Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Guía De Cultivo

Almacenar Tu Marihuana

Almacenar Tu Marihuana

Como aficionado al cannabis, sabes que no hay nada peor que fumar hierba vieja, seca y quebradiza. Cuando no se almacena bien, la maría pierde sabor y potencia, y con el tiempo será muy desagradable fumarla. Así que, ¿cómo puedes mantener tu hierba fresca durante un largo periodo de tiempo? ¡Descubre aquí los mejores trucos para conservar tu material!

A lo mejor hace poco que has recogido tus propias plantas o quizás acabas de llegar a casa con tu medicina. Lo más probable es que no lo vayas a fumar todo inmediatamente, sino que guardarás algo para más adelante. Entonces, ¿cuánto tiempo se conserva la hierba? ¿Qué métodos de almacenamiento mantendrán su integridad y su valor?

¿CUÁNTO TIEMPO SE MANTIENE FRESCA TU HIERBA Y QUÉ FACTORES AFECTAN A SU CONSERVACIÓN?

Almacenar tu hierba correctamente puede suponer una gran diferencia en lo que se refiere a los efectos y la calidad de tu producto. Aunque el cannabis no tiene una fecha de caducidad, sí es necesario guardarla con el mismo cuidado que un vino caro o una buena botella de whisky envejecido.

Normalmente, cuando se almacena correctamente, es posible mantener en buen estado tu hierba durante 6 meses o incluso más. Con algunos métodos de almacenamiento a largo plazo, hasta puedes conservarla durante más tiempo, pudiendo superar el año.

Por otra parte, cómo y dónde guardes tu hierba afectarán en gran medida al plazo durante el que se conservará en buen estado. La humedad, la luz y el calor degradan los cannabinoides, y mantenerla en bolsas sin cerrar la secarán. Si tus cogollos se secan demasiado, el humo será áspero y tendrá mucho menos sabor. Del mismo modo, si conservas tu hierba en un lugar demasiado húmedo, el moho podría echar a perder tu hierba en poco tiempo.

LAS MEJORES FORMAS DE ALMACENAR TUS COGOLLOS

LAS MEJORES FORMAS DE ALMACENAR TUS COGOLLOS

Cuando almacenes tu marihuana, te interesará mantenerla alejada del calor, la humedad y la luz. Lo mejor es un lugar fresco (15-21ºC) y oscuro. Si tienes un trastero o sótano, sería ideal. Para almacenar tus cogollos, utiliza frascos herméticos de 1 litro de capacidad que te puedes llevar casi a cualquier parte. Una tapa hermética garantizará que tus cogollos estén protegidos del aire y la humedad. Cuando llenes tus tarros de vidrio con cogollos, asegurate de llenarlos hasta al tres cuartas partes. Cuanto menos aire haya en el frasco, mejor. Si no tienes una gran cantidad de cogollos, simplemente usa tarros más pequeños. Al almacenarlos de esta forma, teniendo estos aspectos en cuenta, podrás conservar tu hierba durante un año o incluso más.

CONGELA TU HIERBA PARA CONSERVARLA A LARGO PLAZO

CONGELA TU HIERBA PARA CONSERVARLA A LARGO PLAZO

El método de almacenamiento en tarros herméticos es sencillo, económico, y mantiene tus cogollos en buen estado durante una buena temporada. Pero si estás pensando en almacenamiento a largo plazo, digamos durante varios años, puedes dejar tu hierba en el congelador.

Con este método también puedes usar frascos de vidrio, aunque algunos cultivadores usan dos bolsas de congelador y las envuelven en papel de aluminio.

Advertencia: congelar los cogollos los vuelve muy frágiles y al manipularlos podrían perder sus valiosos tricomas. Cuando congelas cannabis durante mucho tiempo, evita por todos los medios agitarlo demasiado. Igualmente, cuando quieras utilizar tus cogollos congelados, deja que se descongelen lentamente. Esto también impedirá un exceso de humedad.

MÉTODOS DE ALMACENAMIENTO QUE DEBERÍAS EVITAR

MÉTODOS DE ALMACENAMIENTO QUE DEBERÍAS EVITAR

No almacenes hierba en bolsas o recipientes de plástico.

Mucha gente usa bolsas de plástico para almacenar su hierba, pero por desgracia son la peor alternativa para esta finalidad. Al mantenerla en bolsas de plástico, la marihuana se seca enseguida y se vuelve quebradiza, perdiendo además su olor. Tu hierba también perderá potencia mucho más rápido. Por otra parte, la falta de protección también provocará que tus cogollos se rompan cada vez que manipules la bolsa. Como mucho, deberías usar las bolsas de plástico solo a corto plazo.

Los recipientes de plástico no son mucho mejores que las bolsas. Acortarán enormemente el plazo de conservación de tu hierba, así que no los uses para almacenarla. Además, los recipientes y bolsas de plástico a menudo se cargan de electricidad estática, por lo que atraen los tricomas de los cogollos. Una situación poco ideal.

No almacenes hierba en el frigorífico.

Al principio puede sonar como una buena idea, pero en realidad no lo es. El ambiente de tu nevera es húmedo y las temperaturas fluctúan. Almacenar tu hierba en el frigorífico provocará cogollos con moho enseguida.

No almacenes hierba cerca de aparatos electrónicos.

Guardar tu hierba encima de tu nevera, en una despensa encima de la tele, o junto a tu ordenador, no es buena idea. El calor generado por los aparatos electrónicos sube y secará tu material en muy poco tiempo. Cuando almacenes marihuana en un estante o armario, déjala en la balda más baja posible. Y solo deberías plantearte conservar tu hierba en un armario si no tienes otra opción mejor y más fresca, como un sótano.

No uses un humidor de tabaco para almacenar tu hierba.

Este es otro método que puede parecer adecuado en un primer momento, pero que debería evitarse a toda costa. La madera utilizada para los humidificadores de tabaco desprende aceites que arruinarán el sabor de tu hierba. Los humidores también suelen usar sustancias químicas para regular la humedad, así que la marihuana terminará estando demasiado húmeda para conservarse bien.