¿cuál Es La Mejor Forma De Almacenar Semillas De Cannabis?

¿Cuál Es La Mejor Forma De Almacenar Semillas De Cannabis?

Si se guardan correctamente, las semillas de cannabis pueden germinar hasta 5 años después de ser recolectadas. Los cultivadores deben ser cuidadosos y proteger sus semillas de la luz y el oxígeno, así como de las fluctuaciones de humedad y temperatura. Sigue leyendo para averiguar cómo y dónde almacenar tus semillas para su óptima conservación.

Tras el duro trabajo germinando tus semillas, podrías sentirte tentado a simplemente echar las semillas sobrantes dentro de una bolsa para usar en el futuro. Pero, al hacer esto, podrías llevarte una mala sorpresa cuando llegue el momento de germinar tu próximo cultivo. Si no se almacenan correctamente, las semillas de cannabis podrían no ser viables para el cultivo.

El buen almacenaje de las semillas es crucial para asegurar la salud y el éxito de tu próximo cultivo. Sigue leyendo para descubrir cómo guardar correctamente las semillas para que duren el máximo tiempo posible.

¿por Qué Es Importante Guardar Adecuadamente Las Semillas De Cannabis?

Muchos cultivadores se encuentran con la situación de tener que almacenar las semillas de marihuana, por algún motivo u otro. En las regiones donde el cannabis es ilegal, algunos cultivadores inevitablemente hacen acopio de semillas. Y allá donde es legal, los cultivadores a gran escala suelen comprar semillas a granel, por lo que necesitan almacenarlas. Al guardar correctamente las semillas de marihuana, los cultivadores están velando por el bienestar de sus futuros cultivos.

¿cuánto Tiempo Pueden Almacenarse Las Semillas De Cannabis?

¿Cuánto Tiempo Pueden Almacenarse Las Semillas De Cannabis?

Generalmente hablando, las semillas de marihuana pueden guardarse de forma segura entre 1 y 2 años, especialmente si se almacenan adecuadamente en un lugar fresco y oscuro. Dependiendo de las condiciones, pueden durar hasta 5 años.

En teoría, las semillas de cannabis no tienen fecha de caducidad. A la hora de germinarlas, cuánto más frescas sean las semillas, mayores posibilidades de éxito. Idealmente, las semillas deberían sembrarse a los pocos meses de cosecharse. Sin embargo, incluso semillas de hace unos años pueden germinar exitosamente. Pero recuerda que, cuanto más tiempo haya estado guardada una semilla, menor será su tasa de germinación.

Además, las semillas guardadas de forma inadecuada tardarán más en germinar. Mientras las semillas sanas tardan entre 48-72 horas en brotar, las semillas mal guardadas pueden tardar entre 5 y 7 días.

Factores A Considerar Al Almacenar Las Semillas De Cannabis

Factores A Considerar Al Almacenar Las Semillas De Cannabis

Generalmente se recomienda a los cultivadores guardar las semillas sobrantes en un lugar fresco, seco y oscuro. Pero, para ser más concretos, hay varios factores ambientales que pueden afectar a la calidad de tus semillas.

1. Humedad

La temperatura y humedad del lugar de almacenaje tal vez sean los factores más importantes. Las semillas de cannabis absorberán la humedad de los ambientes especialmente húmedos y se secarán en los ambientes cálidos.

Para evitar posibles daños, se recomienda un nivel de humedad relativa entre 20-30%. Si el nivel de humedad supera el 40% podría activar la germinación; mientras que, si es inferior al 8%, podría permitir que los insectos presentes se activen y reproduzcan. Para el almacenamiento a largo plazo es más adecuado un nivel de humedad más bajo, alrededor del 8-10%.

2. Temperatura

La temperatura ideal para guardar las semillas de marihuana es de entre 6 y 8ºC. Se cree que, cuanto más baja es la temperatura, menor es el ritmo de disminución de la vitalidad y capacidad germinativa de las semillas. Por este motivo, muchos cultivadores a gran escala optan por guardar sus semillas en una nevera configurada con esta temperatura. Si el nivel de humedad es adecuado, podrías incluso guardarlas en un rincón frío y oscuro de la nevera de tu cocina.

3. Luz

La luz activa directamente la germinación, por lo que debe evitarse. Si las semillas se exponen a la luz, pueden perder gran parte de su capacidad de germinación. Muchos bancos de semillas las protegen guardándolas en cajas metálicas opacas.

4. Oxígeno

Aunque no sea un factor tan importante como el resto, también es buena idea restringir el acceso a oxígeno de tus semillas. Esto puede reducir o evitar la respiración de las semillas, lo que a su vez puede prevenir la germinación prematura.

5. Fluctuaciones

No solo debes proporcionar las condiciones ambientales ideales para tus semillas, sino que también debes mantenerlas. Por tanto, no es recomendable abrir el recipiente de almacenaje de las semillas, a no ser que sea el momento de sembrarlas. Además de exponerlas a posibles amenazas como bichos y bacterias, las fluctuaciones en la temperatura y humedad puede perjudicar la salud y longevidad de tus semillas en general.

