¿Se Acerca el Final de la Guerra Contra las Drogas?

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisEl MundoLeyes AntidrogasOpinión

¿Se Acerca el Final de la Guerra Contra las Drogas?

¿Supondrá la UNGASS del 2016 una Nueva Era para las Políticas sobre Drogas?

¿Está llegando a su fin la Guerra contra las Drogas? Una afirmación un poco atrevida. Antes de que empecemos a revelar nuestros alijos secretos y a soñar con disfrutar de nuestro cannabis favorito en el bar con los amigos, por desgracia, no es así de simple. The Lancet, una de las revistas médicas más respetadas del mundo, ha publicado un informe que apoya la despenalización de todas las drogas, no sólo del cannabis, y alienta a cambiar las políticas, centrándose en la reducción de daños en lugar de en penas de cárcel por consumo de drogas. Si tenemos en cuenta que este informe ha sido escrito con aportaciones de profesionales en una extensa gama de disciplinas, y que abarca países tanto pobres como ricos, ya sabes lo que se dice: no se discute con los expertos.

Preparando el Escenario

Si bien no tenemos una respuesta sencilla, cada vez estamos más cerca de la luz al final del túnel, gracias a fallos bastante vergonzosos. En este caso, el túnel al que nos referimos es la prohibición de las drogas y la penalización de su posesión y consumo. El objetivo del informe es asesorar a la ONU antes de su Asamblea General, en la que se debatirán las políticas de drogas de sus estados miembros. La última vez que se trató el tema de las políticas de drogas en la ONU fue en 1998; los tiempos han cambiado de forma drástica, y no se ha conseguido reducir el consumo de drogas, y en muchos países, cada vez se encarcela a más gente. Dado este aparente fracaso de la guerra contra las drogas, este informe presenta un enfoque alternativo. En lugar de acabar con el consumo de drogas en todo el mundo, el lema de la asamblea de la ONU en 1998, el informe propone gestionar el consumo de drogas y ayudar a la gente a gestionar su adicción, para, en última estancia, eliminar la dependencia.

Antes de ver los detalles de una política de "reducción de daños" y las recomendaciones del informe, merece la pena examinar cómo han afectado al mundo las políticas actuales. En 1998, cuando los estados miembros de la ONU declararon su compromiso para lograr un mundo libre de drogas, se calculó que 8 millones de personas de todo el mundo habían consumido heroína el año anterior, mientras que el cannabis acumulaba un total de 135 millones de usuarios. Cuando, 10 años más tarde, se reunieron para examinar sus progresos, estas cifras habían aumentado. 12 millones de consumidores de heroína y 165 millones de usuarios de cannabis. Por lo tanto, si el número total de consumidores fue en aumento, ¿cómo influyeron esos 10 años en los consumidores y la población en general?

Repercusiones

El informe presenta unas estadísticas bastante horribles del efecto negativo que han tenido estas políticas. Desde el 2006, cuando México decidió utilizar al ejército para combatir el tráfico de drogas, han experimentado un "notable incremento de los homicidios", que "ha sido tan grande, que la esperanza de vida del país se ha visto reducida". No es fácil ver la eficacia de esta estrategia, ya que su objetivo era impedir la "grave amenaza para la salud y el bienestar de la humanidad" que, según ellos, representan las drogas. Sus esfuerzos en este escenario han reducido la esperanza de vida de su población, aparte de las otras repercusiones que estaban teniendo las drogas y la adicción.

En los Estados Unidos, que actualmente representa un 5% de la población mundial, tienen la tasa más alta de encarcelamiento. Unas 707 personas por cada 100.000 habitantes. De estos encarcelamientos, cerca del 50% son reclusos federales que cumplen condenas por delitos relacionados con las drogas. Si unimos esto al hecho de que los hombres afroamericanos tienen un 32% de posibilidades de acabar en la cárcel en algún momento de sus vidas, el efecto alienante que tienen las políticas de drogas sólo puede ser destructivo en su intento de combatir el abuso de sustancias y la adicción. Familias, amigos y redes de apoyo quedan sometidas a un tremendo estrés al enfrentarse a este alto nivel de encarcelamiento, y a menudo optan por el resentimiento ante la ley y los gobiernos.

Estas estadísticas son bastante crudas y, como consecuencia, las ruedas han empezado a girar. Este informe no podía haber sido publicado en mejor momento. En abril de este año (2016), la Asamblea General de las Naciones Unidas se reunirá para discutir la política global de drogas. A petición de México, Colombia y Guatemala, la Asamblea General examinará el progreso de la guerra contra las drogas a la vez que debatirá abiertamente sobre otras oportunidades. Este llamamiento por parte de países de América Latina se produce junto a los recientes cambios en las políticas de drogas de varios países. Uruguay se ha convertido en el primer país en tener un mercado de cannabis con fines recreativos regulado por el gobierno, mientras que algunos estados de EEUU, han adoptado un enfoque similar, como Colorado.

