Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Curado al agua

Se ha escrito mucho sobre la "maduración" de la hierba cosechada. Su cuidadoso secado en rejillas, en máquinas especiales, con o sin hojas, etc, etc. Pero, ¿algunas vez has oído hablar del "curado al agua"? Al principio suena como un extraño concepto, sumergir tus brotes en agua durante 7 días, cambiar el agua todos los días y secarlos después en uno o dos días. ¿Raro? ¡Para nada!

Leer más de secar y curar un brote de cannabis

El proceso del curado al agua

  • cosecha y recorta tus brotes
  • cubre con abundante agua (manténlos bajo el agua con, por ejemplo, un trapo o un objeto pesado)
  • cambia el agua todos los días – ¡va a oler fatal!
  • después de 7 días, saca los brotes y sécalos (sin miedo)

brote de cannabis en el tarroGracias al proceso de osmosis (que es básicamente el proceso por el que las substancias solubles se distribuyen regularmente en el medio y se intercambian por medio de una membrana semi-permeable - en este caso la superficie de la hoja), las substancias que NO quieres fumar, se disuelven. Esto incluye no solamente substancias ajenas a la propia planta, sino también del interior de las hojas – lo que te hace toser al fumar. El THC, etc NO se disuelve en el agua. El resultado: una hierba más pura y potente. La producción es un 30 - 50% menor que con los métodos habituales.

Curado al agua para el bud rot

Cure cannabisAdemás – ¿tienes un caso de putrefacción? ¡No tires los brotes afectados! Sumérgelos en agua y haz con ellos lo descrito arriba. El resultado: una hierba de gran potencia y sin mal regusto.

 

 

 

Regrasar a Guía de cultivo de cannabis

Regrasar a Técnicas Avanzades

Continuar a Enfermedades y Curas

Cepas resistentes a los insectos y el moho