¿qué Son Las Semillas De Marihuana Regulares?

¿Qué son las semillas de marihuana regulares? ¿En qué se diferencian de las semillas feminizadas, y cuáles son sus pros y sus contras? ¡Descubre las semillas de marihuana regulares, cómo usarlas y cultivarlas correctamente, y cómo se pueden utilizar para crear una variedad completamente nueva!

¿Qué Son Las Semillas De Marihuana Regulares?

Los bancos de semillas suelen tener tres tipos de semillas de marihuana: feminizadas, autoflorecientes y regulares. Entre los cultivadores, las variedades feminizadas y las autoflorecientes son las más populares, pero esto no significa que haya que ignorar a sus equivalentes regulares.

Entonces, ¿qué son exactamente las semillas de marihuana regulares? ¿En qué se diferencian de las semillas feminizadas? ¿Cuáles son sus pros y sus contras? ¿Cuándo y por qué usarlas?

¿qué Son Las Semillas De Marihuana Regulares Y Quiénes Las Utilizan?

¿Qué Son Las Semillas De Marihuana Regulares Y Quiénes Las Utilizan?

Las semillas feminizadas y las regulares no se diferencian a primera vista. De hecho, la distinción radica en sus cromosomas. Verás, las semillas feminizadas se crean cuando una hembra poliniza otra hembra. Aunque normalmente es algo imposible, se puede lograr estresando a una planta femenina para que desarrolle características sexuales masculinas (como el polen). Como resultado, este proceso produce semillas que terminan careciendo de cromosomas masculinos (XY), de ahí su nombre.

Como era de esperar, las semillas regulares provienen del cruce de un macho y una hembra. Su información genética, a su vez, contiene cromosomas masculinos y femeninos (XX). A diferencia de las semillas feminizadas, que producen exclusivamente plantas femeninas (99,99%), estas semillas tienen un 50% de posibilidades de tener cualquiera de los dos sexos. A veces pueden incluso producir plantas intersexuales.

Existen algunos mitos sobre las diferencias entre las plantas de marihuana cultivadas a partir de semillas feminizadas y regulares. Hay quienes piensan que las semillas feminizadas producen plantas menos potentes o sabrosas que las semillas regulares, pero no es del todo cierto. En su mayoría, las plantas de marihuana cultivadas a partir de semillas feminizadas o regulares son iguales en términos de calidad. Si hay diferencias, generalmente se deben a las técnicas de cría y a las plantas madre que se hayan utilizado.

Artículo relacionado

5 Razones Por Las Que Todo Cultivador De Marihuana Debería Probar La Cría

Por lo tanto, ¿quién podría estar interesado en cultivar semillas de marihuana regulares? ¿Por qué elegirlas en lugar de otras opciones? La mayoría de los cultivadores de marihuana aficionados se centran únicamente en conseguir el mejor producto final. Quieren los cogollos potentes que proporcionan las plantas feminizadas, y no los sacos de polen que desarrollan las plantas macho. Además, cuando los machos polinizan a las hembras, estas últimas producen cogollos con semillas y de mala calidad. Por eso, antes de que existiesen las semillas feminizadas, los cultivadores tenían que identificar lo antes posible el sexo de sus plantas y eliminar los machos, que no les servían para nada.

Hoy en día, los cultivadores pueden evitar estas preocupaciones y comprar directamente semillas feminizadas (nota: las autoflorecientes también son feminizadas). Pero, en ese caso, ¿por qué los bancos de semillas siguen ofreciendo semillas de marihuana regulares? A pesar de sus desventajas, tienen su justificación.

Criadores Profesionales

Cannabis Criadores Profesionales

Las plantas de marihuana feminizadas no producen semillas. Está claro que eso es positivo para cultivar una hierba increíble, pero es terrible para la cría. Los criadores, por lo tanto, usan semillas regulares para poder tener machos y hembras juntos. Para la cría selectiva, separan a los machos de las hembras, seleccionan solamente los mejores ejemplares de cada sexo y dejan que la polinización suceda en un ambiente controlado.

