Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Solución De Problemas En La Germinación

Solución De Problemas En La Germinación

Este manual para la solución de problemas en la germinación recoge algunos de los problemas y errores más frecuentes durante el proceso de germinación. La aparición de ciertos contratiempos durante la germinación puede deberse no sólo a la calidad de tus semillas, sino a errores cometidos en alguna parte de tu montaje o los pasos seguidos durante esta fase. Si conoces el motivo por el que tus semillas no han brotado, esta guía puede ayudarte a evitar que vuelva a sucederte.

No creas que una mala germinación es siempre por tu "culpa". Puede haber multitud de factores que pueden dificultar o incluso impedir la germinación. Quizás la tierra que acabas de comprar está infectada con hongos o simplemente en la tienda te han recomendado un sustrato inadecuado. En este tipo de situaciones es prácticamente inevitable tener problemas de germinación. A veces, incluso cosas como un medidor de conductividad defectuoso o mal calibrado pueden provocar resultados poco satisfactorios.

En algunas circunstancias, poco habituales, quizás hagas todo bien, pero resulta que tu semilla tiene gemelos, es decir, dos embriones en la misma semilla. También podría ocurrir que tus plántulas salgan triploides, desarrollando tres conjuntos de hojas en lugar de dos. Estas situaciones, sin embargo, son tan poco frecuentes que ni siquiera las trataremos en nuestra guía de solución de problemas.

¿DEBERÍA PRE-GERMINAR MIS SEMILLAS DE MARIHUANA?

Muchos cultivadores de cannabis todavía pre-germinan las semillas en un tarro con agua o con el método del papel absorbente. En el primer caso se ponen a remojo las semillas en agua durante unos días y en el segundo se colocan entre dos capas de papel absorbente húmedas y las dejan a germinar ahí.

El Método Del Papel Absorbente

La desventaja de estos métodos de pre-germinación es que son muy propensos a que se produzcan errores. Los problemas potenciales con estas técnicas, como el crecimiento de hongos o daños en las raíces primarias al trasladar la semilla al nuevo medio, son normalmente más importantes que sus supuestas ventajas. Las semillas de buena calidad no suelen necesitar una preparación previa, ya sea en agua o en papel mojado, así que se recomienda no utilizar estos métodos. Ponlas a germinar en su maceta final, lo que disminuirá riesgos y garantizará mayores probabilidades de germinación con éxito.

Smart Start

PROBLEMA: LA SEMILLA NO GERMINA O LA PLÁNTULA MUERE

Si tus semillas no brotan, lo primero que deberías hacer para encontrar la causa es analizarlas con detenimiento. Las semillas que no geminan pueden haber cambiado de color, en la mayoría de los casos tornándose considerablemente más oscuras. También puede aparecer un recubrimiento blanquecino en el extremo redondeado de la semilla. Si la abres, muchas veces puedes apreciar que el germen se ha vuelto blando.

La otra posibilidad es que las semillas hayan comenzado bien, abriéndose y desarrollando una raíz primaria, pero que luego el crecimiento se paralice.

Una causa común de germinación fallida es que el sustrato haya estado demasiado seco en algún momento. Puedes comprobar si ésa ha sido la causa al abrir las semillas. Cuando el embrión parece sano, firme y blanco, estaríamos ante un síntoma de que la semilla necesitaba más agua. Si has probado a plantar en exterior, deberías tener en cuenta que las heladas podrían haber detenido la germinación.

  • CAUSA: INFECCIÓN POR HONGOS

Si aprecias una sustancia blanca y esponjosa en un extremo de una semilla que se ha vuelto oscura, lo más probable es que el problema consista en una infección por hongos. Los hongos pueden surgir en condiciones húmedas y frías y en un ambiente donde el oxígeno es escaso.

Puede haber numerosas causas que provoquen una infección fúngica, como un suelo de poca calidad, pH incorrecto, exceso de riego, humedad excesiva, pobre circulación de aire o temperaturas bajas.

Cuando abres una semilla que está infectada con hongos, verás que se ha podrido, convirtiéndose en un líquido espeso y amarillento.

Infección Por Hongos

CONSEJO DE CULTIVO: Mejora la circulación de aire si usas pequeños invernaderos. Si buscas en growshops o tiendas de jardinería, verás que muchos venden mini invernaderos como método para conseguir una germinación exitosa. En realidad, desde Zamnesia también las recomendamos para aumentar las posibilidades de obtener un ratio de germinación elevado. En esta categoría podemos incluir al Propagator Pro. Sin embargo, un semillero completamente cerrado solo tiene sentido si quieres enraizar esquejes. Las semillas y las plántulas jóvenes necesitan una circulación de aire decente y un medio de cultivo bien aireado. Lo único que debe permanecer húmedo es la tierra o el medio de cultivo. Lo recomendable es mantener la humedad ambiental en la franja entre un 50 y un 80%. Si quieres cubrir el semillero por alguna razón, entonces asegúrate de dejar la cúpula medio abierta para conseguir un flujo de aire y niveles de humedad adecuados.

