Estimulación de Terpenos: Cómo Culticar una Hierba de Sabor Fuerte

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisCultivo de Marihuana

Estimulación de Terpenos: Cómo Culticar una Hierba de Sabor Fuerte

El olor y sabor de la marihuana es inconfundible. Estos son algunos consejos para intensificar este sabor único, y poder llevar tu alijo al siguiente nivel.

¿Te gusta la hierba fuerte y apestosa? Si es así, tienes que darle las gracias a los terpenos y los terpenoides. Los compuestos del cannabis que son en gran medida responsables de su sabor y aroma. Con ciertas habilidades ingeniosas para el cultivo, se puede aumentar la producción de estos dos compuestos durante la fase de crecimiento, lo que resultará en un producto mucho más fuerte, tanto para el olfato como para el gusto.

¡Así que manos a la obra! Cierto que cada cepa tiene su propio sabor característico, pero estos métodos se pueden aplicar a todas ellas para potenciar el contenido final de terpenos y terpenoides.

Nota: lo siguiente solo se debe intentar por parte de cultivadores que confían en sus habilidades. Este proceso implica algunas técnicas avanzadas con las que se podría perjudicar al cannabis si se hacen mal.

REDUCIR LOS NUTRIENTES AL FINAL DE LA FLORACIÓN

La gran mayoría de terpenos y terpenoides se encuentran en los brotes de la marihuana. Se sabe que un exceso de nitrógeno retrasa la formación de los brotes, por lo que es lógico pensar que esta reducción en la formación de los brotes resulte en un menor desarrollo de los terpenos y los terpenoides. Hay que asegurarse de usar unos nutrientes especialmente equilibrados y con bajos niveles de nitrógeno durante la floración, y que las 2 últimas semanas de floración se dediquen al lavado del cannabis.

ESTRESAR LIGERAMENTE AL CANNABIS

Se sabe que el cannabis produce más contenido de terpenos y terpenoides cuando está expuesto a unos niveles bajos de estrés. Hay varias formas de hacerlo, pero ten en cuenta que si estresas demasiado a la planta, la puedes matar. Por ello, el estrés se debe introducir de forma escalonada, y ser siempre ligero. El estrés es especialmente eficaz cuando se aplica durante las últimas semanas de la floración.

El LST - Entrenamiento de Bajo Nivel (Low Stress Training) se utiliza para manipular la forma física en la que crece el cannabis durante su ciclo de vida. Durante el crecimiento, se doblan con cuidado los tallos y las ramas, y se atan para sujetarlos. Esto cambia la dirección del crecimiento, lo que provoca estrés y también expone más partes de la planta a la luz. Puede resultar en una planta más pequeña que produce más brotes de sabor más intenso.

Defoliación - Al cortar una pequeña cantidad de las hojas que rodean a los brotes, éstos quedarán expuestos a más luz y más estrés - lo que estimulará el contenido de terpenos y terpenoides. Sin embargo, algunas cepas, sobre todo las de predominancia Indica, no reaccionan muy bien ante la defoliación, así que empieza despacio y observa las reacciones.

Daños en las hojas - El daño de las hojas inferiores (que no recibien mucha luz) puede ser una estupenda forma de inducir un poco de estrés. Esto se puede llevar a cabo haciendo unos pequeños desgarros en las hojas, o aplastando unas pocas entre los dedos.

MANTENER LA TEMPERATURA POR DEBAJO DE LOS 26 GRADOS CENTÍGRADOS

Si se mantiene baja la temperatura del cuarto de cultivo durante la floración, ayudará a preservar los terpenos y terpenoides ya creados. Las temperaturas altas pueden hacer que se evapore parte del contenido de la planta, lo que reducirá su sabor y aroma.

BAJAR LA TEMPERATURA NOCTURNA

También hay pruebas que sugieren que una baja temperatura nocturna aumenta la producción de terpenos y terpenoides. Por lo general, la temperatura deberá ser de unos 5 grados centígrados menos que la temperatura diurna.

NO SEAS BRUSCO

¡Bastante obvio! No querrás ser demasiado brusco con tu brote. La excesiva manipulación de los brotes puede dañarlos, con lo que también se dañará el contenido de terpenos y terpenoides.

CULTIVA EN TIERRA

Aunque los cultivos hidropónicos tienen muchas ventajas, el cultivo en tierra tiene un mejor sabor final - probablemente debido a la mezcla más natural de macro y micro nutrientes. Lo sentimos, fans del hidro, ¡os perdéis ésta!

SECA LA HIERBA ADECUADAMENTE

Probablemente, uno de los pasos más importantes que se pueden tomar para asegurarse de que el producto final sea lo más fuerte y penetrante posible. Hay muchas guías que aconsejan secar la marihuana a toda prisa, pero la forma correcta de hacerlo, como todo en la vida, es tomándote tu tiempo y asegurándote de que lo haces correctamente.

El secado debería tardar unas 2-3 semanas, en una temperatura relativamente fresca. Las temperaturas altas causarán que se evapore gran parte de los terpenos y terpenoides. El secado en condiciones frías durante un largo periodo de tiempo, garantizará que se conserve mucho de lo que se podría haber perdido, lo que mejora el producto final. La humedad también es un factor importante durante el secado. Es una buena idea mantenerla en un 70%.

Con estos pasos, ya puedes tener la seguridad de que tu marihuana será lo mejor posible. ¡No todo es cuestión de potencia! ¡El verdadero buen cannabis tiene un sabor y aroma a juego!