¿Cómo afecta el cannabis a la digestión? Pros y contras

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabis
Última edición :

¿Cómo afecta el cannabis a la digestión? Pros y contras


El cannabis puede mejorar o empeorar las enfermedades digestivas. Veamos los pros y los contras del consumo de maría sobre el sistema digestivo.

¿Cómo afecta el cannabis a la digestión? La ciencia ha intentado responder a estar pregunta durante décadas. Numerosos estudios nos han ayudado a comprender mejor la relación entre el cannabis y el cuerpo, y cómo ayuda a personas con problemas digestivos, así como con otros trastornos. Vamos a analizar qué pros y qué contras tiene el consumo de marihuana sobre los problemas digestivos.

El sistema endocannabinoide (SEC) es un grupo de receptores cannabinoides endógenos que está situado en el cerebro, el sistema nervioso central y el periférico. Es, en gran medida, el responsable del hambre, el apetito, la saciedad, la salivación y el sistema inmunológico. Los receptores cannabinoides también están ubicados en el sistema digestivo, que se ve afectado directamente por los cannabinoides que entran en el cuerpo. Nuestro cuerpo produce cannabinoides naturales como la anandamida y el 2-araquidonilglicerol. Tras el consumo de cannabis, éste proporciona cannabinoides que actúan de forma parecida.

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) y el síndrome del intestino irritable (SII) son enfermedades intestinales muy comunes. La EII puede presentarse en forma de enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa o colitis indeterminada; todas son enfermedades crónicas que causan inflamación e hinchazón. El SII no se considera una enfermedad, sino más bien un "trastorno funcional" con síntomas muy parecidos a los de la EII.

PROS

Pros

Se ha demostrado que el SEC desempeña un papel muy importante en la modulación del sistema digestivo. Los cannabinoides ayudan a modular y reducir los síntomas de la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, como la inflamación, falta de apetito, pérdida de peso, fatiga, depresión, dolor, etc. Se ha demostrado que los cannabinoides modulan la movilidad de los intestinos, de lo que se pueden beneficiar las personas con diarrea crónica. Según un estudio: "Una investigación farmacológica más reciente ha demostrado con toda claridad que los cannabinoides inhiben la movilidad gastrointestinal y la secreción, actuando sobre los receptores CB1 que se encuentran en los terminales de las neuronas submucosas tanto intrínsecas como extrínsecas."

La marihuana ayuda a estimular el apetito mediante la generación de las llamadas "munchies". Cuando el estómago está vacío, se libera una hormona llamada ghrelina que viaja al hipotálamo, haciendo que la persona sienta hambre. El THC del cannabis activa los receptores de ghrelina, lo que despierta el hambre del individuo aunque su estómago contenga comida. Las personas que padecen anorexia u otro trastorno que reduzca el apetito podrían beneficiarse del consumo de marihuana.

CONS

Cons

Aunque el cannabis está considerado como una droga milagrosa que reduce la inflamación, la depresión, el dolor, etc. de muchas personas, otras padecen sus efectos negativos en el sistema digestivo.

Algunas experimentan una pérdida de apetito, lo que suena extraño, teniendo en cuenta que el THC libera ghrelina. La pérdida del apetito inducida por la marihuana podría estar relacionada con varios factores como el estrés o la ansiedad que puede desencadenar el consumo de cannabis, aunque hacen falta más investigaciones.

La gente con síndrome de hiperémesis cannabinoide experimenta náuseas y vómitos con el consumo de cannabis, sobre todo tras un consumo excesivo de esta sustancia. La ciencia ha investigado esta relación y ha llegado a la conclusión de que el cannabis puede ser perjudicial para las personas con síndrome de hiperémesis cannabinoide. Los enfermos de pancreatitis también presentan efectos secundarios inducidos por el cannabis, aunque hacen falta estudios más significativos que vinculen la marihuana con los síntomas de la pancreatitis.

CONCLUSIÓN: EL CANNABIS ES A LA VEZ BUENO Y MALO

La marihuana puede provocar efectos positivos y negativos sobre el sistema digestivo. Esto dependerá del estado de salud de la persona y de la experiencia subjetiva. Muchos mezclan tabaco con cannabis para fumarlo, lo que causa bastantes problemas. El tabaco, como bien sabemos, está relacionado con un gran número de enfermedades y, quemar marihuana en vez de vaporizarla, también tiene efectos nocivos sobre el sistema digestivo. Algunas personas con enfermedad de Crohn pueden consumir cannabis, pero el humo les irrita el intestino. Lo mejor es presionar en favor de la legalización de la marihuana medicinal para poder explorar la forma de medicar las enfermedades digestivas. No hay que fumar cannabis para combatir una enfermedad digestiva, o cualquier otra enfermedad, porque miles de blogs digan que es una droga milagrosa. Toma decisiones inteligentes y cuida de tu salud. Si sientes efectos adversos tras consumir marihuana, déjalo y consulta con un especialista, si tienes el privilegio de hacerlo.

 

         
  Guest Writer  

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados