Regeneración De Las Plantas De Cannabis | Guía Práctica

La regeneración de plantas de cannabis es una técnica para cultivadores avanzados, pero tiene sus ventajas y sus partidarios. Sigue leyendo para saber qué es, ¡y cómo se hace!

Regeneración De Las Plantas De Cannabis

Has cuidado con mucho mimo tu planta de cannabis, desde que brotó de la semilla hasta que sus flores estaban perfectamente maduras y listas para cosechar. Si te sabe mal tener que deshacerte de ella y sustituirla por una planta nueva y joven, tenemos buenas noticias para ti. Puedes revivir a tu niña tras la cosecha, gracias al método de la regeneración de plantas de cannabis.

En este artículo, te explicamos cómo funciona la regeneración, sus pros y contras, y la diferencia entre regenerar plantas de interior, de exterior o autoflorecientes. Y, para acabar, te explicaremos detalladamente cómo realizar este proceso, paso a paso. ¿Estás preparado? ¡Vamos!

¿cómo Funciona La Regeneración Del Cannabis?

¿Cómo Funciona La Regeneración Del Cannabis?

Las plantas de cannabis son muy fotosensibles. A medida que se acortan las horas de luz diarias, este cambio provoca que las plantas de cannabis (de carácter anual) produzcan más hormonas de floración. Cuando estas hormonas alcanzan cierto nivel, las plantas saben que se acerca el final de su ciclo de vida, por lo que inician la fase de floración para reproducirse.

Artículo Relacionado

Cómo Acelerar La Floración Y La Cosecha Del Cannabis

Al aumentar las horas de luz disponibles, puedes forzar a la planta a reducir la cantidad de hormonas de floración producidas. Con el tiempo, este descenso hormonal detendrá la fase de floración y forzará a la planta a revegetar, es decir, a volver a la fase vegetativa. A veces, los cultivadores hacen esto accidentalmente, pero en este artículo vamos a explicar cómo regenerar las plantas intencionadamente tras una cosecha exitosa.

Motivos Para Regenerar Tus Plantas De Cannabis

Motivos Para Regenerar Tus Plantas De Cannabis

No necesitas justificar tu interés en regenerar las plantas. Es una habilidad interesante, y a nadie le gusta tanto un reto como a un cultivador de marihuana. Si consigues hacer varias cosechas de una misma planta, sin duda impresionarás a tus amigos fumetas con esta proeza mágica. Pero hay otros motivos prácticos para regenerar tus plantas de cannabis, más allá de tener una gran historia que contar mientras pasas un buen porro a tus amigos.

1. Ahorrar Espacio, Al Eliminar Las Plantas Madre

Si consigues regenerar continuamente tu marihuana, no hay necesidad de mantener un espacio de cultivo separado (y el material necesario) para las plantas madres y los pequeños esquejes. Esto no solo te ahorra espacio, que puedes dedicar a plantas en floración, sino que también te ahorra dinero, al reducir el uso de energía y materiales.

2. Ahorrar Tiempo, Al Acortar La Fase Vegetativa

Cuando se adaptan bien a la regeneración, las plantas de cannabis se recuperan rápidamente. Su tallo, raíces y ramas principales ya están desarrollados. Por tanto, con esta estructura robusta, las plantas tendrán ventaja en la fase vegetativa. Además, no tendrás que esperar a que las plantas alcancen la madurez sexual para averiguar si son hembras. En el mejor de los casos, podrás volver a cosechar cogollos de una misma planta 8 semanas después de revegetar la planta.

3. Preservar La Genética

Tu planta madre finalmente no ha salido adelante. No logras encontrar semillas de tu variedad favorita. Al final de la floración, te das cuenta de que tienes un fenotipo especial entre manos, pero olvidaste sacar esquejes en el momento adecuado. Con la regeneración, no hay razón para perder una genética excepcional. Solo tienes que engañar a la planta para que revierta a la fase vegetativa y vuelta a empezar.

Artículo Relacionado

Todo Lo Que Debes Saber Sobre La Búsqueda De Fenotipos De Cannabis

Pros Y Contras De La Regeneración Del Cannabis

Regeneración De Cannabis: Pros Y Contras De La Regeneración Del Cannabis

Como todo en esta vida, regenerar las plantas de cannabis tiene sus pros y sus contras. Echa un vistazo a esta lista, para que sepas dónde te estás metiendo antes de probar esta técnica avanzada.

Pros

  • Ahorras tiempo y las plantas alcanzan la siguiente cosecha con mucha más rapidez.
  • Con cada ciclo, las plantas regeneradas crecen un poco más y son más productivas.
  • Estarás totalmente seguro de que tus plantas son hembras.
  • No hace falta mantener plantas madre para esquejes o comprar más semillas.
  • Ahorra espacio y reduce el coste de energía y materiales.
  • Te permite crear nuevos esquejes rápidamente con la técnica “monster cropping”. Estos esquejes se cortan de plantas en floración.

Contras

  • Es un método avanzado, que suele requerir bastante experiencia de cultivo.
  • No todas las cepas se adaptan bien a la regeneración. Algunas podrían morir, mostrar tendencias hermafroditas, o reducir su vigor, productividad o calidad.
  • Si las plantas se estresan demasiado durante el proceso de regeneración, podrían tardar hasta 2 meses en recuperarse. Si esto sucede, se anula la ventaja de ahorrar tiempo de la lista anterior.
  • Esta técnica está destinada principalmente para los cultivos en tierra. En los cultivos hidropónicos, los esquejes tienen un crecimiento vegetativo muy rápido; por tanto, si cultivas en hidroponía, la regeneración solo se recomienda para preservar la genética de una cepa.

