Reseña de variedad: Blueberry Autofloreciente (Zamnesia Seeds)

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisReseñas de Cepas

Reseña de variedad: Blueberry Autofloreciente (Zamnesia Seeds)

La Blueberry clásica ha sido una estrella durante décadas, y ahora la Blueberry autofloreciente promete entregar esas maravillas afrutadas en sólo 8 o 9 semanas desde que se planta. Veamos si cumple esa promesa.

La Blueberry original, creada por el mítico DJ Short a finales de los 70, es difícil de superar. Es muy robusta, bastante fácil de cultivar y normalmente se vuelve azul y violeta cuando madura. Esta cepa no sólo se parece a la Blueberry, sabe y huele a frutas del bosque frescas también. Además, tiene un relajante colocón de índica dominante que es una verdadera delicia para consumidores recreacionales y medicinales.

Sigue leyendo y descubre si la Blueberry autofloreciente puede igualar a su famosa madre en mucho menos tiempo.

CARACTERÍSTICAS DE CRECIMIENTO:

Nosotros plantamos nuestras semillas Blueberry automáticas directamente en sus macetas definitivas, usando una mezcla de turba, perlita y un poco de limón dulce para empezar, y luego las situamos bajo las luces. Para esta remesa, usamos 600w de HPS, 20 horas encendidas y 4 apagadas. Las semillas germinaron rápido y los cotiledones se asomaron a la superficie en cuestión de días, seguidos rápidamente del primer par de hojas reales.

Los pistilos comenzaron a aparecer alrededor de la tercera semana, y las plantas alcanzaron su altura final aproximada de 70 cm justo después de la cuarta semana. Al final conseguimos plantas bajitas con cogollos centrales bastante grandes y algunos buenos cogollos más pequeños en las ramas laterales. Fueron más densos de lo esperado, pero no tan concentrados como los de la versión de fotoperíodo. Aun así, la calidad de los cogollos fue realmente alta con una buena cantidad de resina. Todas esas minucias son bienvenidas para la bandeja de extractos.

Al final, no cortamos nuestras plantas Blueberry autoflorecientes hasta cerca de la décima semana para conseguir cualquier crecimiento residual, pero no hubo cambios significativos en el tamaño ni densidad de los cogollos durante este tiempo, sólo un color más ámbar en los tricomas. Una vez cortada, seca y curada, conseguimos unos 30 a 50 gramos por planta, pero podríamos haber sacado un poco más con un mejor aporte de nutrientes. Todas las Blueberry automáticas son conocidas por su estrés al exceso de alimento incluso cuando se aporta poco, así que no les proporcionamos demasiados nutrientes.

Nuestras Blueberry autoflorecientes se mantuvieron verdes, hasta que bien entrada la sexta semana aparecieron toques azulados, así que bajamos un poco las temperaturas y empezamos a ver más azules y violetas tanto en las flores como en las hojas. No obtuvimos tonos tan oscuros como esperábamos, pero los colores se intensificaron bastante durante el proceso de curación. En general, quedamos bastante contentos con la apariencia final de los cogollos secos.

Blueberry Automatic (Zamnesia Seeds) Fem.

SABOR Y AROMA

¿Has fumado alguna vez un canuto y alguien te preguntó qué variedad era simplemente porque su olor era buenísimo? Eso es lo que te pasará con la Blueberry Automatic. En la planta, el aroma es una mezcla fresca de frutos dulces con ligeros toques de limón, pero la atractiva fragancia se intensifica cuando va madurando con un suave toque picante de Skunk. No llena la habitación con gran intensidad, pero si alguien ha sido tan tonto como para rechazar unas caladas de esta gran hierba su olor les perseguirá y tentará.

El sabor es igual de bueno, de naturaleza dulce y a arándanos con toques sutiles de uvas y flores. La calada en sí misma es muy suave, deslizándose por el paladar como la seda sin apenas picores de garganta. Incluso algunos de los fumadores menos expertos de nuestro grupo consiguieron disfrutar esta ganja sin toser. Si te salen cogollos ásperos con la Blueberry autofloreciente, deberías replantearte tus técnicas de secado y curado.

LOS EFECTOS

La Blueberry autofloreciente es índica dominante, y sus efectos son fieles a ese perfil genético. No te deja tan atrapado en el sofá, pero te dará un colocón corporal agradable y relajante que empieza con una pequeña insensibilidad por la cara y la cabeza antes de que recorra lentamente todo tu cuerpo. A nivel cerebral, te sentirás calmado y cómodo, sin ansiedad en absoluto.

Aunque no creemos que sea igual de fuerte que otras Blueberry regulares que probamos en el pasado, la potencia todavía es obvia. Sólo los fumadores habituales con altos niveles de tolerancia deberían usarla para fumar durante el día; el resto deberían reservarla para su tiempo libre.

CONCLUSIÓN

En definitiva, disfrutamos mucho tanto cultivando como fumando la Blueberry autofloreciente. Es tan rápida y sencilla como nos hicieron creer, puesto que no nos dio ningún problema en el cultivo. Sus colores y aromas eran agradables al principio, y además se intensificaron durante el curado. No es tan densa o fuerte como la Blueberry de fotoperíodo, pero eso es lógico y es un sacrificio que puede compensarse al acortar entre dos y tres meses del tiempo necesario para poder cosechar estas plantas. En general, volveríamos a plantar esta cepa otra vez y la recomendaríamos a cualquiera que busque una híbrida autofloreciente rápida y fiable.

 

         
  Laura  

Escrito por: Laura
Colaborando como escritor invitado habitualmente, Laura vive en el corazón salvaje de la costa este americana. Desde la granja familiar, ha ido desarrollando un profundo respeto por el cannabis, mientras sigue dominando y perfeccionando sus cultivos.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores