Todo Lo Que Debes Saber Sobre Los Tricomas

Probablemente ya hayas oído hablar de los tricomas, pero la mayoría de gente no tiene ni idea de lo que hacen. Pero a pesar de ser poco conocidos, los tricomas contienen los compuestos más importantes de las plantas de marihuana. Aquí tienes un resumen completo de los tricomas del cannabis.

Tricomas De Cannabis

Si alguna vez has leído un poco sobre marihuana, probablemente te habrás cruzado con la palabra “tricomas”. Aunque pueda sonar como uno de los compuestos químicos del cannabis (cannabinoides, flavonoides y terpenos), en realidad, los tricomas son el origen de estos compuestos.

Los tricomas desempeñan funciones esenciales a lo largo de la vida de la planta de cannabis, y también son un factor fundamental en la calidad de las diferentes cepas. Pero, antes de lanzarte a buscar la variedad con los “mejores tricomas”, deberías conocer los diferentes tipos de tricomas y su rol en el cannabis.

¿qué Son Los Tricomas?

¿Qué Son Los Tricomas?

Si observas una planta de marihuana madura, los tricomas son las pequeñas protuberancias parecidas a pelillos blancos que sobresalen de los cogollos y hojas de azúcar. Curiosamente, la palabra "tricoma" viene del griego "tríchōma", que significa "crecimiento de pelo". Pero, si se observan desde la distancia, los tricomas parecen una capa de escarcha sobre las flores. ¿Alguna vez has oído a alguien relacionar los "cristales de THC" o la resina con la marihuana más potente? A lo que se están refiriendo, lo sepan o no, es a una abundancia de tricomas. Estos pequeños pelos tienen una concentración mucho mayor de cannabinoides, flavonoides y terpenos que cualquier otra parte de la planta.

Y aunque solo estemos hablando sobre la marihuana, los tricomas también existen en muchas otras plantas. Puede que tengan aspectos diferentes y propósitos distintos, pero todos son tricomas. Para evitar confusiones, en este artículo hablaremos únicamente de los tricomas del cannabis.

¿para Qué Sirven Los Tricomas?

¿PARA QUÉ SIRVEN LOS TRICOMAS?

Como muchas otras partes de la planta, los tricomas tienen más de una función. Contienen muchos compuestos deseables (a menudo en forma de una resina viscosa), pero también ejercen funciones importantes en la defensa de las plantas.

Tricomas Para La Protección Contra Elementos No Vivos

Durante la fase de floración, las plantas de marihuana hembra se vuelven vulnerables ante los elementos. Los factores como el calor, la luz ultravioleta y el viento son una amenaza para las plantas desprotegidas. Pero, gracias a los tricomas, las plantas de cannabis quedan protegidas de todos estos factores. Los tricomas cubren suficientemente a la planta para mantenerla fresca, y están diseñados biológicamente para protegerla de los rayos UV. Al mismo tiempo, sirven como una capa protectora contra el viento, que podría dañar a la planta.

Tricomas Para La Protección Contra Plagas Y Animales

Además de proteger a las plantas de las fuerzas de la naturaleza, los tricomas también las defienden del reino animal. Como muchas otras plantas con flores, la marihuana puede ser tentadora para las plagas y otros animales que quieren devorarlas. Pero, afortunadamente, estas criaturas detestan los compuestos de los tricomas. Tienen un sabor amargo y un aroma muy fuerte, haciendo que la planta sea casi incomible.

Tipos De Tricomas

TIPOS DE TRICOMAS

De momento, aún no hemos hecho distinciones entre los tricomas, pero existen varios tipos. Algunos son más frecuentes en las plantas de cannabis que otros, pero todos juegan un papel importante. En primer lugar, tenemos que distinguir entre tricomas glandulares y no glandulares.

Tricomas Glandulares

En pocas palabras, los tricomas glandulares son los que secretan sustancias dentro de su “cabeza”, también llamada glándula. En las plantas de marihuana, hay tres tipos principales de tricomas glandulares.

  • Tricomas glandulares entallados

Estos son los tricomas glandulares más grandes, con un ancho de 50-100 micrómetros. De hecho, son los que normalmente puedes ver cuando miras un cogollo de alta calidad. Como su nombre sugiere, cada tricoma tiene un tallo relativamente grande, sobre el cual hay una glándula apreciable llena de cannabinoides y terpenos.

  • Tricomas glandulares sésiles

Estos son más pequeños que los tricomas entallados, pero aun así son importantes. Miden 20-30 micrómetros de ancho y también tienen un tallo, como los tricomas mencionados arriba. Pero es mucho más corto y la glándula contiene menos compuestos.

  • Tricomas bulbosos

A pesar de su nombre, los tricomas bulbosos son microscópicos, midiendo 10-15 micrómetros de ancho. A diferencia de los otros tricomas glandulares, estos carecen de tallo, pero cubren toda la superficie de la planta. Su pequeño tamaño también significa que, aunque contengan los mismos compuestos que los otros, tienen una capacidad mínima.

Tricomas No Glandulares

Como tal vez hayas deducido, estos tricomas se distinguen por su falta de glándula. Por tanto, no contienen los cannabinoides y otros compuestos que tanto nos gustan. Pero aun así tienen varias funciones y no deberían ignorarse por completo.

