Un Vistazo a la Nueva Ley del Cannabis de California

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisLeyes Antidrogas

Un Vistazo a la Nueva Ley del Cannabis de California

California no va a copiar a Colorado ni a Washington; en su lugar planea establecer un sistema regulado que garantice que cualquiera puede entrar en el negocio - permitiendo que la industria de la marihuana prospere como nunca.

Hace poco os contábamos que la marihuana medicinal legal llega por fin a California, donde el consumo de marihuana con fines medicinales lleva años siendo técnicamente legal - pero no existe un mercado regulado. Ahora, con las ruedas de la ley en movimiento, el estado está planificando los detalles de la implementación de esta legalización, y son muy interesantes.

ROMPIENDO CON LA NORMA: UN PLAN DISTINTO AL DE COLORADO Y WASHINGTON

Aunque en California la marihuana no es legal a nivel recreativo (aún), muchos pensaron que la forma de cultivarla y regularla imitaría a otros estados que ya llevan un año o dos con la legalización. Pero California está adoptando un enfoque distinto: en lugar de restringir el cultivo a los dispensarios, California permitirá cultivar a cualquiera, desde negocios grandes y pequeños, hasta independientes o que formen parte de un dispensario, siempre que tengan licencia y estén regulados. Por ello, la nueva ley tendrá un total de 17 licencias distintas disponibles para cultivadores, distribuidores y dispensarios. De esta forma se garantiza que nadie quede excluido de la industria, y que ésta no esté dominada por las grandes empresas (en teoría) - de la misma forma que las licencias de la industria del alcohol.

Este nuevo método proporciona mucha versatilidad a la incipiente industria californiana del cannabis. En vez de que una sola empresa controle todo, un cultivador independiente podrá cultivar su propia cosecha, que será recogida por un distribuidor con licencia y enviada a dispensarios, laboratorios, fábricas y cocinas con distintos fines. De esta forma nada es "interno" y cualquiera puede cultivar.

De planea normalizar estas reglas y licencias durante los dos próximos años, y regular todo con eficiencia, desde la semilla hasta la venta. California también va a votar sobre la legalización de la marihuana recreativa en el 2016, lo que significa que este nuevo marco tendrá que incluirse en el cambio.

NO SE DEJA PASAR NADA POR ALTO

Existe la preocupación de que estas licencias tan amplias y esta estructura abierta sean extremadamente difícil de controlar, y de que podrían permitir que se cuele el comercio ilegal. Pero el Departamento de Alimentos y Agricultura parece dispuesto a luchar contra esto y pondrá en marcha un sistema de "rastreo y seguimiento" que garantiza que todo el cannabis lleve un rastreador desde el momento en el que se planta la semilla.

A muchos "criminales" les conviene este cambio, y lo esperan con entusiasmo y optimismo. En California se encuentra la región de Humboldt, conocida por el cultivo de cannabis (y por ser unos genes de clase mundial). Como te puedes imaginar, es el hogar de muchos cultivadores que actualmente suministran marihuana medicinal en todo el estado, pero que técnicamente son unos delincuentes. Con esta nueva ley podrán obtener licencias, ser inspeccionados y fiscalizados. Con lo que estarán legitimados y podrán mejorar la confianza en la industria de la marihuana.

"Todo el mundo tiene un poco de miedo, desconfiaza y esperanza", dice Casey O'Neill, un cultivador medicinal de la zona. "Es como una nueva era. Ahora somos agricultores. Ya no somos delincuentes".

Una cosa es segura, a California le esperan momentos apasionantes en los que se busca iniciar una era de prosperidad para la industria, en lugar de darse de bruces contra una montaña de papeleo. Las cosas están cambiando, y es un mensaje claro para el resto de la nación y el mundo - la industria del cannabis es legítima, y ha llegado para quedarse.