El Gas De La Risa: Cómo Consumir N₂o De Forma Responsable

Publicaciones :
Categorías : BlogEducación sobre drogas
Última edición :

Consumir N₂o


El óxido de nitrógeno, o gas de la risa, es una sustancia recreativa muy extendida. Haz clic aquí para descubrir cómo consumirlo de manera segura y responsable.

El gas de la risa está compuesto de óxido de nitrógeno, un componente químico natural que a temperatura ambiente es un gas sin color, no inflamable y con un ligero sabor dulce, casi metálico.

Además de poder encontrarlo en todo tipo de productos, desde botes de nata montada hasta coches de carreras, el nitroso también se usa habitualmente como una sustancia recreativa. Y no es difícil imaginar por qué: es legal, asequible y siempre provoca una inyección de euforia.

¿Cómo se utiliza exactamente el gas de la risa? Lee a continuación estas simples instrucciones para descubrir cómo emplear el nitrógeno de forma responsable.

EMPLEA GLOBOS COMO MÉTODO DE ADMINISTRACIÓN

Emplea Globos

Existen numerosas maneras de disfrutar del gas de la risa. Puedes inhalarlo a partir de botes de nada montada o sprays de cocina, pero nosotros siempre aconsejamos utilizar un globo en combinación con un bote y un sifón de nata.

Al no utilizar globos e inhalar directamente a través de un bote podrías congelar tu boca y vías respiratorias, causando graves daños. Además, al inhalar gas de un bote, la velocidad es más difícil de controlar, por lo que podrías sufrir una "sobredosis" y desmayarte... y no es algo que quieras que pase. Así que utiliza un globo para obtener resultados seguros y fiables.

Simplemente sopla un poco de aire en un globo, engánchalo a tu cartucho de nitrógeno y vete llenando lentamente el globo con gas. Asegúrate de que has sellado firmemente la punta del globo para que no se escape el gas.

A continuación aspira un poco de aire, sitúa la punta del globo en la boca, suelta su contenido dentro e inhálalo. Aguántalo en tus pulmones durante unos segundos, y a continuación exhala como harías al darle una calada a un porro. Luego repite estos pasos.

Asegúrate de tomártelo con calma: si bien el gas de la risa crea una sensación divertida de euforia, también puede hacer que algunas personas se mareen o padezcan náuseas.

TEN CUIDADO CON LOS RIESGOS PARA LA SALUD

Te Desmayases

Por desgracia, vivimos en un mundo en el que la mayoría de cosas que te hacen sentir bien también conllevan algunos riesgos para la salud. Y el gas de la risa no es una excepción. Sin embargo se considera una sustancia de bajo riesgo, esto es, no tan perjudicial como otras sustancias.

En el siglo XIX, algunos investigadores médicos conjeturaron con la posibilidad de que inhalar nitrógeno pudiera curar enfermedades pulmonares como la tuberculosis. Sin embargo, hoy en día sabemos que, en realidad, puede dañar el tejido pulmonar.

Tal y como mencionamos antes, el nitrógeno puede hacer que el consumidor se maree, sienta náuseas o incluso vomite. Se trata de un efecto secundario al utilizar el gas como anestesia, por ejemplo durante una operación.

Estos son otros de los riesgos para la salud de utilizar el óxido de nitrógeno con fines recreativos:

  • Consumirlo directamente a partir de un bote o de un cartucho puede congelar tu boca y vías respiratorias. Esto podría provocar heridas graves por congelación en boca, labios y cuerdas vocales.
  • Inhalar demasiado nitrógeno podría hacer que te desmayases y perdieses el conocimiento.
  • Combinar el óxido de nitrógeno con otras drogas aumenta las posibilidades de que experimentes un mal viaje.
  • Utilizar el óxido de nitrógeno cuando estás resfriado puede dañar tus membranas mucosas. Esto podría causar dolor de oídos o, en casos graves, una pérdida total de la audición.
  • El consumo crónico de nitrógeno tiene como consecuencia una deficiencia de vitamina B12. Estas deficiencias podrían provocar problemas neurológicos.
  • Utilizar óxido de nitrógeno que no es apto para uso alimentario o que no está pensado para consumo humano podría exponerte a sufrir otros riesgos, aunque esto no está claro al 100%.
  • Inhalar gas de nitrógeno podría introducir pequeñas partículas de metal en tus pulmones.

SIGUE ESTOS CONSEJOS DE SEGURIDAD ADICIONALES

Sigue Estos Consejos De Seguridad

Aquí hay unos cuantos consejos básicos para reducir los riesgos para la salud derivados del consumo de óxido nitroso:

  • Emplea gas limpio y apto para el uso alimentario (como el que contienen los crackers y los cargadores de nata).
  • Administra siempre el óxido utilizando el método del globo que hemos explicado con anterioridad. Nunca inhales nitrógeno directamente de un bote o cartucho.
  • Nunca inhales un globo entero, consume el nitrógeno en pequeñas dosis.
  • Respira un poco de aire antes de inhalar el gas para evitar robarle demasiado oxígeno a tu cuerpo.
  • Conserva el nitrógeno en un lugar fresco y oscuro. Nunca expongas los cartuchos a una fuente potente de calor o fuego, ya que podrían explotar y provocar graves lesiones físicas.
  • Siéntate siempre que vayas a inhalar gas de la risa.
  • No mezcles el nitrógeno con otras sustancias como el alcohol u otras drogas recreativas.
  • No consumas gas de la risa durante el embarazo.

Nunca Inhales Un Globo Entero

Steven Voser

Escrito por: Steven Voser
Steven Vosser es un periodista freelance nominado a un premio Emmy con una amplia experiencia en su poder. Gracias a su pasión por todo lo relativo a la marihuana, ahora dedica gran parte de su tiempo a descubrir el mundo de la hierba.

Infórmate sobre nuestros escritores