El Rol del Azúcar En Las Plantas De Marihuana

Te has pasado semanas asegurándote de que tus plantas de marihuana reciban suficientes nutrientes y has diseñado un ciclo de riego con un alto grado de precisión. Pero, ¿tienen tus plantas suficiente azúcar para desarrollar flores densas? Descubre por qué el azúcar es fundamental para el cultivo de cannabis, y cómo medirlo.

El Rol del Azúcar En Las Plantas De Marihuana

Azúcar. Para muchos de nosotros, este término evoca la imagen de un condimento blanco, cristalino y adictivo que se utiliza para endulzar alimentos. También es lo que le da a la fruta como plátanos y mangos su agradable sabor. Pero el azúcar es algo más que un edulcorante. Es una fuente de energía que está presente en el mundo natural, y desempeña un papel especialmente importante en el desarrollo de las plantas de cannabis.

¿QUÉ ES EL AZÚCAR (EN RELACIÓN CON EL CANNABIS)?

¿QUÉ ES EL AZÚCAR (EN RELACIÓN CON EL CANNABIS)?

Azúcar es un término genérico que abarca un gran conglomerado de moléculas. Los azúcares simples, como la glucosa o la dextrosa, son conocidos como monosacáridos (donde "mono" significa uno). Estas sencillas moléculas son la unidad más básica de hidratos de carbono, y están formadas por átomos de carbono, nitrógeno e hidrógeno. Estas pequeñas unidades pueden unirse para crear azúcares más complejos llamados disacáridos (donde "di" significa dos).

Las cadenas grandes de estas moléculas son la columna vertebral de carbohidratos complejos como los oligosacáridos y los polisacáridos. Pero la ciencia no considera estas sustancias como azúcares.

Quienes cultivan cannabis suelen estar tan ocupados preocupándose de los fertilizantes y el riego que a menudo ignoran la importancia que tiene el azúcar para sus plantas. Es cierto que la marihuana fabrica esta fuente de energía vital de forma independiente, pero es necesario que los cultivadores entiendan su papel crítico.

Profundicemos en la actividad del azúcar en las plantas de cannabis. Empezaremos hablando de la fotosíntesis y de cómo el azúcar mejora la producción de cogollos, y después analizaremos varias formas de controlar el nivel de azúcar de tus plantas.

LA IMPORTANCIA DE LA FOTOSÍNTESIS

LA IMPORTANCIA DE LA FOTOSÍNTESIS PARA AZÚCAR EN CANNABIS

Los humanos debemos alimentarnos de forma proactiva para obtener la glucosa que activa nuestras células y alimenta nuestro cerebro. Las plantas, por su parte, crean su propio suministro de azúcar mediante la absorción de los rayos del sol. Este proceso se conoce como fotosíntesis, una palabra de la que rápidamente nos olvidamos después de la clase de biología, pero que volvemos a recordar cuando empezamos a cultivar cannabis.

Las plantas son la única fuente de azúcares del mundo natural, a excepción de la lactosa, que se da en la leche y en algunas bacterias. En lo que respecta a la marihuana, la magia ocurre en sus hojas en forma de abanico.

Las células fotosintéticas de estas hojas tienen unos orgánulos especiales llamados cloroplastos. Estas estructuras contienen el pigmento clorofila, que da a muchas plantas su apariencia verde. Las moléculas de clorofila absorben la luz del sol y la convierten en trifosfato de adenosina (ATP), la moneda de la energía celular.
Pero la luz solar es solo una pieza del rompecabezas. Las plantas también utilizan el agua que absorben por las raíces y el dióxido de carbono que capturan a través de los estomas. Esta tríada fundamental converge para generar glucosa. Y a continuación, las plantas desprenden oxígeno como subproducto de esta reacción.

El azúcar también desempeña un papel vital en la estructura de las plantas. Estos seres en apariencia inteligentes unen las moléculas de glucosa para crear celulosa, una sustancia que les proporciona fuerza, estructura y forma.

LOS AZÚCARES REPERCUTEN DE FORMA DIRECTA EN EL CRECIMIENTO Y LA PRODUCCIÓN DE COGOLLOS

LOS AZÚCARES REPERCUTEN DE FORMA DIRECTA EN EL CRECIMIENTO DE LAS PLANTAS DE CANNABIS

Los azúcares son fundamentales durante todo el ciclo de crecimiento. Las plantas utilizan la glucosa derivada del ATP en reacciones fisiológicas clave implicadas en la respiración, la fotosíntesis y la formación de las paredes celulares.

La glucosa tiene un papel especialmente importante durante el período anterior a la reproducción. Para quienes cultiven, esto significa a mitad de la fase de floración. Los azúcares pasan a un primer plano tras unas cuatro semanas de floración. Durante este tiempo, las plantas utilizan estas moléculas para engordar sus cogollos.

Artículo Relacionado

Cómo Cultivar Cogollos Descomunales: 10 Pasos Para El Éxito

Los azúcares no solo contribuyen al tamaño y densidad de las flores, también se usan en la producción de resina y la formación de terpenos aromáticos. Estos últimos son los responsables del típico aroma de ciertas variedades de marihuana, y además tienen propiedades sedantes o vigorizantes.

