Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Qué Hacer Con Las Hojas Y Los Recortes Sobrantes

Qué Hacer Con Las Hojas Y Los Recortes Sobrantes

Tras meses de anticipación y minucioso cultivo, por fin has cosechado un montón de cogollos. Muchos de ellos parecen lo bastante maduros como para consumir, pero tu trabajo aún no ha terminado. Te ha quedado un montón de material vegetal sobrante. Y deberías controlar el perezoso impulso de deshacerte de él. Tiene mucho más sentido maximizar la utilización de los recursos desde un punto de vista tanto económico como medioambiental. De hecho, es posible no solamente hacer uso del resto de la planta, sino aprovecharlo muy bien. Habrá un montón de hojas sobrantes.

Las hojas en forma de abanico no tienen mucho THC psicoactivo. Las hojas subdesarrolladas son las que todavía relucen con tricomas, lo que indica un alto contenido de THC. Puedes fumarlas, pero su humo no será muy suave. Lo mejor es juntarlas con el resto de las hojas desechadas y reutilizarlas de varias maneras. Aquí tienes ocho formas de sacar el máximo partido a tu cultivo.

1. POMADA DE CANNABIS CASERA

¿Alguna vez has oído hablar de la absorción del cannabis a través de la piel? Los cannabinoides acceden al organismo directamente por medio de parches y cremas. Puedes intentar hacer tu propia crema tópica con las hojas de la planta de marihuana. No sentirás ningún efecto psicoactivo, pero te aprovecharás de los beneficios para la salud de decenas de cannabinoides. Tritura las hojas lo más finas que puedas y mézclalas con una grasa como el aceite de coco. El bálsamo resultante se puede aplicar sobre la piel.

2. RECOGE LOS TRICOMAS PARA HACER KIF

Si buscas algo más fuerte, existe una técnica para obtener el máximo potencial de tu material vegetal. Los aceites de hachís se elaboran de muchas formas. Una de ellas es utilizar los recortes y hojas sobrantes para extraer su 'kif', también conocido como 'kifi' o 'kief'. Encuentra las hojas que todavía tengan tricomas, que son señal de su contenido de THC. De forma parecida al polvo que se deposita en algunos grinders, puedes recoger el 'kif' y utilizarlo para hacer aceite de hachís.

3. UTILIZA HOJAS Y RECORTES PARA PREPARAR COMESTIBLES

UTILIZA HOJAS Y RECORTES PARA PREPARAR COMESTIBLES

Los recortes también se pueden utilizar para elaborar comestibles. Todas las sobras, especialmente las hojas subdesarrolladas con THC, se pueden utilizar para hacer cannabutter. Infundir cannabis en grasas como mantequilla o aceite de coco te da mucha flexibilidad a la hora de preparar distintas recetas. Las hojas también pueden hervirse en leche durante unos minutos para liberar su sabor y aroma. Esta "leche cannábica" podría aportar beneficios nutritivos y terapéuticos como parte de una bebida caliente.

4. SABOREA TU CANNABIS CON UN POCO DE HIERBA ESPOLVOREADA

Otra forma de incluir las hojas en tus aventuras culinarias es utilizarlas como hierbas aromáticas. Espolvoréalas sobre lo que vayas a comer. Te recomendamos que lo hagas con platos salados cuyo sabor se pueda beneficiar del uso de hierbas. Pizzas, pastas y ensaladas se pueden condimentar con un poco de hierba. Tritúrala finamente y comprueba cómo cambian el sabor de tus comidas. Si tienen algún residuo psicoactivo, podría activarse con el aceite que uses para cocinar. En cualquier caso, merece la pena probar.

5. PREPARA UN EXTRACTO

Prepara Un Extracto

Usa tu creatividad para preparar extractos. Hay varias formas de destilar las hojas sobrantes del cannabis para aprovecharlas al máximo. Puedes preparar aceite de cannabis y guardarlo en cápsulas. Las tinturas también son muy populares entre los consumidores con fines terapéuticos. Se pueden preparar dejando las hojas a remojo en un alcohol fuerte, como el vodka, durante al menos cuatro semanas. Cuando esté listo, el cannabis se habrá disuelto en el alcohol. Si aireas el frasco, podrás liberar un poco de alcohol y concentrar más la mezcla. Cuélalo con un tamiz, y ya tienes tu tintura lista para usar.

6. VAPEA EL MATERIAL VEGETAL SECO

La vaporización es una opción más sana que fumar, y cada vez tiene más adeptos. Hay vaporizadores electrónicos para hierbas que se pueden adquirir por un módico precio. También puedes usar los recortes sobrantes con estos vaporizadores. Al tener un menor contenido psicoactivo, su efecto no será muy fuerte. ¿Quieres alargar la duración de tu cogollo o estirar tu cosecha? De esta forma podrás hacer que tus provisiones duren más tiempo, lo cual es muy útil si tienes un presupuesto ajustado.

7. CREA TUS PROPIOS PAPELILLOS DE LIAR

CREA TUS PROPIOS PAPELILLOS DE LIAR

El rapero Joey Bada$$ utiliza hojas de tabaco secas como papel de liar para sus porros. Esta tradición de Brooklyn arde de una forma sorprendentemente suave. Utilizar las hojas como papel de liar tampoco es una idea muy descabellada en lo que respecta al cannabis. Puedes secar las hojas en forma de abanico sobre una superficie plana con el fin de obtener un envoltorio natural para tu cogollo. También puedes probar a curar el envoltorio como si fuera un puro. Este método requiere de cierta práctica, pero si lo haces, te garantizará que no desaproveches las hojas.

8. CONVIERTE HOJAS Y RECORTES EN ABONO

Si todo lo demás falla, puedes deshacerte del material sobrante. Pero al ser un componente orgánico, tiene más sentido utilizarlo como abono. Esto permitirá que los nutrientes ayuden al desarrollo del suelo y otros organismos que dependen de él. Además, reducirás el impacto medioambiental, así que ¿por qué no empezar tu propia pila de compost en tu jardín o invernadero? De esta forma, el ciclo de vida continuará haciendo su trabajo y te proporcionará el mejor cogollo.

Verificación de edad 18+

¿Tienes más de 18 años? El contenido de Zamnesia.es es apto solo para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de que conoces las leyes de tu país. Nuestra tienda online cumple con la legislación holandesa.

Al hacer clic en Entrar, confirmas que tienes más de 18 años.