Interior Vs Exterior Vs Autoflorecientes

Al regenerar variedades de interior, de exterior o autoflorecientes, hay algunas diferencias importantes a considerar. Para aplicar esta técnica con éxito, hay que tener en cuenta el ambiente y el tipo de cepa.

Interior

Regenerar las plantas de cannabis en cultivos de interior es bastante sencillo, ya que tienes un control absoluto sobre el ambiente, incluyendo la parte más importante del proceso: la iluminación. Los cultivos de interior son los más recomendables para regenerar tus plantas de cannabis, especialmente si es tu primera vez.

Artículo Relacionado

Top 7 De Factores De Iluminación Para Cultivar Marihuana

Exterior

Las plantas de marihuana de exterior también pueden regenerarse, si las condiciones son adecuadas. Normalmente, tienes que vivir en una región con una temporada de cultivo larga; o, mejor aún, vivir en una región tropical donde la temperatura y la duración del día no varía mucho a lo largo del año. Al igual que ocurre con la regeneración en interior, la iluminación es fundamental.

Si tienes los recursos necesarios, puedes alumbrar tus plantas de exterior con luces artificiales tras la puesta de sol. Otra buena idea es cultivar las plantas en macetas, para poder llevarlas al interior cuando sea el momento de revertir a la fase vegetativa. Pero la mayoría de cultivadores de exterior no disponen de suficientes luces artificiales para llevar a cabo estas dos técnicas; y, en ese caso, este punto es irrelevante.

Autoflorecientes

Hay mucha controversia en torno a la regeneración de las plantas autoflorecientes. Muchos afirman que es imposible o que no vale la pena. Algunas personas han logrado hacerlo con cierto éxito, pero es un proceso muy diferente a revegetar una planta fotoperiódica.

El proceso de regenerar una autofloreciente es más como una combinación entre la regeneración y la cosecha progresiva. Para probar este método, tienes que esperar hasta que tu planta autofloreciente tenga una cola central en su punto óptimo de maduración. Corta la cola principal, pero deja los cogollos de la parte inferior de la planta para que maduren un poco más. La planta no volverá a la fase vegetativa, pero podrían formarse nuevos cogollos. Esto aumentaría ligeramente tu cosecha final.

Estos nuevos cogollos no tendrán el mismo vigor de crecimiento y ritmo de maduración que los cogollos originales, por lo que podrían tener menos potencia y menos sabor. Esto hace que la regeneración de autoflorecientes no valga realmente la pena, aunque puede ser un experimento entretenido.

Cómo Regenerar Plantas De Marihuana

Cómo Regenerar Plantas De Marihuana

Sigue este proceso paso a paso para revegetar tu marihuana y poder recoger una cosecha tras otra.

  1. Cuando llegue el momento de la cosecha, corta y extrae el tercio superior de la planta. Haz un corte limpio y horizontal; no cortes en ángulo.

  2. Cubre el corte con un poco de cinta para sellar la herida y protegerla de los gérmenes, la suciedad, el aire y la luz. Esto evitará que la planta se estrese o desarrolle enfermedades.

  3. Corta todos los cogollos del tercio central de la planta. Deja todas las hojas de abanico sanas en la planta.

  4. En el tercio inferior, corta todos los cogollos grandes situados cerca de la punta de las ramas, dejando en la planta los cogollos más pequeños, las ramas y las hojas sanas. Ten cuidado de no podar demasiado.

  5. Cambia el ciclo de luz de la sala de cultivo, a un ciclo 18/6 o 24/0.

  6. Fertiliza las plantas inmediatamente usando agua tibia con pH neutro. Añade una dosis suave o moderada de un fertilizante adecuado para las etapas iniciales de la fase vegetativa. Esta dieta debería incluir más nitrógeno y mucho menos potasio y fósforo. Ten en cuenta que esta planta, recién cortada, necesitará menos líquido que cuando estaba intacta y en plena floración.

  7. Espera mientras se forman hojas nuevas. La planta puede tardar entre 1 y 3 semanas en producir brotes nuevos.

  8. Cuando estés satisfecho con el número de ramas nuevas donde producir nuevos cogollos, cambia la iluminación a un ciclo 12/12 para forzar la siguiente fase de floración de la planta.

La regeneración es más un arte que una ciencia exacta y, como hemos mencionado, es una técnica avanzada. Si no funciona la primera vez que la pruebes, no te frustres.

Reflexiones Finales

Preservación De La Genética Del Cannabis Deseable

La regeneración del cannabis es una técnica avanzada, pero importante, que todo cultivador experimentado debería dominar en algún momento, por si la necesitara en el futuro. La mayor ventaja de esta técnica es poder conservar la genética deseada, que en caso contrario se perdería. Y también podría ahorrarte un poco de tiempo y dinero. Pero, teniendo en cuenta la cantidad de esfuerzo requerida por el proceso de regeneración, este método podría no valer la pena para todos los cultivadores – especialmente para quienes cultivan en exterior, en sistemas hidropónicos, quienes cultivan autoflorecientes o quienes no tienen problemas para cuidar las plantas madre y los esquejes.

¿Alguna vez has regenerado una planta de marihuana? ¿Cómo fue la cosecha, en cuanto a potencia y productividad? ¡Comparte tu experiencia con nosotros!