DISTRIBUCIÓN DE LOS AZÚCARES EN EL CANNABIS

DISTRIBUCIÓN DE LOS AZÚCARES EN EL CANNABIS

Tras la fotosíntesis, las plantas distribuyen las moléculas de glucosa en zonas donde su demanda es mayor. Transportan azúcar en forma de savia, una sustancia viscosa que también contiene agua, minerales, aminoácidos y hormonas vegetales.

Las hojas de la planta de cannabis son conocidas fuentes de azúcar. Dentro de estas fuentes, la savia se introduce en el floema. El floema es un sistema de transporte con células especializadas. El agua se utiliza para generar presión en el floema y para transportar la savia y los azúcares a los sumideros, zonas donde se almacena y utiliza la glucosa. Estos sumideros incluyen zonas de crecimiento activo como flores, raíces y hojas. Los azúcares contribuyen al tamaño y crecimiento de las flores, un aspecto fundamental para todo cultivador de marihuana.

El azúcar también desempeña un papel clave en las raíces. Las plantas transmiten azúcares al suelo para alimentar microbios beneficiosos como bacterias y hongos micorrícicos. A cambio, estas formas de vida descomponen el material orgánico y aportan nutrientes a las raíces.

CÓMO COMPROBAR EL NIVEL DE AZÚCAR

CÓMO COMPROBAR EL NIVEL DE AZÚCAR EN CANNABIS

Los cultivadores pueden conseguir que sus plantas produzcan suficientes azúcares midiendo el contenido de glucosa de la savia. Si bien suena como un proceso complicado que solo puede llevarse a cabo en un laboratorio, en realidad lo puedes hacer en casa con una sencilla herramienta. Permítenos presentarte al refractómetro.

Los refractómetros son unos dispositivos baratos que se usan para medir el grado Brix, el grado en el que la luz se refracta al pasar a través de una solución. Hemos regresado a la clase de biología, y ahora es el momento de recordar algunas cosas de física.

En pocas palabras: refracción es la desviación de la luz que se produce cuando un rayo penetra en un prisma o un cuerpo de agua. Un rayo recto de luz creará un ángulo al pasar a través del objeto o solución. Este fenómeno se produce porque la luz se desvía cuando entra en un medio distinto.

Los refractómetros miden el ángulo de refracción en grados Brix (°Bx).

Antes de medir el contenido de azúcar, asegúrate de realizar varias lecturas a temperatura ambiente. Mira por el visor y ajusta el anillo de enfoque de modo que puedas ver claramente el interior. Retira la tapa y limpia cualquier resto de polvo para garantizar una lectura precisa. A continuación, usa una pipeta para lanzar un chorro de agua destilada sobre el prisma, y cierra la tapa. Encuentra una fuente de luz intensa, mira por el visor, y efectúa la lectura. El agua destilada deberá darte una medición de 0°Bx, lo que equivale a un 0% de azúcar.

Ahora es el momento de medir el nivel de azúcar de tus plantas de cannabis. Toma una muestra de savia de una hoja nueva y colócala en el prisma. Cierra la tapa y haz una lectura. 1°Bx equivale a 100 gramos de azúcar en una solución. Todo lo que supere los 12°Bx, o el 12%, es ideal. Cualquier medición inferior indica que a tu planta de marihuana le falta azúcar, lo que podría deberse a la ausencia de una luz intensa o de nutrientes.

4 MANERAS DE INFLUIR EN LA PRODUCCIÓN DE AZÚCAR DE LAS PLANTAS DE MARIHUANA

4 MANERAS DE INFLUIR EN LA PRODUCCIÓN DE AZÚCAR DE LAS PLANTAS DE MARIHUANA

Si a tu planta le falta azúcar, deberás estimular su producción añadiendo fuentes de azúcar o potenciando la producción con otros métodos.

1. DEFOLIACIÓN

Si a tu planta le falta azúcar, recortarla podría parecer ilógico, ya que las hojas ayudan a crear azúcar, ¿no? Cierto, pero al eliminar las hojas, las plantas redirigen su azúcar a los cogollos. El recorte, la poda o la defoliación (como quieras llamarlo) es una manera segura de aumentar el contenido de azúcar de las flores. Pero tampoco te excedas.

2. MELAZA

La melaza es un subproducto del refinado de la caña de azúcar. Muchos jardineros la utilizan para potenciar la vida microbiana de la zona radicular. Si a tus plantas les faltan nutrientes, es probable que no estén liberando tantos exudados como podrían para mantener los microbios beneficiosos con vida. Pon la melaza en la tierra para impulsar el crecimiento de microbios, lo que a su vez ayudará a que las plantas absorban nutrientes importantes para la floración. Mezcla dos cucharadas con cinco litros de agua tibia.

3. ILUMINACIÓN

Un bajo contenido de azúcar también podría ser consecuencia de una iluminación pobre. Las plantas necesitan mucha luz durante la fase vegetativa para poder realizar la fotosíntesis. Trata de suministrar a tus plantas unos 1.000W/m².

4. AMINOÁCIDOS

En el mercado hay varias fórmulas de aminoácidos que aumentan la producción de azúcar. Estos productos ayudan a crear clorofila, que a su vez potencia la capacidad de la planta para convertir la luz del sol en azúcar.