Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Guía De Cultivo

Temperatura En El Cuarto De Cultivo

Temperatura En El Cuarto De Cultivo

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL CONTROL AMBIENTAL DEL ENTORNO?

Unas plantas de cannabis productivas y de calidad sólo se pueden cosechar en un cultivo de interior que funcione bajo las condiciones óptimas. Esto significa que el cultivador deberá crear un microclima. Para lograr un control ambiental total, deberá usar el equipo y las herramientas necesarias desde el principio. Básicamente, el espacio de cultivo debe configurarse con el fin de obtener el máximo rendimiento. Desde el primer día. La marihuana tiene una merecida reputación como especie superviviente, pero si controlas su entorno, prosperará aún más.

¿CUÁL ES LA TEMPERATURA ÓPTIMA PARA CULTIVAR MARIHUANA?

La Temperatura Óptima Para Cultivar Marihuana

La temperatura óptima para el cultivo interior de cannabis se puede dividir en dos rangos. Para que sea más sencillo, vamos a incluir la fase de enraizamiento del plantón/esqueje y la etapa de crecimiento vegetativo propiamente dicha en la categoría de crecimiento vegetativo. La germinación deberá llevarse a cabo a temperatura ambiente. Recomendamos el método de Smart Start.

  • CRECIMIENTO VEGETATIVO

Independientemente de la variedad de cannabis que cultives, crecerá mejor desde el día que brote hasta el primer día de la floración, si mantienes la misma temperatura. De 20 a 28°C durante el periodo de luz, y de 15 a 20°C durante el de oscuridad. Estas son las temperaturas clave para los ciclos de luz y oscuridad.

Las plantas que reciben 24 horas de luz tienden a ser ligeramente más compactas. Esto es debido a un menor espaciamiento internodal que cuando se aplica un ciclo de 18/6 o 20/4. Pero un ciclo de luz continuo aumenta la necesidad de renovación del aire. Los ventiladores de entrada y de extracción deberán estar funcionando para impedir que se acumule un exceso de calor en el cuarto.

  • FLORACIÓN

En cuanto cambies a un ciclo de 12/12 para las variedades de fotoperíodo, o cuando empiecen a salir los primeros pelos blancos en las autoflorecientes, deberás ajustar la temperatura. Las plantas de cannabis que florecen en entornos con temperaturas ligeramente más frías, prosperan mejor. Una temperatura inferior a la del período vegetativo ayuda a desarrollar unos perfiles cannabinoides y terpenoides más diversos. Si mantienes la temperatura dentro de un rango de 20 a 26°C durante la floración, te asegurarás de que el exceso de calor no acabe con muchos de los preciados compuestos del cogollo. Una vez más, durante el ciclo de oscuridad, deberás mantener una temperatura de entre 15 y 20°C.

¿QUÉ ES LA HR?

Qué Es La HR

En este punto, debemos explicar brevemente qué es la humedad relativa (HR), además de su relación con la temperatura. Se trata del porcentaje de humedad que hay en el aire a una temperatura determinada. Un higrómetro o un termómetro digital son unas herramientas esenciales que te ayudarán a controlar ambas variables. Durante la fase de crecimiento vegetativo, las plantas de cannabis prefieren una HR alta, de entre un 50 y un 75%. En contraste, durante la floración, una HR baja de 40-60% es lo ideal, y reduce el riesgo de que se produzca moho. Para decirlo de forma más concisa, cuanta más alta sea la temperatura, más baja debe ser la humedad.

CÓMO INFLUYE EL ENTORNO EN LA TEMPERATURA

Cómo Influye El Entorno En La Temperatura

  • LUZ Y CALOR

Como es natural, las luces que elijas influirán enormemente en la temperatura del cuarto de cultivo. La iluminación es la parte más importante de todo kit de cultivo. Las lámparas HID producen mucho calor. Las HPS y MH de 250-1000W siguen siendo las más utilizadas por los cultivadores caseros. A la hora de elegir tu iluminación, también deberás seleccionar un sistema de ventilación capaz de ocuparse del exceso de calor.

Las luces CFL y LED son mucho más frías, y además ayudan a reducir la factura eléctrica, pero también tienen inconvenientes. Las lámparas CFL son una fuente económica de luz blanca fría, perfecta para el crecimiento vegetativo; lamentablemente, el espectro de estas luces ha decepcionado a muchos productores con unos bajos rendimientos llegado el momento de la cosecha. Las luces LED de alta gama son una inversión costosa, aunque algunas superan a las HID con una emisión de calor mucho menor.

  • CIRCULACIÓN DEL AIRE

La circulación del aire es vital para la salud de tus plantas de cannabis. Un ventilador oscilante que proporcione una ligera brisa sobre el dosel, puede hacer maravillas. A medida que las colas se alargan y se acercan a la luz, la temperatura será más alta en el extremo de las flores.

El flujo de aire también es un factor esencial en cuartos de cultivo interior de todos los tamaños. Se debe introducir aire fresco y eliminar el aire caliente y viciado. La única forma de conseguir esto es mediante el uso de un ventilador de entrada y un extractor. Su potencia dependerá del tamaño del área de cultivo y de la cantidad de calor que desprendan las lámparas.

CONSEJOS PARA CLIMAS CÁLIDOS

Consejos Para Climas Cálidos

  • CULTIVA POR LA NOCHE

Una solución sencilla y eficaz, especialmente para la marihuana de fotoperíodo, es cultivarla por la noche. Si ajustas los temporizadores de luz para que se encienda durante la noche, cuando el ambiente es más fresco, podrás reducir la temperatura de tu operación de cultivo en algunos grados. Incluso con las autos, puedes aplicar un ciclo de 18/6 o 20/4, y el ciclo de oscuridad durante las horas más calurosas del día.

  • AIRE ACONDICIONADO

La mejor solución para las temperaturas altas es el aire acondicionado. Si te puedes permitir tener aire acondicionado en el cuarto de cultivo, no dudes en utilizarlo para conseguir la temperatura adecuada.

  • CO2

La adición de CO₂ merece un debate mayor que no podemos incluir aquí, pero basta con decir que si lo haces, la temperatura óptima será más alta, de entre 30 y 35°C. Si cultivas en el interior durante un verano caluroso, el CO₂ podría ser una alternativa al aire acondicionado.

CONSEJOS PARA CLIMAS FRÍOS

Consejos Para Climas Fríos

  • CALEFACCIÓN

Cuando hace frío fuera, subes el termostato, y lo mismo se puede aplicar al cuarto de cultivo. Si hace demasiado frío y no puedes añadir más luces, necesitas un radiador. No lo coloques dentro del armario de cultivo; es más seguro calentar toda la habitación. Los ventiladores calefactores pueden ser peligrosos. Si tienes, utiliza la calefacción central de la casa.

  • AÑADE MÁS LUCES

La solución más lógica para calentar una operación de cultivo es añadir más luces. Si te puedes permitir el gasto, es una estupenda forma de aumentar la temperatura y potenciar la producción.