Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Investigación sobre el Cannabis: Dolor Crónico

El dolor crónico es un dolor que dura más de 6 meses. A menudo es un síntoma de una enfermedad subyacente, como el cáncer o la esclerosis múltiple, pero también puede ser causado por una simple lesión o infección. El dolor crónico puede tomar muchas formas, ya sea leve o agudo, y por lo general lleva una carga emocional en los afectados. Los medicamentos prescritos a menudo pueden ser ineficaces o tener efectos colaterales indeseables, por lo tanto se ha estudiado el cannabis como analgésico.

Estudios Relacionados:

1) Smoked Medicinal Cannabis for Neuropathic Pain in HIV: A Randomized, Crossover Clinical Trial (2008)

Esta investigación se llevó a cabo a fin de determinar la eficacia el cannabis en el tratamiento del dolor crónico en nervio causado por el VIH. Averiguaron que los participantes informaron de un mayor alivio del dolor cuando usaban cannabis sobre un placebo, y que era muy efectivo cuando se usaba en conjunción con otros tratamientos analgésicos. Publicado en la revista Neuropsychopharmacology.

2) Dose-dependent Effects of Smoked Cannabis on Capsaicin-induced Pain and Hyperalgesia in Healthy Volunteers (2007)

Los investigadores de este estudio intentaron ver cómo fumar cannabis podría afectar a la percepción del dolor en personas que sufren dolor inducido por la capsaicina, (el compuesto de los pimientos picantes que causa una sensación de ardor en el tejido con el que entra en contacto). Averiguaron que las personas que fumaron una dosis mediana notaron una reducción significativa en el dolor, mientras que los que fumaron dosis más altas notaron un aumento significativo de dolor inducido. Publicado en la revista Anesthesiology.

3) Cannabinoids for treatment of chronic non-cancer pain; a systematic review of randomized trials (2011)

Este estudio tuvo como objetivo determinar las limitadas opciones disponibles para los que sufren de dolor crónico. Se realizaron ensayos aleatorios comparando el cannabis con un placebo, y el efecto que tenían sobre el dolor. Se observó que aquellos que utilizaron el cannabis notaban una reducción significativa del dolor, en comparación con los que usaron un placebo. También avergiuaron que no hubo efectos secundarios graves derivados de su uso. Se resumió que los cannabinoides parecen ser una forma efectiva y segura para tratar el dolor. Publicado en la US National Library of Medicine.

Volver 

Zamnesia

Cepas ricas en CBD y Aceite de CBD