  2. Cuando el agua esté casi hirviendo, pon la mantequilla y baja el fuego para que no llegue a hervir. Revuelve con la cuchara o el batidor para ayudar a disolverla. Es muy importante que la mantequilla se derrita uniformemente y que no se queme, así que asegúrate de removerla a menudo. El agua te ayudará a evitarlo, ya que facilita la regulación de la temperatura.

  3. Cuando la mantequilla se haya disuelto del todo, añade el hachís desmenuzado. Empieza a remover para que se distribuya de manera uniforme a fuego lento. Después de unos 30 o 35 minutos, la mezcla comenzará a adquirir un tono verde/marrón oscuro. Puedes parar en este momento, pero si continúas de 1 a 4 horas más, el producto final será mucho más fuerte.

  4. Cuando termines, pasa la mezcla directamente al recipiente hermético. A diferencia de la cannabutter, la mantequilla de hachís no se cuela antes de guardarla, así que no te preocupes por eso. Pon la tapa.

  5. Mete el recipiente en la nevera durante al menos un par de horas, aunque nosotros recomendamos toda la noche. Durante este proceso, el agua y la mantequilla se separarán.

  6. Cuando saques el recipiente de la nevera, separa con cuidado la mantequilla flotante del agua. Vierte el agua en el fregadero y seca la mantequilla (y el interior del recipiente) a base de pequeños toques con papel absorbente. A continuación, vuelve a colocar la tapa y mete el recipiente en la nevera, ¡listo! La mantequilla se mantendrá fresca durante unos dos meses.

Cómo Se Dosifica La Mantequilla De Hachís

Al ser mucho más potente que la de flores, tendrás que tener mucho cuidado a la hora de dosificar esta mantequilla. En caso de que desconozcas el porcentaje de THC de tu hachís, existe un rango de potencia general. Mientras que algunas variedades ofrecen entre un 30 y un 50% de THC, un hachís al hielo de buena calidad puede llegar al 70 u 80%. Esto significa que cada gramo de hachís puede contener de 300 a 800mg de THC. Incluso divididos en dos porciones de mantequilla, sigue siendo mucho, así que actúa con cuidado.

Artículo relacionado

Cómo Calcular La Potencia Del THC En Comestibles

Empieza con una dosis pequeña y ve aumentándola, ya que es muy difícil calcular exactamente cuánto se consume, aunque hayas medido y pesado todo a la perfección. Si quieres probar la potencia de tu mantequilla de hachís, prueba con 1/4 de cucharadita para ver los efectos. Si no sientes nada de inmediato, no tomes más; espera al menos una hora antes de ajustar la dosis. Aparte de eso, disfruta de manera responsable y diviértete.

Ryan

Escrito por: Ryan
Escritor cannábico originario del sur de California que reside en Portland, Oregón. Sigue a AKA Carpenter en todos los servicios de streaming.

Find out about our writers

Read more about
Headshop Recipes
Buscar por categorías
o
Buscar