Aficionados A La Marihuana

Aficionados A La Marihuana

No todas las variedades de marihuana están disponibles en forma feminizada. Algunas, especialmente ciertas variedades de las más emblemáticas, solamente están disponibles como semillas regulares. Las semillas regulares no están modificadas y garantizan que una variedad en particular esté lo más cerca posible de sus orígenes. Los amantes de la vieja escuela a menudo pueden encontrar sus favoritas más apreciadas entre las variedades de marihuana regulares.

Además, algunos criadores solo ofrecen sus creaciones como variedades de marihuana regulares. Por lo tanto, si quieres cultivar esas cepas, lo único que puedes hacer es plantar esas semillas regulares.

Ventajas Y Desventajas De Las Semillas Regulares

La razón de esto es que las semillas de marihuana regulares son importantísimas para crear y mantener un fondo genético variado. Solamente las semillas regulares pueden dar lugar a nuevos fenotipos de cepas interesantes, a diferencia de criar siempre con las mismas genéticas. Sin embargo, no significa que no conlleven sus propios problemas. Para que te hagas una idea más clara, vamos a echar un vistazo al resto de ventajas y desventajas de las semillas regulares.

Semillas De Marihuana Regulares: Ventajas

Semillas De Marihuana Regulares: Ventajas

  • Permiten la creación de nuevos perfiles genéticos.

  • Como hemos mencionado, solamente se pueden obtener nuevos fenotipos con semillas de marihuana regulares. Este aspecto hace que sean importantes para la cría y el mantenimiento de la diversidad genética de la marihuana.

  • Permiten que una variedad exprese completamente su linaje.

  • La mayoría de las variedades de marihuana pueden convertirse en plantas de varios fenotipos. En otras palabras, cada planta puede enfatizar ciertos rasgos genéticos en lugar de otros, incluyendo determinados perfiles o efectos aromáticos. Esto es útil a la hora de elegir plantas madre para la cría en función de las cualidades deseadas.

  • Son necesarias para la producción de semillas.

  • Solo las semillas de marihuana regulares producen machos y hembras, que son necesarios para obtener semillas de marihuana.

  • Son buenas para sacar esquejes fuertes y saludables.

  • Las semillas regulares son, por supuesto, naturales y no han sido modificadas. Su genética suele ser más robusta que la de sus equivalentes feminizadas, lo que genera esquejes más fuertes y saludables.

  • Algunos clásicos de las variedades de la vieja escuela solo están disponibles como semillas regulares.

  • Muchas de las grandes variedades de marihuana de la década de 1990 y anteriores a ella nunca llegaron al mercado feminizado.

  • No intervienen agentes químicos, a diferencia de las semillas feminizadas.

  • Para producir semillas feminizadas, las plantas femeninas son tratadas con benzotiadiazol, ácido giberélico, tiosulfato de plata, nitrato de plata y/o plata coloidal. En la producción de semillas de marihuana regulares no interviene ningún tratamiento de este tipo.

  • Son relativamente económicas.

  • Las semillas regulares no se procesan de ninguna manera, por lo que suelen ser más baratas que las variedades feminizadas. La otra razón, por supuesto, es que no todas las semillas producirán cogollos.

  • Se convierten en plantas resistentes y fuertes.

  • Gracias a que su genética no ha sido modificada, las semillas de marihuana regulares suelen convertirse en plantas más robustas que sus equivalentes. Presentan una mayor resistencia ante plagas y enfermedades, y son capaces de desarrollarse en ambientes menos favorables.

Semillas De Marihuana Regulares: Desventajas

Semillas De Marihuana Regulares: Desventajas

  • Producen cosechas menos abundantes.

  • Aproximadamente la mitad de las semillas regulares que se plantan serán masculinas, por lo que hay menos marihuana útil por cantidad determinada de plantas.

  • En la mayoría de los casos, es necesario eliminar los machos.

