La Guerra Contra la Consciencia

Published :
Categories : BlogLeyes AntidrogasPsicodélicos

La Guerra Contra la Consciencia

Puede que no sea uno de los objetivos de la Guerra contra las Drogas, pero es sin duda una guerra contra la consciencia y la libertad cognitiva.

La Guerra contra las Drogas ha fracasado en muchas formas, y ha afectado a muchísimos aspectos de la vida. Por lo general, los argumentos en contra de la Guerra contra las Drogas suelen centrarse en los fracasos económicos, médicos y penales, pero hoy queremos hablar de otra cosa: la idea de que la Guerra contra las Drogas es una guerra contra la consciencia.

La consciencia es una cosa muy curiosa, y no nos referimos simplemente a estar despierto. Afecta a todo, desde la simple consciencia del mundo que nos rodea, pasando por cómo reaccionamos y sentimos, hasta las opiniones, inquietudes y emociones que experimentamos dentro de nosotros mismos. Es algo extremadamente complejo y, en cierta forma, nuestra consciencia es lo que somos. Aunque todos sabemos que somos conscientes, la ciencia no sabe mucho sobre este tema. Va más allá de simples señales en el cerebro, y es uno de los mayores misterios de la vida.

Es más, nuestra percepción de la consciencia está muy limitada por nuestra experiencia de vida. Las drogas psicoactivas tienen la capacidad de expandir esta consciencia más allá de lo que creíamos posible, y nos permite ver las cosas de una forma en la que la mente consciente normal jamás podría hacerlo. Nos pueden dejar, después de un viaje, con una nueva perspectiva de la vida y un modo de pensar distinto.

Por ello, es razonable darse cuenta de que las leyes en materia de drogas son muy restrictivas, y que controlan lo que podemos hacer con nuestras mentes. Aunque suene un poco cursi, la Guerra contra las Drogas es una forma de control de la mente, que mantiene prisoneras a nuestras mentes en estas celdas preconcebidas que la sociedad considera aceptables. Es una afrenta a la libertad cognitiva, la idea de que tenemos un control total de nuestras mentes, y va mucho más allá de la simple libertad de pensamiento.

Terrence McKenna escribió:

"Estamos jugando con media baraja, en la medida en que toleramos que los cardenales del gobierno y la ciencia deban dictar a dónde puede enviar legalmente su atención la curiosidad humana. Es una situación absurda. Es una cuestión de derechos civiles, porque de lo que hablamos es de la represión de una sensibilidad religiosa. De hecho, no una sensibilidad religiosa, sino "la" sensibilidad religiosa".

Y no lo dudes, la prohibición de los psicodélicos y el control que supone sobre la libertad cognitiva, nos dicta dónde debemos centrar nuestra curiosidad y creatividad. Algunas de las tecnologías, innovaciones e ideas más revolucionarias de nuestro tiempo han sido concebidas gracias a los psicodélicos, y sin ellas, nuestra sociedad sería un lugar muy distinto.

Por suerte para nosotros, existen mentes más geniales que las nuestras, que son capaces de razonar de una forma en la que nosotros no podemos. Una de ellas, es el autor Graham Hancock. Hace un par de años, Hancock dio una conferencia TED sobre esto, explicando con mucho detalle cómo vemos exactamente la consciencia dentro de la sociedad, y cómo ésta se está frenando. ¡Te suplicamos encarecidamente que eches un vistazo!

comments powered by Disqus