Blog
Inmigración Mexicana & La Prohibición Del Cannabis En Eeuu
5 min

Así Ha Influido La Inmigración Mexicana En La Prohibición Del Cannabis En Ee.uu.

5 min
Editoriales News

Profundizamos en una de las principales fuerzas impulsoras del siglo que los EEUU llevan en guerra contra la hierba. Y no, no nos referimos a Harry Anslinger.

Bienvenidos a los Editoriales de Zamnesia donde nuestro redactor, Steven, comparte su opinión sobre todo lo relacionado con la marihuana, el CBD y el sector de las smartshops. Recuerda: las opiniones expresadas en estos artículos pertenecen al autor y no reflejan necesariamente el parecer de Zamnesia como compañía. Para compartir tus opiniones con nuestro autor y equipo, no olvides escribir un comentario.



Cuando hablamos sobre los orígenes de la prohibición del cannabis, al público en general se la ha enseñado a creer que el cannabis es ilegal porque es peligroso. Pero quienes investigamos las causas de esta prohibición en mayor profundidad, no tardamos mucho en oír hablar de Harry Anslinger y su infame guerra contra la hierba.

No obstante, en este artículo arrojaremos luz sobre otra importante fuerza impulsora tras la prohibición del cannabis que tuvo lugar mucho antes de que Anslinger tomase las riendas de la Oficina Federal de Narcóticos: la inmigración mexicana.

La Legalidad Del Cannabis A Comienzos Del Siglo Xx

La Legalidad Del Cannabis A Comienzos Del Siglo XX

Pero antes de seguir, hagamos un resumen de la situación legal del cannabis en los Estados Unidos a partir del año 1900.

Hasta 1937, el cannabis se distribuía en farmacias por todo el país. De hecho, las tinturas de cannabis aparecieron en la Farmacopea de los Estados Unidos (USP)[1] hasta 1942. Durante ese tiempo, las tinturas de cannabis se vendían fundamentalmente como narcóticos y sedantes. Se prescribían para todo tipo de síntomas, desde delirios y malestares hasta dolores gástricos, irregularidades menstruales e incluso meningitis.

Sin embargo, el consumo de cannabis en los EE.UU. comenzó a restringirse a partir de 1906. En 1936 se estrenó en cines "Reefer Madness", y en 1937 la Ley de Tasación de la Marihuana fijó un impuesto desorbitado a la posesión, cultivo y consumo de cannabis, lo que la convirtió en prácticamente ilegal para todo el mundo salvo para aquellas personas muy acaudaladas.

Por suerte, el Congreso estadounidense decretó en 1969 la inconstitucionalidad de la Ley de Tasación de la Marihuana tras el caso Leary contra los Estados Unidos. El psicólogo Timothy Leary había desafiado la ley tras haber sido condenado por posesión de cannabis, aduciendo que la ley exigía la autoincriminación, lo que violaba la quinta enmienda de la Constitución de los EE.UU. Leary ganó el caso, por lo que la ley fue declarada inconstitucional.

Artículo relacionado

El Fracaso De La Guerra Contra Las Drogas – Un Resumen

Pese a ello, un año más tarde el Congreso aprobó la la Ley de Sustancias Controladas, que establece el cannabis como una sustancia peligrosa recogida en su Clasificación I, lo que la define como altamente adictiva y prohíbe su uso medicinal.

El Oro De Acapulco: Cómo La Inmigración Mexicana Influyó En La Prohibición

El Oro De Acapulco: Cómo La Inmigración Mexicana Influyó En La Prohibición

Pero en apenas 30 años, los Estados Unidos cambiaron radicalmente su postura sobre el cannabis. ¿Qué produjo exactamente este cambio?

Intuyo que quienes estéis leyendo esto ya sabréis alguna de las respuestas a esta pregunta. Pero esta vez no hablaré sobre Harry Anslinger y su nuevo puesto en la Oficina Federal de Narcóticos.

Durante la Revolución mexicana (1910-1920), los EEUU recibieron un gran influjo de inmigrantes mexicanos que escapaban del conflicto de su país. Esa gente trajo consigo su idioma y costumbres, así como una pequeña cosa llamada "marihuana".

Un montón de fuentes online dejan entrever que lo que estos inmigrantes introdujeron en los EE.UU. fue el consumo recreativo de cannabis, pero eso es totalmente mentira. A finales del siglo XIX se consumía hachís en los salones de todas las grandes ciudades de los Estados Unidos. Es más, Jack Herer afirma en su célebre ensayo "El emperador está desnudo" que tan solo en la ciudad de Nueva York había más de 500 salones de hachís en la década de 1880, según The Police Gazzette.

Lo que sí trajeron consigo los inmigrantes mexicanos fue la palabra "marihuana". Los estadounidenses no conocían el cannabis por su nombre, y los prohibicionistas aprovecharon esta oportunidad para su propio beneficio. Llamar "marihuana" al cannabis sonaba exótico y aterrador, y ayudaba a mantener en segundo plano el hecho de que la gente llevaba mucho tiempo consumiendo "marihuana", tanto con fines medicinales como recreativos.

