Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Investigación sobre el Cannabis: General

Esta sección se centra en la investigación científica sobre el uso de cannabis no relacionado con ninguna dolencia en particular.

Estudios:

1) Marijuana Use and Mortality (1997)

Esta investigación fue un enorme estudio financiado por el Instituto Nacional Americano del Uso Indebido de Drogas. Se constató que el uso de cannabis no causa un aumento significativo de la probabilidad de mortalidad (muerte). Se llegó a la conclusión de que cualquier riesgo de muerte asociado con el cannabis fue causado por el uso en tándem del tabaco. Publicado en el American Journal of Public Health.

2) Does Marijuana Use Have Residual Adverse Effects on Self-Reported Health Measures, Socio-Demographics or Quality of Life? A Monozygotic Co-Twin Control Study in Men (1997)

Este estudio evaluó la forma en la que el uso de cannabis a largo plazo y de forma intensiva afecta a adultos jóvenes. Con gemelos idénticos, uno de los cuales era un usuario empedernido y el otro no, se averiguó que el uso de la marihuana no tenía importantes consecuencias negativas en la salud mental o física, aspecto socio-demográfico o de calidad de vida. Publicado en la revista Addiction.

3) Marijuana and Medicine: Assessing the Science Base (1999)

La investigación indicó que había una gran base científica que apoya el uso de la marihuana con fines médicos, y que había poca alternativa de tratamiento para aquellos que sufren de condiciones crónicas. Esta investigación fue realizada por el Instituto de Medicina a petición de la Casa Blanca. El gobierno esperaba que el resultado fuera negativo, y prefirió ignorarlo por completo cuando vio que no iba a su favor. Como resultado, el co-autor de la investigación, John A. Benson, se presentó en el New York Times con la investigación, indicando la forma en la que el gobierno hubiera preferido que la investigación nunca hubiera tenido lugar antes de admitir que la marihuana podría ser beneficiosa para la gente. Publicado por la National Academy Press.

4) Reassessing the Marijuana Gateway Effect (2002)

Esta investigación tuvo como objetivo explorar si la marihuana es la puerta para otras drogas más duras. Los activistas pro-prohibición describen cómo las estadísticas indican que las personas que usan marihuana son más propensas a usar drogas más duras que aquellos que nunca la han probado. Se llegó a la conclusión de que resultaba más probable que habría un deseo subyacente de probar drogas, siendo el cannabis la más fácilmente disponible. Las personas que tienen esta disposición tienen la misma probabilidad de usar drogas más fuertes hayan consumido o no cannabis con anterioridad. Publicado en la revista Addiction.

5) Informing America’s Policy on Illegal Drugs: What We Don’t Know Keeps Hurting Us (2001)

Este documento describe que la prohibición y la guerra contra las drogas no detiene el uso de drogas. Realizado por el Consejo Nacional de Investigación, bajo la dirección de la Casa Blanca, se analizaron datos federales sobre el uso de drogas. Se constató que había "poca relación aparente entre la gravedad de las sanciones previstas por el consumo de drogas y la prevalencia o frecuencia de uso". Esto sugiere que no hay ninguna prueba de que la prohibición funcione. Publicado por la National Academy Press in America.

6) The Limited Relevance of Drug Policy: Cannabis in Amsterdam and San Francisco (2004)

Esta investigación se llevó a cabo como una empresa conjunta entre científicos holandeses y americanos, apoyados por el Instituto Nacional Contra el Abuso de Drogas. Su objetivo era explorar las diferencias entre el consumo de cannabis en San Francisco, donde su uso recreativo es ilegal, y Amsterdam, donde uso recreativo es tolerado. Se comprobó que no existe diferencia estadística significativa entre los dos lugares, excepto una. El uso permanente de drogas duras en San Francisco fue significativamente mayor que en Amsterdam, donde el uso de la marihuana es "legal". Lo que esto sugiere es que la prohibición no solo no detiene el uso de marihuana, sino que también actúa como puerta de enlace, causando un mayor uso de drogas duras. Publicado en el American Journal of Public Health.

Volver 

Zamnesia

Cepas ricas en CBD y Aceite de CBD