Reseña de Cepa: Mazar

Published :
Categories : BlogCannabisReseñas de Cepas

Reseña de Cepa: Mazar

La Mazar de Dutch Passion es perfecta para todo el que quiera hacer hachís en casa. Sus completos y firmes genes son un ejemplo de todo lo que tiene de bueno la antigua generación de cepas de cannabis

La Mazar de Dutch Passion es un clásico de la vieja escuela que sigue siendo popular. Procedente de los 80, la cepa Mazer fue el resultado del cruce de un ejemplar espécimen de la Skunk #1 y una potente cepa afgana. Se convirtió en un éxito instantáneo entre la comunidad del cannabis, y en 1997, fue mejorada con unos genes más fuertes. El hecho de que esta leyenda siga siendo tan popular, es prueba de su calidad.

Su nombre proviene de una de las regiones productoras de hachís más grandes del mundo – la zona Mazar-i-Sharif del norte de Afganistán. Como te puedes imaginar, la cepa Mazar hace honor a su tocaya, y es un espécimen muy apto para la producción de hachís.

LA EXPERIENCIA MAZAR

La Mazar tiene un sabor y aroma dulce pero terroso, con unos matices cítricos y a pino. Un sabor característico de una cepa afgana, que sin duda será disfrutado por el amante del hachís. Al tener una ligera predominancia Indica, el subidón de la Mazar es sobre todo físico, que relaja y tranquiliza al cuerpo; pero también induce un calmado y meditabundo subidón cerebral, que permite desconectar al 100%. Como te puedes imaginar, creemos que este subidón es más apropiado para cuando no se tiene mucho que hacer, como al final del día, o cuando te estás relajando y escuchando música. Hay que mencionar que el contenido de THC de la Mazar es de alrededor del 20%, lo que la hace muy potente. Los usuarios novatos deberán aproximarse con un poco de cautela.

Por desgracia, desconocemos el contenido de CBD de la Mazar, así que no podemos comentar sobre su potencial medicinal. Sin embargo, según parece, la Mazar es excelente para aliviar el dolor.

Mazar

LA MAZAR EN EL CUARTO DE CULTIVO

En lo que respecta al cultivo de la Mazar, nos ha sorprendido por su sencillez. Es una planta muy resistente, y tiene un grado de dureza que atraerá a los novatos que aún no tienen demasiada pericia. La Mazar crece con la altura de un árbol de Navidad, baja pero con unas extraordinarias ramas laterales – que ayudan a obtener una cosecha más generosa. Su periodo de floración es de unas 9 semanas, y produce unos abundantes rendimientos de brotes grandes y pegajosos.

La resistencia que presenta la Mazer, también ofrece beneficios para el cultivador experto, en especial para los que desean aprender técnicas avanzadas de cultivo. Esta flexibilidad significa que se puede experimentar sin preocuparse demasiado de estresar al cannabis – aunque tiene cierto límite.

CONCLUSIÓN

A pesar de ser tan antigua, la Mazar sigue siendo una cepa de cannabis extremadamente popular y potente, que hace honor a las proezas de la cría de Dutch Passion. El potente subidón de mente y cuerpo, sus ejemplares rasgos de crecimiento, y su habilidad para producir un hachís de clase mundial, hacen que esta cepa sea un absoluto placer de cultivar. Si quieres probar algo de la vieja escuela que aún tiene la potencia para competir con los híbridos actuales, la Mazar es tu cepa.

PREMIOS

La Mazar ha ganado los siguientes premios:

Planta del Año, Revista Soft Secrets, 2014
Primer lugar en la Cannabis Tipo Forte, 2008
Segundo lugar en la High Life Cup, 2002
Segundo lugar en la High Times Cannabis Cup, 1999

comments powered by Disqus