  • Salvo que estés criando o tratando de producir más semillas, tendrás que sexar las plantas y eliminar los machos a tiempo. Si no lo haces, polinizarán a las hembras y estropearán la cosecha.

  • No son aptas para principiantes.

  • Identificar las plantas macho y separarlas de las hembras de forma segura requiere conocimientos avanzados.

Cultivo De Marihuana Con Semillas Regulares

Cultivo De Marihuana Con Semillas Regulares

Aparte de la necesidad de tener cuidado con las plantas macho, cultivar semillas de marihuana regulares es más o menos lo mismo que cultivar semillas feminizadas. Sin embargo, debes tener en cuenta algunas cosas:

1. ¿interior O Exterior?

El patrimonio genético de semillas regulares no es tan grande como el feminizado. En otras palabras, puedes elegir entre menos variedades criadas para condiciones de cultivo particulares. Por este motivo, puede que tengas que elegir cuidadosamente la genética más adecuada para cultivar en interior o exterior, según la zona en la que vivas. Ocurre lo mismo con tus preferencias personales en cuanto al sabor o efecto de la marihuana. Tendrás menos opciones entre las que elegir que coincidan con lo que estás buscando.

2. Las Semillas Necesitan Ser Trasplantadas

Las semillas de marihuana crecen de forma vigorosa, con un ritmo de maduración que depende de la variedad y del tiempo que permanecen en fase vegetativa. Si quieres conseguir los mejores resultados, y evitar que las plantas se "enreden" (que las raíces sobresalgan de la maceta), vuelve a trasplantarlas al menos dos veces. Pero si quieres ahorrarte las molestias, también puedes probar la maceta geotextil de Zamnesia. Estas macetas permiten la poda aérea de las raíces, por lo que no es necesario trasplantarlas. Además, dado que el agua puede atravesar el material textil poroso, las macetas de tela hacen que sea imposible regar la marihuana en exceso.

3. Los Machos Deben Ser Eliminados

Excepto que estés criando o quieras más semillas, tendrás que estar atento a las plantas macho y quitarlas. Pero no hace falta que las tires. De hecho, hay varias formas de utilizar las plantas de marihuana macho; puedes hacerte un zumo con las hojas o hachís con el polen.

Artículo relacionado

¿Qué Hacer Con Las Plantas De Cannabis Macho?

4. Aprende Cómo Cuidar Tus Plantas De La Mejor Manera

No todas las variedades de marihuana tienen las mismas necesidades de riego y fertilizantes. Algunas, además de ello, son más adecuadas para ciertos tipos de entorno. Algunas cepas tardan mucho en florecer, mientras que otras lo hacen antes, y así sucesivamente. Teniendo esto en cuenta, tienes que aprender las necesidades particulares de cada variedad antes de plantarla. Si eres novato en el cultivo de marihuana, elige una variedad fácil con una genética resistente y que no sea demasiado exigente. Puedes acceder a esta información a través de internet, leyendo la descripción de las variedades en varias páginas web.

Artículo relacionado

Las 10 Variedades Más Fáciles De Cultivar Para Principiantes

Además de consultar en Internet, no dudes en preguntar en los foros de cultivo. Allí, puedes encontrar muchos cultivadores que estarán encantados de darte consejos sobre cultivo, material, variedades y mucho más. Cultivar marihuana no es algo difícil en sí mismo, pero requiere ciertos conocimientos básicos que conviene tener antes de empezar.

Cómo Crear Tu Propia Variedad Con Semillas Regulares

Cómo Crear Tu Propia Variedad Con Semillas Regulares

Una de las cosas más gratificantes que puedes hacer con las semillas de marihuana regulares es usarlas para crear tus propias variedades. ¡Y tampoco es algo demasiado difícil! Echa un vistazo a nuestro blog sobre cómo crear una variedad de marihuana espectacular y aprende cómo hacerlo. Según vayas leyendo, aprenderás sobre la cría selectiva, el retrocruce y mucho más. Crea tus propias variedades y podrás hacer que tu marihuana crezca a un nivel completamente nuevo (e impresionar seriamente a tus amigos).