  • CAUSA: TEMPERATURAS EXCESIVAS

En aquellos casos en los que la semilla ha brotado con normalidad y ha desarrollado una raíz primaria que ha dejado de crecer, los hongos pueden haber sido los culpables. Pero también es posible que la semilla haya muerto por temperaturas excesivas, como cuando se usan mantas calefactoras y se programan demasiado altas.

Mantas Calefactoras

  • CAUSA: UNA EC DEMASIADO ELEVADA

Otra posible razón por la que una plántula en desarrollo ha perecido prematuramente podría ser una electroconductividad demasiado elevada. Si sospechas de este factor, deberías comprobar la EC de tu sustrato y calibrar tu medidor.

  • CAUSA: CALIDAD DEL AGUA

El agua del grifo suele contener altos niveles de cloro, flúor y sales, lo que podría constituir otra justificación de una germinación fallida. Las sales minerales pueden cortar el crecimiento de una plántula muy delicada. Si no tienes más remedio que usar agua del grifo, llena un cubo con agua caliente y déjala reposar al aire libre durante un día para que el cloro se evapore. O incluso sería mejor usar agua embotellada para la germinación.

En cualquier caso, es muy importante disponer de agua con el pH correcto. Si germinas en tierra, deberías ajustar el pH del agua a 6.5 y si lo haces en lana de roca incluso por debajo, alrededor de 5.6-5.8.

Calidad Del Agua

CONSEJO DE CULTIVO: Cuando riegues tu sustrato para la germinación, usa exclusivamente agua con un pH ajustado. No utilices abonos ni infusiones. No son necesarios para las semillas ni para las plántulas jóvenes, así que proporcionar agua pura es lo mejor para conseguir un desarrollo radicular sano.

CONSEJO DE CULTIVO: Evita jiffys y tacos de turba. Al contrario de lo que puedan prometer en sus anuncios, los jiffys y los tacos de turba no son lo mejor para la germinación de semillas. En muchas ocasiones, tienen un pH alcalino que puede dificultar la germinación en lugar de favorecerla. Si obtienes resultados especialmente insatisfactorios con un producto concreto, la próxima vez no lo uses y prueba otro método de germinación.

PROBLEMA: LAS PLÁNTULAS CRECEN DÉBILES Y SE ESTIRAN

Cuando tus plántulas crecen demasiado espigadas y parecen débiles, la causa más habitual suele ser la falta de luz. Niveles de luz muy bajos hacen que la plántula se estire. Dales más luz. Puedes ajustar tu lámpara de cultivo para situarla más cerca de las plántulas. Si por cualquier razón no puedes hacer esto, coloca la maceta con la plántula sobre una plataforma más alta o en una segunda maceta para aproximarla a la fuente de luz.

CONSEJO DE CULTIVO: Cuando tu plántula ya se ha estirado demasiado por no haber recibido suficiente luz, tendrás que proporcionarle un soporte con un palo para que pueda recuperar su fortaleza una vez la acerques a la lámpara.

Las Plántulas Crecen Débiles Y Se Estiran

PROBLEMA: “DAMPING OFF” - LAS PLÁNTULAS SE CAEN Y MUEREN

Éste es otro problema provocado por una infección fúngica. En este caso, la razón de la aparición de hongos puede ser un terreno infectado, humedad elevada o un sustrato encharcado. Los hongos se infiltran y dañan el tallo de la plántula, marchitándola hasta que finalmente se desploma.

CONSEJO DE CULTIVO: Regar de forma correcta es fundamental para evitar el "damping off" de las plántulas. Por una parte, una plántula no puede retener mucha agua ya que apenas tiene unas pequeñas raíces y unas cuantas hojitas, lo que significa que se puede secar enseguida. Por otra parte, demasiada agua podría encharcar la tierra y provocar el crecimiento de hongos. Asegúrate de que el sustrato o medio de cultivo está siempre húmedo para que la plántula pueda crecer, pero no te pases regando.

“Damping Off” - Las Plántulas Se Caen Y Mueren

Verificación de edad 18+

¿Tienes más de 18 años? El contenido de Zamnesia.es es apto solo para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de que conoces las leyes de tu país. Nuestra tienda online cumple con la legislación holandesa.

Al hacer clic en Entrar, confirmas que tienes más de 18 años.