Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Guía De Cultivo

Cultivos asociados para la marihuana: Caléndulas

Cultivos asociados para la marihuana Caléndulas

Los aficionados a la marihuana son un innovador grupo que busca constantemente nuevos umbrales de perfección en términos de eficacia medicinal y potencia recreativa. Entre las estrategias usadas por los cultivadores para obtener el máximo rendimiento, una potencia óptima y unas plantas saludables, se incluye el crecimiento fúngico de micorrizas con el fin de aumentar la absorción de nutrientes, varios métodos de entrenamiento y poda, y diversas técnicas para ahuyentar insectos e impedir la introducción de plantas macho en el medio de cultivo. Otro método muy útil y eficaz, del que hablaremos más adelante, es el cultivo asociado.

EN BREVE: ¿QUÉ ES EL CULTIVO ASOCIADO?

Un método que facilita un poco la difícil tarea del cultivo al aire libre. El cultivo asociado es una técnica de jardinería que se aprovecha de ciertas ocurrencias sinérgicas de la naturaleza; la asociación de ciertas plantas contribuye a un aumento de factores como la resistencia a las plagas y un crecimiento mejorado.

En nuestra detallada guía podrás leer la explicación completa de lo que son cultivos asociados.

CALÉNDULAS: UN EXCELENTE CULTIVO ASOCIADO PARA LA MARIHUANA

Un cultivo asociado que funciona especialmente bien con el cannabis es la caléndula. Se trata de una planta sumamente versátil que prospera y sobrevive en diversos tipos de suelo y que tolera muy bien tanto la sombra como el calor. La caléndula es una planta anual nativa del sur de Europa, que alcanza una altura de unos 30-50cm. Una vez asentada en el entorno de cultivo, tiende a crecer a una velocidad bastante rápida sin apenas cuidados.

Las caléndulas tienen un reluciente brillo anaranjado que alegra cualquier jardín. Pero esta característica va más allá de la simple estética. El resplandeciente color de esta coqueta flor, junto con su potente aroma, hace que sea extremadamente atractiva para ciertas plagas. Por ello, pueden servir como barrera protectora natural para tu cultivo de marihuana, atrayendo a insectos hambrientos y manteniéndolos alejados de tus preciados cogollos. Las caléndulas atraen escarabajos, saltahojas, el escarabajo mexicano del frijol y los nematodos.

caléndulas

La marihuana tiene propiedades repelentes de insectos y también se utiliza como cultivo asociado. Sus flores y hojas secas, así como sus extractos, ahuyentan insectos, nematodos, hongos y malezas nocivas, además de bacterias y protozoos. Además, los cannabinoides previenen y acaban con bacterias, hongos e insectos. Aunque el cannabis es una planta robusta y resistente, su emparejamiento con la caléndula en un cultivo asociado aumentará aún más su capacidad de defensa contra las amenazas ambientales.

La raíz de la caléndula francesa contiene una sustancia química tan potente que actúa como un eficaz plaguicida durante largos períodos de tiempo, incluso después de que la planta se haya secado o arrancado. Las caléndulas mexicanas producen un tipo aún más fuerte de esta sustancia, que también puede inhibir el crecimiento de otras plantas. Dicho esto, la caléndula es un revolucionario aliado para cultivadores orgánicos de marihuana que deseen abstenerse de pesticidas químicos. Esos productos son nefastos para el medio ambiente en general y para la salud humana. No tienen cabida en el cannabis si estás planeando inhalar el humo de esta planta.

Si vas a utilizar caléndulas como cultivo asociado, considera la posibilidad de crear una capa protectora de plantas alrededor de tu marihuana; colócalas bastante cerca, pero no demasiado como para que tengan que competir por espacio en la tierra. El poder de las caléndulas no está limitado al cultivo exterior, también se pueden sembrar en los tiestos de interior para que actúen como una capa de mantillo que proteja a la marihuana de plagas.