Así, el gobierno estadounidense pudo demonizar el cannabis (o marihuana) sosteniendo que se trataba de una sustancia extraña traída por los mexicanos, y que además volvía loca a la gente.

La demonización de la planta de cannabis fue una extensión de la demonización de los inmigrantes mexicanos

"La demonización de la planta de cannabis fue una extensión de la demonización de los inmigrantes mexicanos", afirman el Dr. Malik y Amanda Reiman en DrugPolicy.org. Y no les falta razón: para quienes estaban al cargo de prohibir el cannabis, la palabra "marihuana" les ayudó a convertir el cannabis en algo extraño y amenazador.

Varias décadas antes había sucedido algo similar en California cuando San Francisco ilegalizó el opio, en lo que los historiadores denominan a veces como la primera legislación real contra las drogas de los Estados Unidos. Tras recibir grandes remesas de inmigrantes chinos entre 1870 y 1880, San Francisco decidió prohibir los fumaderos de opio porque atraían "no solo a viciosos y depravados", sino también a chicos y chicas blancos "de familias respetables y al cargo de negocios serios en la ciudad".

Artículo relacionado

Top 10 De Variedades De Cannabis De EE.UU.

Antes de esta decisión, los fumaderos de opio eran comunes en San Francisco. Sin embargo, todo cambió cuando la población china de la ciudad se duplicó entre 1870 y 1880. Y algo muy parecido ocurrió con el cannabis.

El Paso, Texas, una de las fronteras más concurridas tras la Revolución Mexicana, se convirtió en la primera ciudad estadounidense en prohibir el cannabis en 1915. Entre 1900 y 1920, la población de El Paso creció de 15.000 a 77.000 habitantes[2]. Se crearon periódicos en español, escuelas y teatros, pero también se produjeron conflictos violentos en la ciudad motivados por la guerra que se estaba librando al otro lado de la frontera.

En referencia a la decisión de prohibir el cannabis, el jefe adjunto de El Paso por entonces, Stanley Good, dijo lo siguiente:

"Una persona bajo sus efectos carece de miedo y es igual de irresponsable frente a sus consecuencias o resultados. En ocasiones hemos encarcelado a quienes han perdido la cabeza por la droga, pero en muchos casos los funcionarios de policía se han visto obligados a matar al demonio que llevaban dentro para salvar sus propias vidas... Un gran porcentaje de delitos están cometidos por hombres totalmente colocados por la sustancia... La mayoría de mexicanos de aquí son adictos, pero también es un hábito creciente entre los estadounidenses".

Incluso Harry Anslinger, uno de los líderes de la prohibición del cannabis, afirmó que la mayoría de los consumidores de cannabis eran "negros, hispanos, filipinos y artistas" cuyos actos "satánicos" estaban motivados por el consumo de cannabis[3].

La Legislación Estadounidense Sobre Sustancias No Solo Tiene Que Ver Con Las Drogas

La Legislación Estadounidense Sobre Sustancias No Solo Tiene Que Ver Con Las Drogas

En este artículo he procurado dejar una cosa bien clara: las leyes que prohíben el cannabis no se aprobaron porque el cannabis sea una amenaza para la salud. Es más, ni tan siquiera se aprobaron porque Harry Anslinger y la Oficina Federal de Narcóticos necesitasen algo que hacer. La realidad es que la prohibición del cannabis se debió en buena medida al miedo que los estados del sur y del suroeste de los EE.UU. tenían a la inmigración mexicana tras la Revolución.

Lamentablemente, esta historia no es nueva. Hemos mencionado cómo la decisión de prohibir el opio tuvo que ver con la inmigración china en California, y hay otros ejemplos similares con otras drogas. Lo que esto nos enseña es que nuestros gobiernos no tratan las leyes de sustancias como un problema de salud, sino como uno de índole sociopolítica.

Pero no todo son malas noticias. No en vano, los Estados Unidos son uno de los principales actores implicados en la reforma de las leyes del cannabis. Y lo mejor de todo es que los cambios que se están llevando a cabo en lugares como Colorado, Washington, California y Nevada están influyendo a todo el mundo y a lugares como Canadá, Uruguay y Chile, entre otros.

Steven Voser

Escrito por: Steven Voser
Steven Vosser es un periodista freelance nominado a un premio Emmy con una amplia experiencia en su poder. Gracias a su pasión por todo lo relativo a la marihuana, ahora dedica gran parte de su tiempo a descubrir el mundo de la hierba.

Infórmate sobre nuestros escritores
Descargo de responsabilidad:
No estamos haciendo ninguna afirmación médica. Este artículo se ha escrito únicamente con fines informativos y está basado en investigaciones publicadas por fuentes externas.


Read more about
Editoriales News
Buscar por categorías
o
Buscar