Product successfully added to your shopping cart.
Check out

Curado al agua

Se ha escrito mucho sobre la "maduración" de la hierba cosechada. Su cuidadoso secado en rejillas, en máquinas especiales, con o sin hojas, etc, etc. Pero, ¿algunas vez has oído hablar del "curado al agua"? Al principio suena como un extraño concepto, sumergir tus brotes en agua durante 7 días, cambiar el agua todos los días y secarlos después en uno o dos días. ¿Raro? ¡Para nada!

Leer más de secar y curar un brote de cannabis

El proceso del curado al agua

  • cosecha y recorta tus brotes
  • cubre con abundante agua (manténlos bajo el agua con, por ejemplo, un trapo o un objeto pesado)
  • cambia el agua todos los días – ¡va a oler fatal!
  • después de 7 días, saca los brotes y sécalos (sin miedo)

brote de cannabis en el tarroGracias al proceso de osmosis (que es básicamente el proceso por el que las substancias solubles se distribuyen regularmente en el medio y se intercambian por medio de una membrana semi-permeable - en este caso la superficie de la hoja), las substancias que NO quieres fumar, se disuelven. Esto incluye no solamente substancias ajenas a la propia planta, sino también del interior de las hojas – lo que te hace toser al fumar. El THC, etc NO se disuelve en el agua. El resultado: una hierba más pura y potente. La producción es un 30 - 50% menor que con los métodos habituales.

Curado al agua para el bud rot

Cure cannabisAdemás – ¿tienes un caso de putrefacción? ¡No tires los brotes afectados! Sumérgelos en agua y haz con ellos lo descrito arriba. El resultado: una hierba de gran potencia y sin mal regusto.

 

 

 

Regrasar a Guía de cultivo de cannabis

Regrasar a Técnicas Avanzades

Continuar a Enfermedades y Curas

Cepas resistentes a los insectos y el moho