Product successfully added to your shopping cart.
Check out

Plantas madre de cannabis

Plantas de cannabis feminizidas

Una planta madre es la planta que se usa para hacer clones.

Iluminación fluorescente

Iluminación fluorescenteLa velocidad a la que crecen tus plantas madres depende del tipo de luz que utilices, que a su vez depende del dinero que te quieras gastar. Los tubos fluorescentes son la fuente de luz más barata. Puedes usar armazones de segunda mano. Cuanto más largo sea el tubo, más alta será su eficacia. Compra siempre tubos nuevos: un tubo de un año sólo dará la mitad de luz. No compres tubos caros de Grow-Lux, utiliza los típicos y baratos de color blanco (color 33). Los tubos fluorescentes sólo dan luz para cultivar hasta una distancia de 25 cm como máximo.

Un vistazo a las mejores luces para el cultivo de cannabis

Lo mejor es sujetar los armazones a un marco abierto hecho con vigas. Con este marco abierto no hará demasiado calor bajo las lámparas y el aire circulará con facilidad. Para colocar los tubos lo más cerca posible de las plantas, el marco debe estar sujeto a unas poleas. A medida que las plantas crecen, las lámparas se pueden elevar poco a poco. Utiliza entre 6 y 10 tubos de 120 centímetros de longitud a una anchura de un metro.

Mas información sobre la distancia óptima entre luces y plantas

bombillas de bajo consumoLas bombillas de bajo consumo son más caras pero mucho más efectivas para el uso de energía y también son más fáciles de montar. Unos cables sencillos con ajustes serán suficientes. Dan más luz, generan menos calor y duran mucho más. Pero ten en cuenta que contienen mercurio altamente tóxico y son peligrosas si se rompen. Si rompes una en tu cuarto de cultivo, ¿vas a llamar a la brigada especial de limpieza del ayuntamiento para que descontaminen tu casa?

Sodio de Alta Presión (HPS)

La lámpara HPS es, con diferencia, la más usada para el cultivo de interior de cannabis. Philips tiene las siguientes lámparas disponibles:

Sodio de Alta PresiónMASTER SON-T PIA Agro (Espectro especial con emisión azul aumentada, resulta en un crecimiento más compacto, sobre todo con luces más bajas).

En mi opinión, una lámpara de 400 w por metro cuadrado es suficiente. Claro que no todas las plantas son iguales y tampoco lo son las circunstancias. Si tienes más CO2 en tu cuarto de cultivo, puedes utilizar más luz y si la humedad en el aire es alta, una luz más fuerte no hará ningún daño. Ten en cuenta que más luz significa más calor y que demasiado calor puede dar lugar a enormes problemas. La precaución está a la orden del día.

La mejor manera de criar plantas madre

sala de cultiverPara todas las plantas de hierba bajo luz artificial, la regla de oro es que florecen mejor a una temperatura de 20-22 grados y con una humedad del aire del 70-80%. Además, debemos garantizar un abastecimiento regular de aire fresco y, por supuesto, agua. La luz puede estar encendida durante 18-20 horas diarias. Si tienes la oportunidad de usar una tarifa nocturna, aprovechala, porque te saldrá mucho más barato. Coloca paredes reflectantes en el fondo y a los lados, para que se pierda la menor cantidad de luz posible. Las superficies blancas son buenos reflectores, mejor que el papel de aluminio. Los tableros pintados de blanco son baratos y fáciles de usar.

Coloca a las plantas madre en tiestos de 10-20 cms de diametro. Si ya has leído sobre el cultivo de hierba en tiestos ya sabes cómo hacerlo y posiblemente tendrás restos de nutroentes de tu cultivo en el exterior. Toma el primer esqueje de la planta madre a 10-15 centímetros de la parte superior. Aquí, de donde quites el esqueje, se formarán dos nuevos brotes, mientras que los brotes inferiores tendrán más dos nuevos brotesprobabilidad de desarrollarse. Tras varios meses de cultivo y de tomar esquejes, tendrás una planta madre de la que podrás tomar no uno, sino al menos de cuatro a ocho esquejes. Si dejas de tomar esquejes tus plantas serán altas y finas, con cada esqueje, la velocidad a la que la planta madre vuelve a crecer depende, una vez más, de la cantidad de luz.

Da a tus plantas emulsión de pescado de forma regular en las raíces y pulverízalas una vez a la semana con un espray con una cucharadita de emulsión de pescado por litro de agua. Después de media hora, vuelve a pulverizarlas con agua limpia. La nutrición de las hojas es fácil y rápida, pero debes asegurarte de que los nutrientes no se acumulen en las hojas.

Regresar a guía de cultivo de cannabis

Regresar a Técnicas Avanzadas

Continuar a Clonar

 

Productos