Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Todo Lo Que Necesitas Saber Sobre El Cultivo De Cannabis En Coco

El Cultivo De Cannabis En Coco

HISTORIA DE LA FIBRA DE COCO

La fibra de coco, a veces simplemente llamada coco o fibra, es una fibra natural extraída de la cáscara del coco (tiene lógica, ¿no?). Además de ser un excelente medio de cultivo para todo tipo de plantas (cannabis incluido), también se puede encontrar en felpudos, cepillos y colchones. Y, aunque cultivar una planta en fibra de coco pueda parecer súper moderno, el coco ya se utilizaba hace miles de años. Los textos históricos demuestran que los marineros árabes e indios usaban la fibra de coco para elaborar cuerdas y aparejos para sus barcos.

En el siglo XIX, los ingleses ya habían establecido un mercado de esta fibra, que usaban principalmente para elaborar alfombras y otros tipos de revestimientos del suelo. Para la década de los 80, el coco se había abierto camino en el sector de la jardinería tras ser utilizado comercialmente en Holanda para cultivar rosas y lirios. En la actualidad, se pueden encontrar todo tipo de productos hechos con fibra de coco, como macetas, cestas, tapetes, etc. Uno de los mayores productores de fibra de coco del mundo es la India. Y, por supuesto, está disponible en cualquier tienda de jardinería decente como medio de cultivo.

CULTIVO DE MARIHUANA EN FIBRA DE COCO

La fibra de coco es un excelente medio de cultivo para todo tipo de plantas, incluido el cannabis. Tiene un pH natural de aproximadamente 6,5-7, es decir, muy parecido al de un suelo sin fertilizar. El coco se puede utilizar tanto en interior como en exterior, y muchos cultivadores lo usan junto con tierra corriente para mejorar el drenaje y la aireación del medio. Pero la fibra de coco también se puede usar por sí sola como sustrato hidropónico.

TIPOS DE FIBRA DE COCO

Tipos De Fibra De Coco

Existen varios tipos de fibra de coco disponibles en tu grow shop local. Estos son algunos de los productos de coco más comunes que probablemente verás:

• Bloques de coco: los ladrillos de coco vienen en varios tamaños. Tienen que remojarse, aclararse y secarse antes de usarlos, a no ser que hayas comprado un bloque ya preparado y seco. Una vez secos, ya puedes mezclarlos con el suelo (o perlita, si estás planificando un cultivo completamente hidro). Recuerda comprar bloques de buena calidad; los ladrillos mediocres pueden contener mucha sal, lo cual no es bueno para tus plantas, y son difíciles de desmenuzar y mezclar a la hora de preparar el medio de cultivo.

• Mezclas de coco ya preparadas: estas mezclas ya preparadas se pueden adquirir en centros de jardinería, como la tierra normal. Por lo general, contienen una mezcla de coco y perlita o guijarros de arcilla, o ambos. Son una estupenda opción si no dispones de tiempo o espacio para comprar bloques enteros y remojarlos, aclararlos y secarlos en casa. Como siempre, opta por una mezcla de alta calidad. Tus plantas te lo agradecerán.

• Tacos jiffy: los jiffys son unos pequeños discos de fibra de coco. Son muy populares para cultivar plantones, ya que ayudan a desarrollar un sistema de raíces fuertes de forma rápida. Y lo mejor de todo es que una vez los plantones están listos y bien arraigados, se pueden trasplantar a cualquier otro medio de cultivo.

CÓMO USAR LA FIBRA DE COCO COMO SUSTRATO PARA MACETAS

Cómo Usar La Fibra De Coco Como Sustrato Para Macetas

La fibra de coco es un medio excelente para usar en macetas, tanto de forma individual como mezclada con otros sustratos, por ejemplo tierra o perlita. La fibra de coco es especialmente popular entre los cultivadores de interior, que la aprecian por su capacidad para retener mucha agua a la vez que ofrece un buen drenaje y aireación. Si estás pensando en utilizar una mezcla de fibra de coco, tienes dos opciones: comprar una mezcla ya preparada en un centro de jardinería, o hacer tu propia mezcla en casa.

Si decides preparar tu propia mezcla, asegúrate de adquirir bloques de coco de buena calidad, preferiblemente etiquetados como "bajos en sales". Una vez tengas los bloques, remójalos y sécalos (como se ha mencionado anteriormente). Cuando estén listos, empieza a desmenuzarlos y a mezclarlos con la tierra. La proporción entre coco y suelo depende de ti, pero la mayoría de cultivadores utilizan alrededor de un 10-20% de coco. Una vez hecha la mezcla, también puedes añadir un poco de fertilizante o abono para conseguir un medio de cultivo más rico en nutrientes.

A algunos cultivadores también les gusta mezclar la fibra de coco con perlita y tierra. Una vez más, cada uno tiene su propia proporción, pero una buena regla general es un 10-20% de coco, un 30% de perlita, y un 50%-60% de suelo.

Alternativamente, puedes usar el coco por sí solo (o una mezcla de coco y perlita) como medio de cultivo sin suelo. Recuerda, si haces esto, tus plantas no recibirán ningún tipo de nutrientes, por lo que tendrás que utilizar fertilizantes líquidos.

CÓMO UTILIZAR LA FIBRA DE COCO EN UN CULTIVO HIDROPÓNICO

Cómo Utilizar La Fibra De Coco En Un Cultivo Hidropónico

Usar fibra de coco en un sistema hidropónico es muy parecido a usarla en una maceta. Pero se suele recomendar una fibra de coco especial para uso hidropónico. Esta fibra está tratada y procesada de una forma ligeramente distinta, y es probable que produzca mejores resultados. La encontrarás en cualquier tienda de jardinería decente.

Como siempre, deberás remojar la fibra de coco para eliminar cualquier exceso de sal. El coco tiende a aglomerarse al aclararlo, así que vuelve a desmenuzarlo para asegurarte de que esté bien aireado. A continuación, procede a plantar tus plantas como lo harías normalmente. Si utilizas coco en un sistema hidro, deberás prestar especial atención a los abonos que uses. Recuerda: las plantas de entornos hidro reciben sus nutrientes del agua, y la fibra de coco mantiene y distribuye el agua de una forma muy diferente al suelo.

Por lo general, recomendamos usar una mezcla de fertilizantes especialmente diseñada para el cultivo con coco. También deberás realizar pruebas periódicas en el depósito para asegurarte de que estás proporcionando a tus plantas el equilibrio de nutrientes adecuado. Por último, presta especial atención a tus plantas y permanece atento a cualquier síntoma de deficiencia nutritiva. Incluso si estás trabajando con un equilibrio perfecto de nutrientes, podrías descubrir que el coco suministra los nutrientes de forma distinta al suelo corriente.

CÓMO RECICLAR LA FIBRA DE COCO

Una de las principales ventajas del cultivo con fibra de coco es esta: ¡es reutilizable! Pero asegúrate de enjuagarla bien para eliminar cualquier acumulación de residuos de fertilizantes. Puedes reutilizar el coco como medio para macetas o hidroponía, o redistribuirlo entre otras plantas para ayudar a descomponer el suelo y mejorar el drenaje y la aireación. El coco de segunda mano también es un excelente mantillo para controlar la propagación de malas hierbas.

Semillas de cannabis