Recipientes De Almacenaje Y Control De Humedad

Recipientes De Almacenaje Y Control De Humedad

Usar recipientes o bolsas de cierre hermético para guardar las semillas es crucial para protegerlas de los elementos. Si tus semillas proceden de un banco de semillas donde las sellan al vacío con packs de gel de sílice, podrías guardar las semillas sobrantes del mismo modo (pero no olvides protegerlas de la luz). Pero, si tus semillas están sueltas o insistes en guardarlas en bolsas, podría ser útil conseguir una selladora al vacío.

Si decides guardarlas en recipientes, procura que sean realmente herméticos y resistentes al calor. La mayoría de recipientes de plástico no son adecuados, ya que sus tapas no son herméticas. Además, la protección contra rayos UV y moléculas de agua de los recipientes de plástico es cuestionable. Así pues, el plástico solo debería usarse para el almacenaje a corto plazo.

Siempre que sea posible, lo ideal es usar recipientes de vidrio. Estos son excelentes para guardar las semillas a corto y largo plazo, así como para guardar los cogollos. Pero recuerda tapar los recipientes para proteger tus semillas de la luz.

Artículo relacionado

Consejos Para Almacenar El Cannabis De La Mejor Forma

Por otro lado, no olvides añadir un desecante en el recipiente de las semillas. Los desecantes mantienen los niveles de humedad ideales para las semillas. También absorben cualquier exceso de etileno producido naturalmente a medida que envejecen las semillas, alargando la vida de las semillas como consecuencia. Los paquetes de gel de sílice son muy prácticos al ser reutilizables. Pero los desecantes naturales como el arroz también funcionan muy bien, aunque haya que reemplazarlos regularmente.

Métodos Para Almacenar Las Semillas De Cannabis

Métodos Para Almacenar Las Semillas De Cannabis

Para almacenar a corto plazo, puedes usar cualquier recipiente hermético y opaco. Si piensas sembrar las semillas en un futuro cercano, probablemente bastará con guardarlas a temperatura ambiente. Solo tienes que llenar el recipiente con semillas y desecante, sellarlo y guardarlo en un lugar fresco y oscuro, donde quede protegido de la luz y las fluctuaciones de temperatura y humedad. Algunos lugares de almacenamiento comunes son, por ejemplo, el fondo del armario de ropa o el fondo del armario de la cocina. Esto debería ser suficiente para mantener la integridad de tus semillas por unos meses.

Si piensas almacenar las semillas durante un período superior a este, deberías considerar guardarlas en una nevera. Las neveras son geniales para mantener las bajas temperaturas requeridas por las semillas. Además, en la mayoría de casos, su interior es bastante seco y oscuro.

Sin embargo, dentro de las neveras suelen fluctuar los niveles de humedad, por lo que es recomendable añadir un desecante al recipiente. También es recomendable guardar el recipiente en la parte trasera de la nevera, donde hay menos humedad.

Seedshop

Ver semillas de marihuana

También deberías procurar guardar tus semillas en una nevera “no-frost”, que pueda protegerlas del daño producido por la escarcha. Guardarlas en el cajón de la verdura puede ser una buena forma de lograr esto. Idealmente, deberías almacenar las semillas en un recipiente sellado al vacío y resistente al calor, para una máxima protección contra los elementos.

Otra opción es congelar las semillas para guardarlas a largo plazo, pero se cree que esto puede dañar las semillas, en lugar de protegerlas. Algunos cultivadores incluso creen que la congelación daña las células vivas de las semillas de cannabis. Existen equipos especiales de laboratorio para reducir cuidadosamente la temperatura de las semillas y prepararlas para la congelación a largo plazo; pero la mayoría de cultivadores no dispone del material necesario para realizar este proceso adecuadamente. Por tanto, aunque la congelación sea una opción para algunos cultivadores, no es la más viable para la mayoría.

Otros Consejos Y Consideraciones

Almacenar Las Semillas De Cannabis: Consejos Y Consideraciones

Si tienes semillas de diferentes variedades de marihuana, es importante etiquetarlas correctamente para usarlas en el futuro. Aunque esto pueda parecer obvio, confundirse con las semillas es más fácil de lo que piensas, especialmente si tienes varias cepas.

Por otro lado, antes de sellar y etiquetar los recipientes de semillas, deberías inspeccionarlos cuidadosamente para comprobar que no haya ningún tipo de bicho. Un solo insecto puede llegar a dañar un lote entero de semillas. Asegúrate de sellar bien los recipientes, haciéndolos impenetrables a los bichos.

Sellar los recipientes firmemente también evitará que se abran accidentalmente en caso de caerse. Y, recuerda, no es recomendable abrir los recipientes de semillas sellados hasta que sea el momento de la siembra.