Exposición: Tricomas

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisCultivo de Marihuana

Exposición: Tricomas

En lo que respecta a valorar el contenido cannabinoide de un brote, todo se centra en los tricomas. Averigüa qué son, qué hacen, y cómo puedes utilizarlos para saber cuándo es el momento adecuado para la cosecha.

Puede que ya hayas oído hablar de ellos; los tricomas desempeñan un importantísimo papel en la potencia del cannabis. Ya seas un completo entusiasta de la marihuana, o simplemente alguien al que le gusta fumar de vez en cuando, saber sobre tricomas te puede ayudar a entender qué diferencia a una hierba de primera con una mala.

¿QUÉ SON LOS TRICOMAS?

Los tricomas son unas pequeñas excrecencias que se encuentran en toda la planta de cannabis, pero que crecen con más densidad en sus flores. Aunque suene asqueroso, puedes pensar en estas pequeñas excrecencias como pelos glandulares. Es en estos pelos, donde se encuentran la mayoría de los cannabinoides de la planta - como el THC, CBD y THCV; aunque existe una pequeña cantidad de ellos en toda la planta. Razón por la que los cultivadores de cannabis le dan tanta importancia a su seguimiento, y por la que el hachís, que se obtiene mediante el prensado de tricomas, tiene el potencial para ser muy potente y puro.

Hay tres principales tipos de tricomas, que son:

Bulbosos – Los más pequeños de los tres tipos, estos tricomas suelen tener una altura de unas pocas células, y segregan una resina que se acumula entre la cabeza y la cutícula del tricoma. Estos tricomas bulbosos son los menos numerosos de los tres, y se encuentran repartidos por toda la parte de la planta que sobresale del suelo.

Capitate-Sessile – Este tipo de tricoma es más grande que el tricoma bulboso, y produce cabezas grandes y esféricas. Aunque son más grandes, los tricomas capitate-sessile tienden a asentarse en la superficie de la planta, y su tallo solo tiene una o dos células de alto. La cabeza de cada uno de estos tricomas está hecha de 8-16 células, y producen un cannabinoide que se asienta en su membrana exterior – haciendo que tengan forma esférica.

Capitate-Stalked – Estos son los tricomas que interesan a la mayor parte de los entusiastas del cannabis. Están compuestos de una fila de células disco secretorias, que se alargan durante la floración – lo que hace que sean los tricomas más grandes y notables de los tres tipos. En estos tricomas es donde se encuentra el contenido con más concentración de cannabinoides, de ahí que sean los más atrayentes. Crecen en las concentraciones más grandes y en las flores femeninas del cannabis – haciendo que esta parte de la planta sea la más potente para fumar.

¿QUÉ HACEN LOS TRICOMAS?

Además de contener la gran abundancia de cannabinoides que hace que se nos haga la boca agua, los tricomas desempeñan un papel muy importante y variado en el ciclo de vida de la planta de cannabis.

Luz UV-B – Los rayos UV-B de la luz natural del sol son perjudiciales para todos los seres vivos. Por suerte, la mayor parte de estos han evolucionado con varias formas de lidiar con ello. En el caso de la planta de cannabis, esto ocurre con sus tricomas, que actúan como un filtro solar natural.

Protección contra Hongos – Algunos de los compuestos producidos por los tricomas tienen propiedades fungicidas, y ofrecen cierto grado de protección mediante la prevención de infecciones en entornos particularmente húmedos.

Protección contra Insectos – Aunque no detienen a todos los insectos, a muchos de ellos, los tricomas y sus compuestos les resultan "desagradables", y a menudo dejan en paz a las plantas de cannabis.

Desecación – Los tricomas ayudan a proteger a las plantas de cannabis del exceso de calor y viento, impidiendo que se sequen demasiado rápido – esto es especialmente importante para la flor femenina en condiciones adversas.

Protección contra Animales – de la misma manera que repelen a los insectos, a algunos herbívoros los tricomas les resultan desagradables de consumir, y suelen evitarlos; pero al igual que ocurre con la protección contra insectos, no se puede aplicar a todos los animales, ya que a muchos de ellos no les importa.

CÓMO SABER CUÁNDO ES EL MOMENTO DE LA COSECHA POR MEDIO DE LOS TRICOMAS

Lo primero que hay que entender en lo que respecta a los tricomas y a la cosecha de cannabis, es que una densa producción de tricomas no significa necesariamente que la planta vaya a ser potente. Puede ser cierto indicador de ello, ya que un crecimiento denso significa más cannabinoides, pero no está garantizado. Por ejemplo, el cáñamo industrial, que ha sido criado para que contenga muy poco THC y otros cannabinoides, puede estar cubierto de tricomas, pero le falta potencia. La potencia puede verse afectada por una multitud de factores, como la genética o cómo de bien se haya cultivado.

Aunque los tricomas no equivalen necesariamente a potencia, son la mejor manera de saber cuándo el cannabis tiene un contenido óptimo de cannabinoides, y por lo tanto, está listo para su cosecha. Esto se hace observando a los tricomas capitate-stalked a medida que van creciendo, vigilando cualquier cambio en su coloración.

La forma más fácil de hacerlo es con un microscopio de bolsillo de 25x. Con él, los tricomas capitate-stalked se pueden observar fácilmente y con mucho detalle. A medida que crecen, podrás advertir que empiezan siendo de un color claro, para cambiar a uno nublado y después ámbar cuando maduran. Es la transición de claro a nublado a lo que tienes que estar atento. Cuando la mayor parte de los tricomas han cambiado, están en su nivel óptimo de contenido cannabinoide. Una vez que empiezan a cambiar de nublado a ámbar, su contenido cannabinoide ha empezado a degradarse.

Hay que mencionar que este proceso de claro – nublado – ámbar, no es igual para todas las cepas. Algunas cepas pueden comenzar siendo ámbar, haciendo que los cultivadores desprevenidos tengan un pequeño infarto. A lo que de verdad hay que estar atento es al cambio inicial en la coloración – una vez que ha ocurrido en una planta en periodo de floración, es el momento de sacar las tijeras.

Esperemos que ahora tengas una idea bastante buena sobre qué son los tricomas y cómo son útiles para la planta de cannabis, sus cultivadores y el usuario final que busca un humo de calidad - recuerda, busca unos tricomas densos de color nublado; si los tienes, ¡ya has ganado!

comments powered by Disqus