Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Cultivar cannabis en coco

Coconut

El éxito o fracaso de un buen cultivo depende del compromiso y la consideración del cultivador. Esta guía está destinada al cultivo de las variedades de skunk e indica, lo que no significa que no se puedan cultivar de la misma manera otras variedades.

Existen dos métodos principales: 1) usando coco en tiestos 2) usando coco en esterillas o losas. La ventaja de cultivar en tiestos es que se pueden mover las plantas de un lado a otro durante el cultivo y la cosecha. Como una planta crecerá más rápido que otra, es fácil ordenarlas según su tamaño y cambiarlas de lugar según cuales necesiten más o menos luz y cuando la necesiten.

El cultivo en coco es únicamente más ventajoso si se cuenta con un sistema de riego que permita menos labor y desgaste. Esta guía solo trata del primer método y únicamente de su técnica de cultivo (no trata de cómo establecer el espacio de cultivo. Para hacer esto lo mejor es preguntar a un experto o trabajador de un growshop ya que existen grandes diferencias entre entornos y personas).

Lea aquí acerca de los beneficios del cultivo de marihuana en fibra de coco

Coco en tiestos

Coco en tiestosPara mantener el tiempo de cultivo y cosecha lo más breve posible y evitar ciertos problemas, utilizaremos un tiesto de 4 litros (15x15x20 cm). En él, siempre que usemos una Citral, una White Widow o una pariente de la White Widow, no tendremos que darle ningún tiempo de cultivo, siempre que el clima sea bueno y húmedo durante las primeras dos semanas. Una A K2 o Top-44, por ejemplo, crecen demasiado despacio y necesitaran de 5 días, por lo menos.

Ya que no vamos a dar a las plantas tiempo para crecer, podemos esperar un máximo rendimiento de 15 gramos por planta (de media). Para cada lámpara de 600 W necesitaremos un mínimo de 40 plantas. Como la luz artificial que vamos a usar no es tan fuerte como la del sol, la intensidad de la luz se verá disminuida cuanto más distancia haya entre la planta y la lámpara. Es por esto por lo que una planta de baja altura tiene flores plenas y grandes de arriba a abajo, mientras que una planta con más altura pude tener un aspecto un poco vacío, sobre todo en su mitad inferior. Una planta grande (más de 75 cm) no produce más y es incontrolable.

Elegir y comparar tiestos

Las grandes ventajas de cultivar en tiestos son que estos se pueden mover y puedes comprobar cuánta agua necesitan o dejan de necesitar tus plantas. Sobre todo en las 3 primeras semanas, se pueden dar muchas diferencias entre las plantas, y como consecuencia los clones con los que empezaste son distintos. Después de 5 días, una planta puede haber alcanzado una altura de 15 cm y haber usado mucha agua, mientras que otra aún puede estar delgada y apenas usar agua. Si riegas todas las plantas cuando no todas ellas están secas, ahogarás a las plantas pequeñas.

Como consecuencia, las plantas grandes crecerán más y las pequeñas aún más lentamente y las diferencias entre ellas serán más y más grandes. Cuanto más selecciones, más uniformemente crecerán tus plantas.

A medida que avanza la cosecha, puedes ver plantas en el medio que comienzan a amarillear más que las de los bordes. Esto ocurre porque las plantas del medio reciben energía luminosa, procesan sus nutrientes más rápidamente y como consecuencia, necesitan más de ellos. Si mueves dicha planta amarillenta, la colocas en el borde y le das más tiempo para que absorba los nutrientes, se pondrá verde otra vez. Lo contrario también ocurre, en concreto, una planta que está verde (es decir, una planta con nutrientes aun sin procesar) bajo la luz, puede procesar sus nutrientes más rápidamente que una planta que ya está amarilla, porque ésta última no podrá transportar los nutrientes con la rapidez necesaria. Lo mejor que se puede hacer en esta situación es mover las lámparas un poco.

Determinar el tiempo de cultivo y, por consiguiente, el tamaño de la planta, tiene que ver con el número de plantas por cada lámpara. Intenta mantener el tiempo de cultivo lo más breve posible porque a menor tiempo, menos tiempo también tienen los problemas pequeños en convertirse en problemas grandes. Con la Citral y las variedades de White, no necesitas ningún tiempo de cultivo y puedes pasar directamente a la fase de 12 horas. Si trabajas con recipientes Libra (recipientes listos para el cultivo, con una sola placa de coco de 100x18cm) la densidad óptima será 6 recipientes por cada lámpara de 600 W para 5 plantas de Citral por lámina. Con las variedades de White, 1 recipiente con 5 plantas y otro con 4, ya que estas crecerán más anchas.

Fibra de cocoLa K2 y la mayoría de las variedades de skunk se suelen beneficiar de un mínimo de 5 días de cultivo. Este tipo de información la puedes obtener de tu proveedor, ya que las variedades de diferentes proveedores pueden ser diferentes aunque tengan el mismo nombre.

Para optimizar la distribución de la luz, necesitas colgar las lámparas lo más bajas posible. Para ello, las plantas del medio deben ser pequeñas y las del borde, grandes. Como ya ha quedado claro, si cultivas en una lámina de coco, no podrás mover tus plantas de un lado a otro como cuando están en tiestos. Por esta razón, deberás intentar colocar tus semillas, en los primeros días, tan cuidadosamente como te sea posible.

Cubo de lana de rocaSe procede de la siguiente manera: para darles a las plantas una base resistente y poder moverlas durante los primeros días, coloca los clones en bloques de inicio (o en un tiesto de coco pequeño sin base). Esto es un cubo de lana de roca de 7.5x7.5x7.5cm en los que las plantas echan sus primeras raíces. Durante los primeros días, los bloques de inicio se pueden mover de un sitio a otro para poder seleccionar y recolocar las plantas. Toma nota del tamaño de las distintas plantas, del sistema de raíces y de la velocidad de desarrollo en el curso de estos primeros días (si han crecido mucho o no).

Racines de cannabisColoca las plantas más grandes en el borde, una vez que las raíces comienzan a salir de la base del bloque de inicio. Las que echen raíces más tarde, se moverán también más tarde. Para terminar, las plantas más lentas y más pequeñas se colocarán en el centro, justo debajo de la lámpara. Si al cabo de unas semanas resulta que una planta grande está colocada en el centro, la puedes podar (cortar la punta superior) para tener de nuevo un jardín uniforme. Tan pronto como las plantas se encuentren en sus tiestos o en sus láminas de coco, puedes comenzar a darles agua utilizando un sistema de irrigación.

Regresar a Guía de Cultivo de Cannabis

Regresar a Resolución de Problemas

Regresar a Minerales & Alimentación

Semillas de cannabis