  • Tricomas unicelulares

Los tricomas unicelulares protegen a la planta de las temperaturas extremas y la pérdida de agua. Comienzan cubriendo las plántulas y después aparecen en la parte inferior de las hojas. Como su nombre sugiere, son unicelulares y no pueden verse sin un microscopio. Pero, si los miras de cerca, verás que parecen pelitos cortos.

  • Tricomas cistolíticos

Los tricomas cistolíticos también aparecen al principio de la vida de las plantas de marihuana. Su aspecto es similar al de los tricomas unicelulares, con la diferencia de que estos son más grandes y tienen una protuberancia especial en sus paredes celulares. Esto hace que sean ásperos al tacto y se cree que protegen a las plantas jóvenes de los depredadores.

  • Tricomas anterales sésiles

Por último, los tricomas anterales sésiles solamente se encuentran en las anteras del cannabis y el cáliz que las rodea. Miden unos 80 micrómetros de ancho, siendo los tricomas sésiles más grandes. Pero los tricomas del cáliz son ligeramente más pequeños que los de las anteras.

El Ciclo De Vida Del Tricoma

EL CICLO DE VIDA DEL TRICOMA

Del mismo modo que la planta de marihuana, los tricomas tienen su propio proceso de desarrollo. Este se sincroniza con el proceso de crecimiento del cannabis, y los primeros cambios reales se producen a las 3-4 semanas de la fase de floración. A partir de entonces, tienes que prestar atención para saber cuándo cosechar exactamente. Recomendamos usar una lupa o un microscopio con un aumento de 120x para observarlos.

Determinar El Momento De La Cosecha

A medida que se acerca la época de la cosecha, verás los tricomas en tres tonos diferentes: transparente, blanco/lechoso y ámbar.

Si son transparentes, significa que la planta no está lista para cosechar. Todavía está produciendo resina y las glándulas aún no están llenas. Si la cosecharas en este momento, no sentirías un gran efecto al fumarla.

Cuando los tricomas se vuelven blancos/lechosos, han alcanzado su máxima capacidad de resina. Si buscas un colocón cerebral potente tras fumar los cogollos, este es el momento de cosecharlos. Si cultivas cepas sativas, no deberías esperar mucho más para cortarlas. Esto no significa que la variedad sea fuerte de por sí, sino que ahora ha alcanzado su máxima potencia.

Determinar El Momento De La Cosecha Con Tricomas

Determinar El Momento De La Cosecha Con Tricomas

Determinar El Momento De La Cosecha Con Tricomas

Pero esta etapa pasará y los tricomas pasarán de blanco a ámbar. Si cultivas una cepa índica, este sería el mejor momento para cosecharla. Cuando los tricomas son de color ámbar, el colocón será más relajante y somnoliento, en lugar de más motivante y estimulante. Pero el tono ámbar también significa que los niveles de THC han empezado a disminuir. Si quieres este tipo de efecto, espera hasta que el 50% de los tricomas se hayan vuelto de color ámbar.

Nota: antes de la cosecha, puedes usar ciertos trucos para aumentar la producción de tricomas de tus plantas.

Aislando Los Tricomas

Cómo Aislar Los Tricomas Para Hacer Concentrados

Dado que contienen toda la resina que tanto nos gusta del cannabis, tal vez quieras saber cómo aislar los tricomas del resto de la planta para hacer hachís o concentrados. Por suerte, tienes varias opciones para alcanzar el siguiente nivel de subidón.

Mecánicamente (Con Un Grinder)

Tal vez te estés preguntando: "¿te refieres a ese tipo de grinder?". Sí, si tienes un grinder de tres partes, ya sabes cómo aislar mecánicamente los tricomas. Solo tienes que meter los cogollos en el grinder, molerlos y recibir tu premio en el compartimento inferior. "¡Pero eso solo es kief!". ¡Exactamente! El kief es básicamente una acumulación de tricomas en polvo. No conseguirás el 100% de lo que contienen tus cogollos, pero aun así sacarás una cantidad considerable. 

Extracción Con Disolvente

Si quieres aprovechar mejor todos los tricomas, prueba la extracción con disolvente. Para ello, se utiliza gas butano presurizado para separar los tricomas de la materia vegetal. Pero, dada la naturaleza potencialmente explosiva del butano, normalmente este proceso no es seguro para hacer en casa. Sin embargo, muchos de los concentrados disponibles en el mercado legal del cannabis se obtienen mediante este método. A pesar de los posibles riesgos de seguridad, este el método más barato y efectivo, y solo es peligroso cuando lo realizan los aficionados. Si no quieres usar butano, puedes usar un poco de Everclear. En nuestra tienda online también encontrarás algunos dispositivos ingeniosos que simplificarán el proceso. 

Extracción Sin Disolvente

Por último, la extracción sin disolventes es el método más seguro y eficaz. Para hacerlo en casa, solo tienes que mezclar los cogollos con un poco de agua helada y agitar la mezcla para separar los tricomas de la planta. Este proceso es bastante detallado, por lo que si quieres probarlo te recomendamos consultar nuestra guía. Al final del proceso, obtendrás un bubble hash limpio y potente. Y recuerda utilizar bolsas de filtro de alta calidad y tener a mano una buena prensa para rosin.