Los 10 Mejores Usos del Cáñamo: Una Planta Revolucionaria | Parte 2

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabis

Los 10 Mejores Usos del Cáñamo: Una Planta Revolucionaria | Parte 2

Los usos del cáñamo son tantos que no nos cabían en una sola entrada. Esta es la continuación de las aplicaciones más prometedoras del cáñamo, del combustible al papel.

Alimentos, medicinas, ropa, cosméticos, construcción - la lista es ya de por sí impresionante, pero es aún mejor. El cáñamo es la clave de una economía sostenible y ecológica, pero los políticos y la industria petrolera han secuestrado a la planta. Estamos siendo testigos de una ola de reforma global, y esperamos que esta ola se convierta en un tsunami ecológico que nos impulse a una revolución industrial del cáñamo.

Continuación de los 10 Mejores Usos del Cáñamo:

6. Plástico

La mayoría de los plásticos que usamos en la actualidad están hechos de celulosa obtenida del petróleo. El petróleo no es sólo altamente tóxico para el medio ambiente, además se nos está acabando. Es posible hacer plástico de celulosa vegetal que sea más fuerte que el plástico convencional y 100% biodegradable. ¿Qué planta tiene la mayor cantidad de celulosa? El cáñamo.

Los tallos del cáñamo son 85% celulosa, lo que los convierte en un recurso ideal para la industria del plástico. Además, la velocidad y facilidad con las que se puede cultivar el cáñamo, y su capacidad para ser cultivado prácticamente en cualquier lugar, permiten que sea un recurso renovable y abundante. Es más, como el plástico de cáñamo se puede usar como abono, no pasará cientos de años en un vertedero ni contaminará el suelo.

Henry Ford, el famoso fabricante de coches y fundador de la empresa Ford, hizo un coche de plástico de cáñamo. Que resultó ser 10 veces más fuerte que su contraparte de acero, más barato y seguro, y en palabras de Henry: un coche "cultivado en nuestro propio suelo".

La prohibición del cáñamo ha hecho que el uso del cáñamo para la fabricación de plásticos sea financieramente poco interesante, ya que no puede competir con el precio de los plásticos hechos con petróleo. Pero a medida que varios sectores están empezando a buscar unos recursos más sostenibles, y que las restricciones sobre el cáñamo comienzan a aflojarse, el uso del plástico de cáñamo está en aumento. Los adelantos en tecnología significan que prácticamente cualquier cosa que se pueda hacer con plástico de petróleo se puede hacer ahora con plástico de cáñamo.

Un buen ejemplo de una industria que ha tomado nota de esto es el sector de la automoción, al igual que Henry Ford, hay muchas personas de la industria que ven los beneficios de un recurso más ligero, fuerte, barato y respetuoso con el medio ambiente. BMW, Chrysler, GM, Ford, Honda y Saturn utilizan ahora plásticos de cáñamo en sus paneles para puertas, tapas de maleteros, parachoques, etc. Es un buen comienzo, y una tendencia que está creciendo.

El plástico de cáñamo ofrece infinitas posibilidades. Es más seguro, más ecológico y más fácil de producir, y les quita el poder de las manos a los magnates del petróleo, al no depender las industrias de éste.

7. Combustible

Otro revolucionario uso de cáñamo es convertirlo en un bio-diésel. Así es, el cáñamo se puede usar como combustible renovable y ecológico que funciona en la mayoría de motores diésel - hasta el punto de ser una alternativa al diésel con base de petróleo. ¿Por qué no se ve más bio-diésel de cáñamo? Simplemente porque las grandes petroleras no quieren que lo sepamos, y poseen los recursos necesarios para mantener la información escondida.

No es un hecho muy conocido, pero tanto Henry Ford, de la Ford Motor Company, como Rudolf Diesel, el creador del motor diésel, nunca imaginaron que los coches funcionarían con combustibles derivados del petróleo. Diseñaron sus respectivos componentes de motor para que funcionaran con bio-diésel, y asumieron que el cáñamo sería el combustible del futuro. De hecho, Rudolf Diesel hizo que uno de sus primeros motores diésel funcionara con aceite de cacahuete.

Henry Ford estaba tan convencido de que el cáñamo y las verduras fermentadas eran el combustible del futuro que les dijo a los reporteros del New York Times: "hay combustible en todo trozo de materia vegetal que se pueda fermentar. Hay suficiente alcohol en la cosecha de un año de un acre de patatas como para conducir la maquinaria necesaria para cultivar el campo durante cien años". Muchos creen que fueron revelaciones como esta la razón por la que el cannabis y el cáñamo se prohibieron en primer lugar, debido a políticos con mucho dinero invertido en las grandes campañas contra el cáñamo, como Andrew Mellon, el Secretario del Tesoro de los Estados Unidos y fundador de Gulf Oil.

Hay muchas ventajas que se podrían obtener de un cambio a gran escala hacia los combustibles de cáñamo. Las siguientes son sólo unas pocas.

Autosuficiencia

El cáñamo es muy fácil de cultivar y es extremadamente flexible, lo que permite cultivarlo en cualquier parte. Esto significa que países de todo el mundo podrían cultivar su propio suministro, sin tener que depender de las grandes compañías petroleras - algo que puede tener una gran repercusión en la economía.

Se puede hacer en casa

A pesar de que ser un proceso algo complicado, cualquiera con la suficiente determinación puede producir un bio-diésel de cáñamo en casa, sin saber nada de química ni adquirir un costoso equipo de laboratorio.

No hay escasez

Relacionado con la autosuficiencia, la facilidad con la que se puede cultivar el cáñamo y convertirlo en combustible, podría resultar en que ningún país tenga que volver a preocuparse por la escasez de combustible.

No es tóxico

A diferencia de los combustibles con base de fósiles, el bio-diésel de cáñamo no es tóxico (aunque no recomendaríamos beberlo). Además, la combustión del bio-diésel de cáñamo no produce el dióxido de azufre ni los hidrocarburos que se crean con la quema de combustibles normales; también produce una cantidad menos importante de monóxido de carbono.

Tiene una repercusión medioambiental mínima

La producción a gran escala de biocombustibles a base de cáñamo tiene una mucho menor repercusión sobre el medio ambiente que el proceso de producción de combustibles de petróleo. El cáñamo podría ser un combustible neutro en carbono, o por lo menos acercarse a ello. Esto es porque durante su cultivo la planta absorbe CO2 de la atmósfera, y ese mismo CO2 es liberado al quemarse el combustible - liberando la misma cantidad en la atmósfera.

Es biodegradables

El bio-diésel con base de cáñamo es biodegradable, lo que significa que los accidentes y los derrames de petróleo no tendrán el mismo nivel de repercusión medioambiental que tiene el petróleo actual.

Extiende la vida útil de la maquinaria

¡Es su uso para lo que se diseñó el motor diésel originalmente! El uso de un biocombustibles a base de cáñamo puede aumentar drásticamente la vida útil de un motor. La mayoría de los motores diésel de hoy en día pueden funcionar con bio-combustible con muy poco esfuerzo. La regla de oro es que los motores diésel construidos entre 1990 y 2004 pueden funcionar muy bien sin ninguna modificación importante. Todo lo que se necesita es un cambio de filtro antes de su uso.

Merece la pena señalar que, si bien esto se puede aplicar a la mayoría de los motores diésel, no sirve para todos, y su funcionamiento en coches más modernos debe evaluarse caso por caso. Antes de llenar tu depósito con combustible de cáñamo hecho en casa, es conveniente asesorarse con un profesional y hacer algunas investigaciones antes de hacer el cambio - sin importar cuándo se fabricó el motor (no somos científicos, químicos ni ingenieros profesionales, y no podemos hacernos responsables si decides hacer el cambio y no funciona).

8. Biorremediación (limpieza de la suciedad de la humanidad)

Recientemente, se han llevado a cabo investigaciones sobre el uso del cáñamo como una forma de limpieza de suelos contaminados. El cáñamo es una planta muy resistente y puede crecer en los lugares más difíciles, incluso en aquellos en los que toda otra forma de vida has sido erradicada por nuestra culpa.

Este proceso es conocido como fitocorrección: el uso de plantas para restaurar entornos dañados. Las plantas acumulan ciertos metales pesados y contaminantes en su biomasa, sacándolos de la tierra y reconvirtiéndolos en seguros y viables para otras formas de vida. Aunque el cáñamo no se considera como un hiper-acumulador (una planta que almacena los contaminantes en su masa), el cáñamo absorbe una importante cantidad de sustancias contaminantes que se almacenan en las raíces. Esto ofrece cierta ventaja sobre los hiper-acumuladores, ya que la falta de metales pesados almacenados en el cuerpo principal de la planta permiten que sea cosechada para otras actividades industriales, como para hacer papel o biocombustibles; mientras que las raíces contaminadas se pueden deshechar de manera segura.

9. Papel

El cáñamo es una alternativa viable al papel con base en madera. Se cree que hasta 1883, ¡el 90% del papel del mundo estaba hecho de cáñamo! Debido a la prohibición, no vemos mucho papel de cáñamo en la sociedad de hoy en día, y algunos incluso creen que este uso, junto con la amenaza que suponía para las grandes petroleras, es lo que llevó a su prohibición. DuPont, un enorme industrial maderero en la época de la prohibición, fue el principal financiador de la lucha contra el cannabis y el cáñamo junto con Andrew Mellon, el fundador de Gulf Oil - debido a la amenaza que suponía para su sector.

Unos análisis han descubierto que el papel de cáñamo es superior al de madera, debido a su composición. El papel de cáñamo es rico en celulosa y sólo contiene un 4-10% de lignina. En cambio, la pulpa de la madera contiene un 18-30% de lignina, que hay que eliminar de manera química durante el proceso de fabricación del papel. El hecho de que el cáñamo necesita menos tratamientos químicos reduce la contaminación de las aguas residuales, y el natural color cremoso del papel de cáñamo significa que no necesita mucho blanqueamiento - dos aspectos que son mucho mejores para el medio ambiente.

El papel de cáñamo también es mucho más fuerte que el basado en madera, y resiste mucho mejor la prueba del tiempo -a veces durante siglos (se ha encontrado papel de cáñamo de 1500 años intacto). Es más, el papel de cáñamo se puede reciclar muchas más veces que el papel de la madera.

Se argumenta que habría que llevar a cabo una desforestación masiva para acomodar el espacio necesario para cultivar el cáñamo con el fin de satisfacer las necesidades de papel del mundo. Este argumento se puede contrarrestar con el hecho de que 1 acre de cáñamo puede producir la misma cantidad de papel que 4-10 acres de bosque en un ciclo de 20 años (hay que decir que los tallos del cáñamo tardan 4 meses a madurar, mientras que los árboles tardan 20-80 años).

El cáñamo sería más exigente con el suelo, ya que es una planta anual. Esto significa que los nutrientes tendrían que ser añadidos externamente - pero esto se podría lograr fácilmente con un sistema de abono cíclico y la rotación de cultivos.

10. Alimentación Animal

La gran nutrición proporcionada por el cáñamo no sólo beneficia a los seres humanos, el ganado y otros animales también pueden sacar provecho.

Las semillas de cáñamo se utilizan a menudo en las mezclas de semillas para pájaros silvestres. Son las preferidas de muchas especies por sus cualidades enérgicas y aceites ricos, ya que les ayuda en gran manera a pasar el invierno y conservar unas plumas sanas. Cuando un ave toma semillas de cáñamo en su dieta, vive un 10-20% más, tiene más descendencia y puede volar durante más tiempo, debido a la calidad superior de sus plumas.

Antes de la prohibición, había más de 10 millones de acres de cultivo de cáñamo en los Estados Unidos, y estas plantas repletas de semillas alimentaban a cientos de millones de aves. La erradicación del cáñamo supuso un golpe demoledor para las poblaciones de aves, y en consecuencia ha afectado a la cadena alimentaria. Además, las aves que se habrían alimentado de cáñamo ahora comen cultivos GM repletos de plaguicidas, aportando toxinas que perjudicarán aún más a la cadena alimentaria y al medio ambiente. Este cambio fundamental, aunque ya tiene muchos años de antigüedad, ha provocado la disminución progresiva de poblaciones de aves como conjunto.

En cuanto a la alimentación del ganado y los animales domésticos, no había nada mejor que el pastel de semillas de cáñamo. El pastel de cáñamo es el subproducto de la producción del aceite de cáñamo. Sigue siendo muy nutritivo y fue el principal alimento para animales en muchos lugares del mundo hasta el siglo pasado. El pastel de cáñamo cumple con todas las necesidades dietéticas de prácticamente todos los animales, incluidos gatos, perros, caballos y animales de granja y corral. También permite una máxima ganancia de peso a un coste inferior al de la alimentación de uso corriente en la actualidad. Un reciente estudio llevado a cabo en Kentucky, ha averiguado que el ganado alimentado con cáñamo necesita comer menos y digiere de manera mucho más eficiente.

Ahí lo tienes. Este es sólo la superficie de lo que se puede conseguir con el cáñamo, y se hace evidente, de manera dolorosa, lo demencial que resulta la prohibición del cannabis. Es de locos no utilizar este recurso. Sin embargo, se puede ve la proverbial luz al final del túnel. El cáñamo es fundamental para resolver el problema de la escasez de recursos de nuestro planeta, y con los cambios en la política de drogas, bien podríamos presenciar un renacimiento del cáñamo industrial. Si te interesa leer más sobre el poder de cáñamo y cómo puede cambiar el mundo, te recomendamos el libro "El Emperador No Usa Ropa" de Jack Herer - paragón y leyenda del movimiento a favor del cannabis y el cáñamo.