Cómo Evitar Las Náuseas Del Kratom

Publicaciones :
Categorías : BlogHierbas y Semillas

Cómo Evitar Las Náuseas Del Kratom

El Kratom alivia el dolor, reduce la depresión y la ansiedad y proporciona energía, pero si tomas demasiado, puede provocar náuseas. Descubre cómo utilizar esta hierba sin problemas.

Un poco de Kratom puede hacer que te sientas revitalizado y positivo. Algo más, relaja, alivia el dolor y hasta ayuda a dormir. Pero el Kratom también puede provocar náuseas y mareos, y a nadie le gusta eso. Aquí tienes varias formas de evitar las náuseas que provoca el Kratom:

CONOCE Y RESPETA LA DOSIS

Un exceso de Kratom es casi garantía de padecer molestias de estómago. Cíñete a la dosis efectiva más baja para reducir este riesgo.

Para averiguar qué dosis te conviene, empieza con un gramo y comprueba cómo te sientes. Si no obtienes el resultado que buscas, toma otro gramo después de 45 minutos. En cuanto empieces a sentir algo parecido a lo que buscas, para. Sigue donde lo dejaste al día siguiente y repite el proceso, deteniéndote ante de sobrepasarte.

A la hora de calcular la dosis, hay que ser muy preciso. En lugar de hacerlo a ojo, puedes utilizar una báscula digital para saber exactamente cuánto estás tomando. Incluso después de encontrar la dosis adecuada, espera al menos 4 horas antes de tomar otra dosis, para evitar las náuseas.

Si cambias de variedad o de proveedor, la potencia también podría variar, por lo que tendrás que volver a calcular la dosis o arriesgarte a sufrir los efectos secundarios. Hasta que tengas más experiencia, consume el mismo tipo de Kratom y del mismo proveedor.

ANTIÁCIDO 30 MINUTOS ANTES, APERITIVO 30 MINUTOS DESPUÉS

El cuerpo absorbe mejor los alcaloides beneficiosos del Kratom cuando se toma con el estómago vacío, pero esto a su vez provoca un malestar estomacal. Si tomas un antiácido 30 minutos antes de la dosis de Kratom, no interferirá con los efectos, y si comes algo ligero unos 30 minutos después, tu cuerpo tendrá tiempo suficiente para absorber casi todos los componentes activos. Con una de estas soluciones, o con ambas, se reduce y evita la aparición de náuseas.

En cualquier caso, no comas demasiado. Los alimentos pueden revolucionar los efectos del Kratom, que podrían ser aún más molestos que las náuseas.

PREPARA UN TÉ EN LUGAR DE TOMAR POLVOS O CÁPSULAS

Si tienes prisa y tomas Kratom directamente, es más probable que sientas nauseas que si bebes un té de kratom.

Cuando se toma Kratom de forma directa, se ingiere la totalidad de la planta: clorofila, ceras, fibras, etc. Estos compuestos no son los responsables de los efectos del Kratom, pero puede contribuir a la aparición de las náuseas. Al preparar un té, se filtran gran parte de esos ingredientes, pero también se conservan los potentes alcaloides. Por eso el té es una forma eficaz de reducir las náuseas.

Si no te queda más remedio que tomar polvos o cápsulas de Kratom, toma una cantidad menor de la que usarías para preparar un té.

AÑADE GENJIBRE PARA EVITAR LAS NÁUSEAS

El jengibre es una especia natural y famosa por su efecto reductor de las náuseas. Tritura un poco y añádelo al Kratom, ya sea en polvo, cápsulas o té. Su sabor es un poco picante, pero sabe mucho mejor que el Kratom en polvo.

Si te encuentras en medio de una oleada de náuseas provocadas por el Kratom, mastica una rodaja de jengibre fresco, hará que te sientas mejor. El jengibre cristalizado es una forma acaramelada de esta raíz, que es más agradable en caso de que no te guste su versión fresca.

No te olvides de que el cannabis es tan famoso como el jengibre para reducir las náuseas. Si fumar marihuana es legal donde vives, es otra solución natural, pero ten en cuenta que estarás añadiendo otro agente psicoactivo a tu cóctel de hierbas. Prueba este consejo con precaución.

Tomando precauciones y tratando al Kratom con respeto, podrás aprovechar todos los efectos beneficios de esta hierba sin experimentar náuseas ni sus otros efectos secundarios. ¿Cómo te gusta tomar Kratom?

 

         
  Laura  

Escrito por: Laura
Colaborando como escritor invitado habitualmente, Laura vive en el corazón salvaje de la costa este americana. Desde la granja familiar, ha ido desarrollando un profundo respeto por el cannabis, mientras sigue dominando y perfeccionando sus cultivos.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores