Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Co2

El dióxido de carbono - CO2 – es un ingrediente esencial en el cultivo de cannabis (y de cualquier otra planta).
Aunque está considerado como algo malo – la emisión del dióxido de carbono es en parte responsable del calentamiento global – sirve como alimento para las plantas.
En resumen, sin CO2 no tendría marihuana.
La concentración natural de CO2 en la atmósfera es de unas 340 ppm – partes por millón.
Sin embargo, la mayoría de las plantas – incluyendo el cannabis – son capaces de procesar más, hasta 1.000 ppm.
Con una mayor cantidad de CO2 en el aire, tus plantas crecerán mucho más rápido y más fuertes.
Se dice que si se aumenta el nivel de CO2 a 500 ppm, el crecimiento de la planta aumentará en un 15-25%, un 40% si se aumenta a 700 ppm y hasta un 50% con 1.000 ppm.
A partir de este nivel ya no afecta a la velocidad de crecimiento de la planta.
Al consumir la planta el CO2 del aire, si ésta se conserva en un área pequeña durante mucho tiempo, sin la ventilación adecuada, la concentración del dióxido de carbono puede disminuir, provocando un crecimiento más lento.
Cuando los niveles de CO2 disminuyen a 150 ppm, se puede observar un crecimiento del 40% más lento.
Por esto es muy importante proporcionar a tus plantas CO2.
Afortunadamente, existen varias formas para suministrar este crucial componente, desde las pastillas de CO2 que se disuelven en agua, hasta las bombas de CO2 de fácil uso y dispensadores profesionales.

Grow Guide

 ...