Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Guía De Cultivo

La Humedad En El Espacio De Cultivo De Marihuana

La Humedad En El Espacio De Cultivo De Marihuana

¿QUÉ ES LA HUMEDAD Y POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE?

La “humedad absoluta” mide la cantidad de vapor de agua en el aire, pero sin tener en cuenta la temperatura. Se expresa en gramos por metro cúbico (g/m³), pero este dato no es de utilidad para el cultivador corriente. Dicho esto, era necesario dejar claro este punto para evitar confusiones. De aquí en adelante, cuando hablemos de humedad nos estaremos refiriendo a la “humedad relativa” (HR).

La humedad relativa mide el porcentaje de vapor de agua presente en el aire a una temperatura concreta. Este tipo de humedad es el que importa en los cultivos de interior. La temperatura y la HR están estrechamente relacionadas. El aire caliente puede retener más humedad que el aire frío. Para obtener buenos resultados en el cultivo interior de cannabis hay que monitorizar y controlar tanto la temperatura como la HR.

CÓMO MEDIRLOS

No seas tacaño. Es mejor prevenir problemas en el futuro y comprar un termohigrómetro digital 2-en-1. Estos aparatos no son caros y te ofrecen datos precisos sobre el micro-clima de tu cultivo. Si lo colocas en la pared a la altura de la parte superior de las plantas obtendrás datos más precisos que si lo dejas en el suelo.

HUMEDAD ÓPTIMA SEGÚN LA ETAPA DE CRECIMIENTO

Humedad Óptima Según La Etapa De Crecimiento

  • PLÁNTULAS Y ESQUEJES

Cuando germinan, las plantas adoran la humedad elevada. En ese momento, solo están comenzando a desarrollar las raíces, por lo que la humedad elevada les facilita poder absorber agua a través de sus pequeñas hojitas. La mayoría de cultivadores mantienen una HR del 60-80% durante el primer par de semanas, hasta que las plántulas y esquejes hayan echado raíces.

  • FASE VEGETATIVA

Las plantas de cannabis jóvenes crecerán más vigorosamente si puedes mantener una HR entre 50-70%; idealmente durante toda la fase vegetativa. Las plantas madre también se desarrollarán mejor en un ambiente de humedad elevada. La humedad baja puede limitar el crecimiento de las plantas, aun incluso cuando las temperaturas no sean excesivamente elevadas. En esta fase debe evitarse un micro-clima seco.

  • FASE DE FLORACIÓN

En cuanto cambias el ciclo de luz de las variedades fotodependientes a 12-12, o tras 4-5 semanas del ciclo de vida de las autoflorecientes, es necesario reducir la humedad. La HR debe bajar hasta 40-60%. A medida que avanza la floración, cuanto más baja, mejor. Muchos cultivadores intentan mantenerla lo más cerca posible del 40%. Si la humedad es elevada durante la floración, incluso durante las horas de oscuridad cuando las luces están apagadas, aumenta la probabilidad de moho y podredumbre del cogollo. Ten en cuenta que la transición de la humedad elevada a un micro-clima más seco debe ser gradual, para no estresar demasiado a las plantas.

  • SECADO Y CURADO POST-COSECHA

Después de manicurar los cogollos, es importantísimo secar la cosecha de manera lenta y uniforme. Si los cogollos se secan demasiado rápido quedarán crujientes. Y la marihuana no se curará adecuadamente. Las flores de cannabis se secarán perfectamente a temperatura ambiente con una HR de aproximadamente un 50%. Si la HR es superior al 60%, los cogollos corren el riesgo de padecer moho. Tras unos 10-14 días de secado, los cogollos estarán listos para ser curados en un tarro. A la mayoría de cultivadores les gusta mantener una HR entre 50-60% durante los próximos 30 días, aireando los cogollos en curación al menos una vez por semana durante 15 minutos.

CÓMO AJUSTAR LA HUMEDAD

Cómo Ajustar La Humedad

Para aumentar la humedad en las fases iniciales del ciclo de vida del cannabis las mejores herramientas son un propagador y un atomizador de agua. Rociar agua sobre las plántulas y los esquejes en un propagador contribuirá a aumentar la humedad significativamente. Durante una ola de calor, incluso podría ser necesario comprar un humidificador de vapor.

Reducir la humedad es especialmente importante durante la floración. Eliminar el agua encharcada no solo evita que las raíces se pudran, sino que evitará un aumento imprevisto de la humedad. Evitar el riego excesivo también ayuda. Por otra parte, un ventilador oscilante aumentará la circulación de aire.

Pero, a veces, para mantener la humedad óptima es necesario dar un paso más. Existen deshumidificadores de todas las formas y tamaños. Los más sencillos son aparatos llenos de cristales que absorben la humedad, que pueden ser muy efectivos y puedes comprar en tiendas de todo a 1€ o similares. En el peor de los casos, si las condiciones son muy húmedas tendrás que comprar un deshumidificador eléctrico en un grow shop.

CONSEJOS PARA PREPARAR LA ZONA DE CULTIVO INTERIOR

Consejos Para Preparar La Zona De Cultivo Interior

Tener acceso a aire fresco y/o aire acondicionado facilita bastante poder mantener las condiciones ambientales óptimas en la habitación de cultivo. Un buen intercambio de aire (aire frío entrando y aire caliente saliendo) realmente marca la diferencia.

Los micro-cultivadores, o quienes cultiven en un armario, probablemente no tengan que hacer grandes inversiones en ventiladores potentes o aire acondicionado, pero aun así tendrán que preparar la zona de cultivo para una humedad óptima. Soluciones simples y prácticas, como abrir una ventana durante unas horas, usar ventiladores de clip, o encender/apagar la calefacción de la habitación donde está el armario de cultivo, pueden tener un gran impacto.