El hecho de que el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, haya hecho un llamamiento a todos los estados miembros para que debatan el tema abiertamente y consideren otras opciones, demuestra un cambio de mentalidad por parte de la ONU. Sin embargo, hay ciertas salvedades. De momento, tenemos un informe publicado por expertos internacionales que respalda un enfoque diferente para abordar el consumo de drogas, y también tenemos miembros de la ONU pidiendo una oportunidad para revisar las políticas actuales, ¿qué impedimentos quedan?

El problema radica en que las Naciones Unidas no prohíben ni regulan directamente las drogas, actúan como supervisores, estableciendo objetivos y políticas que beneficien a países y que mejoren la calidad de vida de todos. Mientras que un país podría querer adoptar políticas de reducción de daños, puede que otro no lo quiera. Estos países tienen libertad, hasta cierto punto, para dictar penas por delitos de drogas según su propia voluntad. Países como Estados Unidos hace tiempo que mantienen un enfoque de tolerancia cero con respecto al consumo de drogas, mientras que otras naciones influyentes como Rusia y varios países asiáticos y de Oriente Medio, también se oponen a los cambios. La ONU trabaja sobre una mayoría de estados miembros que estén de acuerdo, pero con tantos miembros reacios a adoptar un cambio de políticas, este movimiento de reducción de daños podría detenerse antes de empezar. En el fondo, los departamentos internos de la ONU se inclinan hacia este cambio de enfoque, el reto, en última instancia, se reducirá a si sus miembros pueden ver más allá de sus gafas tintadas de tolerancia cero e intentan entender cómo se puede abordar el problema del consumo y la adicción de drogas desde su raíz, sin el uso de la fuerza ni la cárcel.

Las Recomendaciones

Ya hemos visto el efecto que las actuales políticas de drogas han tenido en importantes potencias globales, pero ¿cuáles son las recomendaciones del informe de Lancet? ¿Cómo podemos mejorar la calidad de vida al mismo tiempo que abordamos la adicción?

En total, se hacen 11 recomendaciones, pero las dos más importantes para los consumidores de cannabis son:

"Despenalizar los delitos menores de drogas- consumo, posesión y venta a pequeña escala"

y

"Una mayor y mejor investigación sobre drogas y política de drogas"

Ya se están llevando a cabo investigaciones sobre los efectos positivos que el cannabis o, más concretamente, los cannabinoides del cannabis, tienen en diversos trastornos físicos y mentales. Las historias del aceite RSO (Aceite Rick Simpson) y sus propiedades curativas, respaldadas por consumidores de todo el mundo, son algunas de las muchas que nos vienen a la mente. También se han llevado a cabo estudios ulteriores sobre cómo puede ayudar el consumo de cannabis a manejar el dolor crónico y mejorar la calidad de vida de sus usuarios. Sin embargo, hay muchos otros aspectos que hay que entender sobre los distintos efectos que tienen los cannabinoides en nuestro cuerpo. Con la recomendación de "más y mejores investigaciones', la esperanza sería que los gobiernos empezaran a buscar las propiedades benéficas de ciertas drogas, en lugar de seguir demostrando sus efectos negativos.

La despenalización de drogas menores también ayudaría a eliminar el estigma que rodea al cannabis y a su consumo. Muchos consumidores lo utilizan para combatir toda una serie de trastornos y para manejar el dolor como síntoma de enfermedades como la artritis crónica. Estos usuarios no trafican con el cannabis ni se lucran, simplemente intentan beneficiarse de sus propiedades. En estos momentos, a los ojos de la ley, estas personas son criminales. Esta penalización hará que mucha gente se niegue a probar un cannabis que podría ayudarles a mejorar su calidad de vida.

Conclusión

El informe y sus recomendaciones ofrecen un nuevo enfoque ante el evidente fracaso de intentar prohibir el consumo de drogas. Aunque las recomendaciones ofrecen posibles ventajas para el consumidor habitual de cannabis, las repercusiones son mucho más grandes. Al cambiar el enfoque de la completa eliminación del consumo de drogas, se acaba con la necesidad de este tipo de investigaciones negativas. Sólo sirve como medio para justificar el, a veces torpe, enfoque adoptado por algunos países en la lucha contra el consumo y abuso de drogas. Básicamente, se crea un ciclo destructivo que no supone ningún beneficio para el gobierno ni para el pueblo gobernado. Aunque todavía estamos muy lejos de ver un cambio en el enfoque de la guerra contra las drogas, este informe representa la opinión de profesionales de todos los sectores de todo el mundo, y proporciona un modelo muy necesario para que la ONU lo utilice en la creación de una estrategia enfocada a reducir la demanda de drogas, en lugar de la oferta. Tener menos de algo no elimina la necesidad, sobre todo con la adicción.

Bajo las actuales políticas de drogas, cada vez más consumidores no violentos acaban en prisión. Profesionales de todo el mundo podrían tener la respuesta para hallar un enfoque más eficaz para combatir el problema de la guerra contra las drogas.

 

         
  Lucas  

Escrito por: Lucas
Lucas es un escritor a tiempo parcial y un visionario a tiempo completo. Un psiconauta anónimo camuflado con su traje de corbata, que trabaja para llevar racionalidad a las masas.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores