Cómo el Cáñamo y el Cannabis Pueden Salvar la Economía

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisEl Mundo

Cómo el Cáñamo y el Cannabis Pueden Salvar la Economía

Las economías de todo el mundo no lo están haciendo demasiado bien - pero el cáñamo y el cannabis son las claves del resurgimiento económico.

El cáñamo y el cannabis tienen el potencial para salvar la economía. Y esto no es un sueño imposible de hippies - el cáñamo es la clave para una economía sostenible y abundante. Esta planta puede revolucionar industria por industria: Se puede utilizar como combustible, en la construcción, como cosmético, alimento, tejido, papel y plástico. Algunos dicen que hay más de 25.000 productos que se pueden hacer con cáñamo. Pero lo más probable es que haya muchos más.

El cáñamo es un tesoro económico en espera de ser utilizado

El cáñamo es un cultivo resistente y fácil de cultivar, que está estrechamente relacionado con el cannabis, la diferencia está en su nivel de THC. De igual forma que las cepas recreativas y medicinales se cultivan para obtener un máximo de THC, el cáñamo se cultiva para obtener un mínimo de THC y un máximo de fibra. Botánicamente, el cáñamo es un miembro de la familia Cannabis Sativa, al igual que el cannabis recreativo. Se pueden considerar como cepas distintas de la misma planta.

El cáñamo tiene el potencial casi ilimitado de ser un recurso versátil y sostenible. Puede crecer en prácticamente todo clima no-extremo, prospera en casi todo tipo de suelo, tiene una resistencia natural a las plagas, puede desplazar a las malas hierbas, y se cree que hasta mejora la calidad del suelo eliminando toxinas (incluyendo toxinas nucleares). Toda la planta, desde su semilla hasta el tallo, se puede utilizar en aplicaciones industriales, y es mucho más medioambiental y sostenible que muchos de los actuales métodos que utilizamos y a los que puede reemplazar.

En el 2012, se estimó que el valor de la industria del cáñamo era de 500 millones de dólares en ventas anuales al por menor, solo en los EEUU. Imagínate el potencial que podría tener para crear puestos de trabajo y crecer como industria si no se estuviera frenando. Podría crear miles de puestos de trabajo, producir productos nuevos y hacer que nuestro estilo de vida sea mucho más sostenible – beneficios para la economía, a nuestro entender.

La planta clave para una economía local

Al ser el cáñamo tan fácil de cultivar y proporcionar unas enormes cantidades de recursos, es la planta ideal con la que crear una economía localizada. En vez de importar petróleo de Oriente Medio, algodón de la India y papel de China, se pueden hacer todos esos productos con cáñamo, en un proceso con menos recursos. Al ser su biomasa por hectárea y por año mucho más alta que la del algodón o los árboles, el cáñamo necesita mucho menos espacio para producir la misma cantidad de fibra. Si el cáñamo se cultivara extensamente, la necesidad de importar enormes cantidades de productos de las grandes naciones productoras, disminuiría de forma significativa. Existen muchas maneras de aprovechar el poder de cáñamo. Algunas aplicaciones, como las semilla del cáñamo como fuente de alimento y la fibra del cáñamo para hacer tejidos, han sido utilizadas durante miles de años, mientras que otras, como el plástico o combustible de cáñamo, son descubrimientos mucho más recientes.

El cáñamo como fuente de alimento es uno de los usos de más rápido crecimiento.

Para que te hagas una idea del poder del cáñamo, R. Lee Hamilton, un famoso bioquímico, ha descrito el cáñamo como la cura en potencia para el hambre en el mundo, y dice que "su absurda prohibición [en EEUU]" es una parodia contra la humanidad y contra la planta más valiosa del mundo. Esta parece ser la historia para todas las aplicaciones de cáñamo – está totalmente infravalorado. Es una alternativa muy viable al petróleo, se puede utilizar para construir viviendas ecológicas y de carbono negativo, puede producir plástico biodegradable, resistente y duradero, produce tejidos de alta calidad y sostenibles, e incluso tiene usos médicos y cosméticos. Parece que hay muy pocos aspectos de la vida que no se podrían mejorar con su uso.

Un perfecto ejemplo de esto es la industria automovilística. Se sabe que Henry Ford, el fundador de los coches Ford, fabricó un coche cuyo armazón estaba completamente hecho de plástico de cáñamo. Se comprobó que era 10 veces más fuerte que su contraparte de acero, además de más barato y más seguro de fabricar. Afortunadamente, este concepto se ha vuelto a retomar, y prácticamente todos los grandes fabricantes de automóviles están comenzando a incluir compuestos con base de cáñamo en sus últimos modelos de coches.

Para averiguar más acerca de las aplicaciones prácticas del cáñamo y sus numerosos usos, echa un vistazo a Top 10 de Usos del Cáñamo.

Repercusión ecológica del cáñamo

El cáñamo no sólo puede salvar la economía, también puede alterar el impacto ecológico del planeta de forma apreciable. No es sólo un cultivo práctico, es también medioambientalmente sostenible. El cáñamo toma grandes cantidades de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera para crecer, lo que hace que no solo sea neutral en carbono, sino además negativo. Cuando se combina esto con el hecho de que crece en tan solo cuatro meses y que es uno de los cultivos con una biomasa más alta del planeta, significa que grandes cantidades de carbono se pueden fijar y convertir en oxígeno – eliminándolo de la atmósfera. Incluso al procesar su fibra en productos - como una casa construida con hormigón de cáñamo - el carbono permanece fijado.

El cáñamo también beneficia al medioambiente en cuanto a la forma agrícola de cultivarlo. Gracias a su capacidad para acabar con la maleza invasiva y resistir plagas de manera natural, los granjeros pueden cultivar cáñamo de forma orgánica con muy poca dificultad - no hacen falta pesticidas ni herbicidas para que crezca sano. También está el hecho de que puede equilibrar y restaurar los nutrientes del suelo a la vez que elimina toxinas y sustancias químicas, lo que lo convierte en un cultivo ideal para rotar con otros – reacondicionando el suelo cada vez.

Entonces, ¿por qué no hay cáñamo en todas partes?

Aunque el cáñamo se puede cultivar legalmente en la mayor parte de Europa, es un cultivo que ocupa una parte muy pequeña del mercado agrícola – especialmente si se compara con sus niveles históricos. Fue alrededor de la época del descubrimiento del Nuevo Mundo cuando el cultivo del cáñamo despegó realmente, y en muchos lugares de América llegó a ser un requisito para los granjeros. Aunque en la actualidad es ilegal en los EEUU, antes de la prohibición se reconocía que los coches podían funcionar con combustible de cáñamo, y que el suministro global de papel se podía crear a partir de él.

Te preguntarás: si es legal en Europa, ¿por qué no se produce más? Pues bien, es ridículo, pero una de las razones es su percepción. El cáñamo es visto como algo demasiado cercano a la marihuana, y muchas personas no conocen la diferencia. Genera un aire de criminalidad y aversión entre la gente que no sabe mucho sobre el tema. Esto hace que los políticos no deseen que se relacione su nombre con ello, ni apoyar los cambios que favorecerían su cultivo, ni la industria que se puede desarrollar alrededor de él.

Esto nos lleva al siguiente punto: El cáñamo raramente se subvenciona como ocurre con otros cultivos. Resultado: Su precio es alto, demasiado alto, para ser económicamente tan viable como otros recursos.
Según el modelo tradicional de subvención, los gobiernos ofrecen incentivos a los granjeros para que cultiven ciertas cosechas que creen son necesarias. Para el granjero, es una decisión sencilla qué cultivar – un cultivo que el gobierno quiere, favorece y por el que paga. El cáñamo, por otro lado, puede ser difícil de vender a un buen precio. El cáñamo tiene las de perder casi todo el tiempo.

Dicho esto, la demanda de cáñamo ESTÁ aumentando, y si crece la demanda, también lo hará el suministro. El cáñamo se utiliza cada vez más como un recurso sostenible y seguro en las principales industrias, además de para producir una amplia gama de productos en un mercado creciente al por menor. En la actualidad hay 17.000 hectáreas de cáñamo en la UE – la cantidad más grande en 10 años. Lo que demuestra cómo aumenta la demanda, sobre todo en el mercado de la alimentación, la fibra, el aceite y los fármacos. Si se une esto al hecho de que la fibra de cáñamo europeo se perfila como la primera fibra natural del mundo con un certificado de sostenibilidad mundial, el futuro del cáñamo sólo puede ir hacia arriba.

Por qué el cáñamo es ilegal en EEUU

Hubo una época en la que todo granjero de Estados Unidos cultivaba cáñamo en sus campos. Pero todo cambió con la llegada de la industria sintética con base de petróleo. Había - y hay - montones de dinero para hacer con la fibra sintética y los medicamentos derivados del petróleo, pero sólo si no hay otra alternativa barata y natural en el mercado. En resumen: Para proteger sus finanzas, un gran número de industrias han conspirado para que esta planta sea ilegal. Para más información sobre el tema, echa un vistazo a nuestra entrada "Conoce a Tus Enemigos: Los Oponentes de la Legalización "

El cáñamo es una enorme amenaza para las industrias del petróleo, madera, fibra sintética, farmacéutica y prisión, que fabrican muchos productos, como combustibles, plásticos y papel, que se pueden fabricar con el cáñamo. Cuando el cannabis se declaró ilegal en EEUU, lo mismo ocurrió con el cañamo, y dio la casualidad de que dos de las más influyentes voces a favor de la prohibición del cannabis y financiadores de la campaña, eran dos personas con importantes intereses en las industrias petrolífera y maderera. Convirtiendo al cannabis en el chivo expiatorio y culpando a su uso por los crímenes de las minorías étnicas, consiguieron que el cannabis y el cáñamo se prohibieran de un plumazo.

El hecho es que la marihuana y el cáñamo son dos cosas completamente diferentes. Aunque pertenecen a la misma familia, el cáñamo solo contiene cantidades ínfimas de los compuestos psicoactivos encontrados en el cannabis medicinal. De hecho, el cáñamo industrial es definido por su falta de THC, y legalmente no puede contener más de 0,2 – 0,3 %.

Cómo el Cannabis beneficia a la economía

El cáñamo tiene un potencial masivo para producir recursos sostenibles, pero ¿y el cannabis? A través de la legalización, la regulación y los impuestos de marihuana medicinal y recreativa, se puede bombear una gran cantidad de dinero en la economía legal. Es un ejemplo de crecimiento económico que actualmente se puede ver en el estado de Colorado, donde la venta y uso recreativo de la marihuana han sido legalizados. Crea trabajo en abundancia, desde puestos directamente implicados en su producción y venta, hasta en la administración, suministro, trabajo manual, y hasta transporte por todo el estado.

Ojalá que Colorado se convierta en todo un ejemplo de cómo el cannabis puede beneficiar, no solo a los usuarios medicinales y recreativos, sino a la economía y a la sociedad en general. Es un enorme impulso al crecimiento económico, y seríamos unos necios si no lo aceptáramos.

comments powered by Disqus